Ir al Contenido

Tamex: ¿Qué es y para qué sirve?

Tamex: ¿Qué es y para qué sirve?

Tamex es un medicamento útil para tratar los síntomas de alergias a la vez que es capaz de desinflamar zonas que pueden ser afectadas por estas mismas reacciones.

Entre los casos que puede aliviar, están:

    • Angioedema.
    • Asma alérgica.
    • Conjuntivitis e iridociclitis por alergia.
    • Dermatitis seborreica.
    • Dermatosis atópica.
    • Neurodermatitis.
    • Reacciones alérgicas a alimentos.
    • Reacciones alérgicas a medicamentos.
    • Reacciones alérgicas a picaduras o mordidas de insectos.
    • Rinitis alérgica estacional o perenne (secreción nasal, picazón en nariz, ojos llorosos, etcétera)
    • Urticaria

¿Qué contiene Tamex?

Tamex está compuesto con betametasona y loratadina. La betametasona es una corticoide que funciona como antiinflamatorio; mientras que la loratadina es un antihistamínico de segunda generación, con lo cual, es capaz de detener los molestos síntomas ocasionados por las alergias.

Es importante señalar que la loratadina es de segunda generación, ya que eso implica que ofrece menos efectos sedantes sobre el paciente que sus antecesores.

¿Cómo tomar Tamex?

La vía de administración es oral.

Generalmente, la dosis es la siguiente:

  • Adultos: Tomar 1 tableta 2 veces al día.
  • Niños de 4 a 6 años (menor a 30 kg): Tomar 2.5 ml (media cucharadita) 2 veces al día.
  • Niños de 7 a 12 años (mayor a 30 kg): Tomar 5 ml (una cucharadita) 2 veces al día.

Presentaciones de Tamex

Tamex es elaborado por laboratorios Serral y puede ser hallado en 2 presentaciones:

  • Caja con 10 tabletas de 5 mg de loratadina y 0.25 mg de betametasona cada una. Esta presentación es la más común.
  • Frasco con 60 ml de solución con 5 mg de loratadina y 0.25 mg de betametasona en cada mililitro.

La presentación de solución es difícil de hallar, en cambio, su equivalente en genérico puede ser más accesible.

Recuerda que el uso de este producto es responsabilidad de quien lo usa y quien lo recomienda.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Tamex?

Si necesitas adquirir este medicamento, lo puedes hallar algunas farmacias físicas y en línea del país. El precio dependerá de la presentación que elijas.

  • Caja con 10 tabletas de 5/0.25 mg; su precio ronda entre los 40 y 60 pesos mexicanos.
  • Frasco de Betametasona con Loratadina, su precio ronda entre los 70 y 90 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir Tamex en farmacias Prixz, Smartclub, San Pablo, Farmalisto, Benavides, Del Ahorro, entre otras.

Tamex y alcohol

La toma de alcohol durante el tratamiento con Tamex está contraindicada. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas potencian los efectos secundarios del fármaco, por lo cual, se puede poner en riesgo la integridad del paciente.

Asimismo, Tamex es metabolizado por el hígado, por lo que, si existe un exceso de alcohol, puedes provocar que el hígado se sature y no pueda procesar correctamente el medicamento.

Contraindicaciones de Tamex

Antes de iniciar un tratamiento con Tamex, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a la fórmula.
  • Infecciones micóticas sistémicas.
  • Obstrucción vesicular.
  • Hipertrofia prostática.
  • Retención urinaria.
  • Hipocaliemia.
  • Embarazo y lactancia.
  • Pacientes con tratamiento con IMAO.

Precauciones

  • Insuficiencia hepática grave.
  • Infección severa, cirugía o herida.
  • Puede ocurrir insuficiencia corticosuprarrenal secundaria por interrupción del medicamento.
  • Hipoertiroidismo.
  • Cirrosis.
  • VHS ocular.
  • Colitis ulcerativa inespecífica.
  • Úlcera péptica activa o latente.
  • VHS ocular.
  • Insuficiencia renal.
  • Hipertensión arterial.
  • Hipertensión.
  • Miastenia gravis.
  • Limitar el uso de sal y potasio, los corticosteroides pueden aumentar la presión arterial.
  • Evitar exposición a varicela y sarampión.
  • Tuberculosis latente.

Efectos secundarios de Tamex

Este medicamento puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Somnolencia.
  • Boca seca.
  • Náuseas.
  • Gastritis.
  • Retención de sodio.
  • Pérdida de potasio.
  • Retención de líquidos.
  • Debilidad muscular.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Osteoporosis.
  • Úlcera péptica.
  • Pancreatitis.
  • Distensión abdominal.
  • Mayor sudoración.
  • Visión borrosa.
  • Alteraciones del hígado.
  • Mareos.