fbpx Saltar al contenido
Compra fácil y seguro
Farmacia Prixz
Descarga

¡Obtén 100 de regalo + ENVÍO GRATIS! Da click aquí

Cirugía Maxilofacial: ¿Qué es y para qué sirve?

Cirugía Maxilofacial: ¿Qué es y para qué sirve?
* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

La Cirugía Maxilofacial es la especialidad médica que se dedica al estudio, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las estructuras anatómicas de la cara, el cráneo, cabeza y cuello, como también de la cavidad oral, maxilares y dientes.

Por ello el cirujano maxilofacial está especializado y tiene amplios conocimientos en cirugía oral y maxilofacial, que incluye las extracciones complicadas como las muelas del juicio, injertos óseos e implantes dentales, entre otros tratamientos.

La mayoría de los padecimientos que se atienden en la especialidad maxilofacial son las deformidades craneofaciales, tales como el paladar hendido y labio leporino, los cuales se originan durante el proceso embrionario.

¿Cuál es el costo de una Cirugía Maxilofacial?

El costo de una Cirugía Maxilofacial puede ir desde los 90 mil pesos mexicanos o más, pero siempre variará según el hospital, los procedimientos a realizar y el médico tratante.


Descargue hoy mismo la aplicación de Prixz para obtener los mejores precios de medicamentos, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Recuerde que desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

¿Qué intervenciones realiza la Cirugía Maxilofacial?

La Cirugía Maxilofacial abarca una gran variedad de procedimientos de alto nivel y complejidad, tales como:

Extracciones dentales o exodoncias:

  • Muelas del juicio
  • Dientes de leche que no caen
  • Tratamiento para hacer espacio
  • Dientes fracturados o con caries

Cirugía mandibular correctiva

  • Fracturas maxilofaciales
  • Mordida incorrecta o malaoclusión
  • Bruxismo o rechinamiento de los dientes
  • Síndrome de la articulación temporomandibular (ATM)

Implantes Dentales y reconstrucción de mandíbula. 

¿Quién puede someterse a la Cirugía Maxilofacial?

Este procedimiento va dirigido a todas aquellas personas con:

  • Problemas con las muelas del juicio
  • Síndromes craneofaciales complejos
  • Determinadas secuelas de traumatismos faciales
  • Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS)
  • Anomalías del crecimiento y desarrollo maxilo-mandibulares

De manera general, podemos afirmar que la cirugía maxilofacial se puede realizar tanto en personas adultas como en niños.

Sin embargo, dado que engloba diferentes tipos de intervenciones, es necesario destacar que cada una de estas cirugías puede tener unas contraindicaciones diferentes.

¿Qué diferencia hay entre un dentista y un maxilofacial?

La diferencia entre un odontólogo y un cirujano maxilofacial son sus respectivos estudios, ya que un dentista debe estar graduado en odontología, mientras que un cirujano maxilofacial debe estarlo en medicina y especializado en cirugía maxilar.

La diferencia entre un cirujano maxilofacial y un odontólogo es que el primero es un médico con especialidad en cirugía, y los especialistas en cirugía maxilofacial tienen una formación que reúne conocimientos dentales y quirúrgicos en cabeza y cuello.

La preparación de los cirujanos también incluye enfermedades de las glándulas salivares, de la articulación mandibular y de la erupción dentaria, reconstrucción ósea de los maxilares y rehabilitación con implantes dentales.

¿Cómo se realiza una Cirugía Maxilofacial?

El protocolo general de evaluación y tratamiento de una Cirugía Maxilofacial se divide en:

Estudio y planificación

Obtener un diagnóstico preciso es clave para planificar detalladamente todo el proceso, por ello esta parte se realiza de forma conjunta entre el cirujano y odontólogo.

El estudio consiste en un análisis facial, un análisis de modelos, radiografías, un estudio de tejidos blandos y un estudio tridimensional; el resultado que se obtiene de los diferentes estudios permite valorar correctamente los aspectos que deben ser modificados.

Ortodoncia

Hay casos que requieren de la aplicación de ortodoncia antes de pasar a la intervención y su principal función es rectificar la mala colocación dental.

Además, esta fase suele durar 18 meses, pero en procesos urgentes o graves la intervención va a convertirse en la prioridad del equipo sanitario.

Intervención quirúrgica

En esta fase se procede a intervenir la enfermedad o lesión maxilofacial que presente el paciente, para ello se puede emplear anestesia local o general, según la complicación del caso y la extensión de la zona a operar.

Postoperatorio

El postoperatorio conlleva una inflamación que puede permanecer en la zona intervenida entre 6 semanas y 6 meses, pero variará en función de la capacidad de recuperación de cada persona.

Para ayudar y agilizar el proceso de curación, se recomienda aplicar compresas de hielo, dormir con la cabeza elevada y aumentar la actividad física.

¿Cuánto tiempo se recupera de una cirugía maxilofacial?

El tiempo de recuperación de la mandíbula lleva unas 6 semanas después de la operación, pero la recuperación completa puede llevar hasta 3 meses.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de no retirar las muelas del juicio?

En caso de no retirar las muelas del juicio es probable que presente:

  • Inflamación de la encía, dolor y sangrado
  • Formación de quistes en la mandíbula y en el maxilar
  • Mal olor y sabor en la boca provocado por acumulación de alimento
  • Presencia de caries profundas en el diente anterior a la muela del juicio

No olvide consultar: Puentes Dentales: ¿Qué son y para qué sirven?

¿Qué cuidados se deben tener después de una cirugía maxilofacial?

Después de una Cirugía Maxilofacial deberá cuidar la higiene bucodental para evitar infecciones y problemas en el postoperatorio, siguiendo las indicaciones del especialista.

Tampoco deberá hacer deporte o fumar, tanto para mejorar el proceso de cicatrización como por salud en general, y tomar los antibióticos y antiinflamatorios prescritos.