fbpx Saltar al contenido

¿Cuáles son los supositorios para las hemorroides?

Las hemorroides son la inflamación e hinchazón de tejido en la zona anal, las cuales pueden tener distintos tamaños y pueden ser internas o externas. Y aunque, en la mayoría de los casos, las hemorroides desaparecen por sí solas, la solución para este padecimiento –cuando la incomodidad y dolor es insoportable– es solo a través de cirugías.

Actualmente existen diferentes tratamientos que pueden disminuir los síntomas incomodos que producen las hemorroides como el escozor doloroso, la picazón, así como proteger de la irritación.

A continuación, enlistaremos algunos supositorios para hemorroides que ayudarán a aliviar temporalmente los síntomas menores de este diagnóstico:

Procto-Glyvenol

Procto-Glyvenol es empleado para tratar la inflamación y comezón, en la región anal, por hemorroides internas. Está compuesto por Tribenósido y Lidocaína, ambos principios activos ayudan a mejorar el tono muscular de las venas y facilitar la circulación sanguínea.


Xyloproct Plus

Xyloproct, o Xyloproct Plus, es un medicamento antihemorroidal con efectos anestésicos y antiinflamatorios. Su función principal es anestesiar la zona anal y lubricarla para contrarrestar los síntomas que ocasiona mala defecación.

Desyn-N

Desyn-N también es un medicamento indicado en el tratamiento de las manifestaciones dolorosas o pruríticas de la irritación anorrectal como consecuencia de las hemorroides. Al igual que los anteriores fármacos su propósito es anestesiar la zona anal para disminuir la incomodidad y el escozor doloroso.

Noladerm

Noladerm además de ser tratamiento para aliviar el dolor, prurito y malestares derivados de las hemorroides, también está indicado para tratar fisuras anales y criptitis, además sirve como un pre y postoperatorio en cirugía proctológica y en exámenes anorrectales.

¿Cómo prevenir las hemorroides?

Una de las medidas más importante para prevenir la aparición de hemorroides es evitar el estreñimiento, ya que las heces muy duras y el esfuerzo al defecar y continuado son algunos factores importantes para su desarrollo, señalan los especialistas.

De acuerdo con varios médicos, algunos de los consejos para evitar su aparición se encuentran:

  • Beber agua.
  • Durante el embarazo es importante evitar el estreñimiento dado que ambas situaciones pueden acelerar el desarrollo de patología hemorroidal.
  • Evitar el excesivo consumo de carnes.
  • Evitar permanecer más tiempo del necesario sentado en la taza de baño.
  • Mantener una vida activa y hacer ejercicio de manera regular.
  • Tener un ritmo defecatorio establecido y evitar retrasarlo si se tiene necesidad.
  • Tener un equilibrio intestinal normal con la ingesta de una dieta rica en fibra.