Ir al Contenido

Xanax: ¿Qué es y para qué sirve?

Xanax: ¿Qué es y para qué sirve?

El Xanax es uno de los nombres genéricos del Alprazolam, un fármaco de las benzodiazepinas, que tiene propiedades sedantes, hipnóticas y funciona como ansiolítico.

También está indicado en el tratamiento agudo de las crisis de angustia y ansiedad con síntomas de depresión, asociada con la abstinencia al alcohol, así como ciertos desórdenes gastrointestinales, cardiovasculares y ataques de pánico.

Presentaciones de Xanax

El Xanax o Alprazolam puede ser encontrado en cajas con 10, 30, 60 y 90 tabletas de 0.25 mg, así como en cajas con 30, 60 y 90 tabletas de 0.5, 1 o 2 mg.

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de Alzam®, Tafil®, Farmapram®, Neupax®, Pisalpra®, Tazun® y Zamoprax®.

¿Qué efectos tiene el Xanax?

Al tratarse de un ansiolítico tiene una acción depresora en el sistema nervioso, por lo que generalmente se receta por periodos cortos, debido a su alto nivel adictivo.

El Xanax también es un potenciador de sustancias como el alcohol, psicotrópicos y otros fármacos, por lo que su consumo combinado puede causar la muerte del individuo por complicaciones cardíacas.

¿Qué pasa si se toman 3 pastillas de Alprazolam o Xanax?

En caso de sobredosis por Xanax o Alprazolam se deberá buscar atención médica de emergencia, ya que podría ser fatal.

Los síntomas más comunes de una sobredosis pueden incluir: somnolencia extrema, confusión, debilidad muscular, pérdida del equilibrio y/o sensación de desmayo.

¿Cuánto tiempo dura Xanax?

El Xanax tiene una duración en el cuerpo humano de aproximadamente 11 horas, alcanzando sus niveles máximos en la sangre a las 2 primeras horas de haberlo consumido; aunque en cuestión de efectos deja de sentirse a partir de las 4 horas.

Dosis de Xanax

Vía de administración: Oral.

Adultos con estados de ansiedad o angustia:

  • Dosis inicial: De 0.25 a 0.50 mg y administrada 3 veces al día.
  • Dosis usual de tratamiento: De 0.5 a 4.0 mg diarios, administrar en dosis divididas.

Pacientes geriátricos o debilitados:

  • Dosis usual de inicio: De 0.25 mg.
  • Dosis usual de tratamiento: De 0.5 a 0.75 mg diarios en dosis divididas, las cuales se pueden incrementar si es necesario y se toleran.

Importante, si ocurre cualquier efecto secundario se recomienda reducir la dosis prescrita y consultar inmediatamente a su médico.

Contraindicaciones y advertencias de Xanax

El Xanax está contraindicado en pacientes con sensibilidad conocida al Alprazolam, a las benzodiazepinas y/o a cualquier componente de la fórmula.

No debe ser administrado a pacientes con glaucoma de ángulo cerrado o miastenia grave, y tampoco debe ser usado durante el embarazo y la lactancia.

Advertencias:

  • No se debe operar vehículos motorizados o realizar actividades peligrosas mientras se esté tomando Xanax.
  • No debe ser administrado junto con alcohol y/o en estados etílicos.
  • Informe a su médico si tiene o ha tenido depresión, intenciones de suicidarse, si sufre alcoholismo o ha consumido drogas ilegales.

Efectos secundarios de Xanax

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Somnolencia
  • Cansancio
  • Mareos
  • Insomnio
  • Problemas de memoria
  • Mal equilibrio o coordinación
  • Dificultad para hablar y concentrarse
  • Irritabilidad
  • Diarrea o estreñimiento
  • Sudoración excesiva
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas, vómitos y malestar estomacal
  • Visión borrosa
  • Debilidad muscular

¿Cuál es el precio de Xanax?

El Xanax o Alprazolam, en cualquiera de sus presentaciones, oscila entre los 200 y 790 pesos mexicanos.

¿Dónde comprar Xanax?

El Xanax podrás comprarlo en establecimientos como: Farmacias del Ahorro, Farmacias San Pablo, Prixz, entre otros.