Ir al Contenido

Colesterol

El colesterol es un lípido –grasa- indispensable para la vida humana. Es decir, nuestro cuerpo necesita el colesterol no sólo para la construcción de células sanas, sino para que nuestro organismo pueda realizar diversas funciones, entre las que destacan:

  • Producir hormonas
  • Elaborar ácidos biliares
  • Sintetizar vitaminas y proteínas

¿Qué es la hipercolesterolemia?

Desafortunadamente, el alto contenido de colesterol en sangre (hipercolesterolemia) provoca que éste se acumule en las paredes arteriales y venosas, formando depósitos grasos. Con el tiempo, esto puede ser contraproducente para la salud, pues los depósitos impiden que la cantidad necesaria de sangre fluya a través de las arterias, aumentando el riesgo de sufrir un ataque al corazón, derrame cerebral o trombosis.

Actualmente se estima que alrededor de una cuarta parte de la población mundial tiene altos niveles de colesterol en sangre.

¿Cómo sé si tengo el colesterol alto?

La hipercolesterolemia es una afección asintomática, es decir, no desarrolla síntomas notorios en etapas tempranas. Por ello, los médicos recomiendan revisar anualmente los niveles de colesterol a partir de los 20 años de edad.
Por otro lado, los factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar hipercolesterolemia son:
• Herencia genética
• Padecer enfermedades como obesidad, hipertensión arterial o diabetes
• Fumar
• Ingerir bebidas alcohólicas en exceso
• Ser sedentario

Tipos de colesterol

El colesterol se divide en dos tipos:

Colesterol LDL (formado por lipoproteínas de baja densidad).

Considerado como “malo” se encarga de transportar el colesterol desde el hígado hacia todas las células del organismo. En exceso, se deposita en las paredes de las arterias, afectando el flujo sanguíneo y aumentando el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.

Colesterol HDL (formado por lipoproteínas de alta densidad).

Considerado como “bueno”, se encarga de quitar el exceso de colesterol LDL del torrente sanguíneo y de las paredes venosas y devolverlo al hígado. Los altos niveles de HDL reflejan un sistema metabólico saludable.

¿Cómo curar el colesterol alto?

A partir del diagnóstico y durante el tratamiento de una persona con colesterol alto, habrá diversos especialistas que formarán parte del equipo de atención integral al paciente. Entre ellos están:

  • Cardiólogo. Médico especialista en la prevención, detección y tratamiento de las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Un cardiólogo se encargará de evaluar el riesgo del paciente de padecer enfermedades del corazón relacionadas con los niveles altos de colesterol, así como la presencia de otras enfermedades como la diabetes mellitus, hipertensión y otros problemas endocrinológicos.
  • Geriatra. Médico que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del adulto mayor.
  • Ginecólogo. Médico que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades de la mujer.
  • Médico General. Se encarga de la prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades desarrolladas a cualquier edad, es decir, puede atender tanto a niños como a personas de la tercera edad. Probablemente este médico sea quien diagnostique por primera vez al paciente con colesterol alto.
  • Nutriólogo. Profesional capacitado para elaborar planes de alimentación para diversos tipos de pacientes. Debido a que las personas con colesterol alto deben mantener sus niveles dentro de los rangos normales, el monitoreo en la dieta de estos pacientes será crucial.

¿Cómo hacerme un análisis de sangre para saber si tengo colesterol?

La mayoría de las veces los niveles altos de colesterol se detectan de forma incidental en estudios sanguíneos de rutina. Por ello, es importante seguir las siguientes recomendaciones para que la medición de los niveles de colesterol en sangre sea más certera.
• Antes de someterte a un análisis de sangre realiza un ayuno de 8 horas.
• Suspende la ingesta de alimentos altos en carbohidratos o grasas en la comida previa al comienzo del ayuno.
• Evita la ingesta de bebidas alcohólicas dos días antes de la prueba.

Todo lo que debes saber del colesterol

Es muy probable que desde tu diagnóstico inicial y a lo largo de tu tratamiento surjan preguntas o inquietudes respecto al manejo o a la evolución de la hipercolesterolemia. ¡Aclara todas tus dudas con nuestra guía de preguntas! Éstas podrían ser útiles para que tú y tu doctor tomen decisiones informadas y acertadas respecto a tu enfermedad.
Sobre la enfermedad

1. ¿Los triglicéridos y el colesterol malo son lo mismo?

2. ¿Con qué frecuencia se deben monitorear los niveles de colesterol en sangre?

3. ¿Es posible tener altos los niveles de triglicéridos pero normales los niveles de colesterol?

4. ¿El riesgo de padecer una enfermedad del corazón aumenta debido a la presencia de niveles altos de colesterol en sangre?

Todo lo que debes saber del tratamiento del colesterol

1. ¿Quién es el médico especialista para el tratamiento de la hipercolesterolemia?

2. ¿Hay ciertos medicamentos que deban tomarse de por vida?

3. ¿Se puede suspender el tratamiento en cuanto los niveles de colesterol vuelvan a sus valores normales?

4. ¿Los medicamentos para tratar esta afección tienen efectos secundarios?

5. ¿El colesterol puede reducirse con el consumo de suplementos?

¿Es hereditario el colesterol ?

1. ¿Esta afección es hereditaria?

2. ¿Los niños y adolescentes también deben revisar con regularidad sus niveles de colesterol?

3. ¿Los cambios en la alimentación pueden reducir los niveles de colesterol?

4. ¿Es necesario acudir con un nutriólogo?

5. ¿Bajar de peso y hacer ejercicio pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol?

¿Cómo se diagnostica el colesterol alto?

Como punto de partida es importante tomar en cuenta que un análisis de sangre no es útil para realizar un diagnóstico si éste únicamente determina la cantidad total de colesterol, ya que si el colesterol “bueno” (HDL) se encuentra elevado el paciente no requerirá seguir un tratamiento médico.
Por ello, para poder evaluar el estado del paciente y hacer un diagnóstico certero será necesario realizar un perfil completo de lípidos.

Tratamientos más comunes para el colesterol alto

Sin duda, la educación y cooperación por parte del paciente serán la piedra angular del tratamiento, pues al seguir las recomendaciones médicas y cumplir las metas establecidas disminuirá su riesgo de sufrir infartos, derrames cerebrales y otras complicaciones.
Dichas recomendaciones médicas incluyen la combinación de dos principales factores:

• Una dieta estricta. Ésta ayudará a reducir los niveles de colesterol malo y de triglicéridos.

• Ejercicio. Practicar algún tipo de actividad física durante 30-60 minutos diarios incrementará los niveles de colesterol bueno.

Medicamentos para el colesterol

Los fármacos se prescriben cuando, a pesar de seguir una alimentación especial y una rutina de ejercicio, el paciente no ha podido alcanzar los niveles deseados de colesterol.

Las funciones de este tipo de medicamentos son, principalmente, disminuir la producción de colesterol en el cuerpo, reducir la absorción de colesterol en el tracto gastrointestinal e inhibir la acumulación de lípidos en las arterias.
Entre los medicamentos más comunes están:
• Estatinas. Disminuyen la producción hepática de colesterol, al inhibir la enzima que el hígado necesita para formarlo.

• Secuestradores de ácidos biliares. En conjunto con las estatinas, se encargan de disminuir el colesterol LDL.

• Fibra y vitaminas. Se encargan de reducir los niveles de triglicéridos y colesterol LDL, al tiempo que elevan el colesterol HDL.

¿Cuáles son los rangos normales de colesterol en sangre?

¡Consúltalos en la siguiente tabla!

Prueba
Rango NormalRango LímiteFuera de rango
Colesterol total<200 mg/dL200 – 239 mg/ dL>240 mg/dL
Colesterol LDL (malo)<100 mg/ dL100 – 159 mg/dL160 – 189 mg/ dL
Colesterol HDL (bueno)>60 mg/dL40 – 60 mg/ dL<40 mg/ dL
Triglicéridos<150 mg/dL150 – 200 mg/dL
>200 mg/dL