fbpx Saltar al contenido

¿Qué es la técnica “balayage”?

El balayage es una técnica francesa aplicada en el cabello, la cual e puso de moda en los años 90, y con la que se consigue una distribución uniforme de luz y brillo con el color. Esta opción es recomendaba y usada debido a que no es tan agresivo como una decoloración.

“Su nombre viene del verbo balayer que significa barrer. La técnica crea un cabello ligeramente aclarado que luce con un aspecto natural como aclarado por el sol, con tonos más claros en las puntas. El balayage puede hacerse tanto en cabellos cortos como largos, y en sobre todos los colores de base, pero el tono de la piel es muy importante cuando se trata de seleccionar colores para un efecto natural y dar luz al rostro”, explica la L’Oreal Professionnel.

¿Cuál es la diferencia entre “balayage”y look ombré?

 La tendencia ombré es un degradado de color: raíz o largos oscuros, dependiendo de dónde empiece la transición, y puntas más claras. Si el color claro empieza en la raíz y va cambiando a un tono más oscuro (normalmente mitad y mitad), el look se llama de dos tonos. A diferencia de la versión balayage, las tendencias ombré y dos tonos no trabajan con mechones separados.


El color se empieza a aplicar más o menos a la altura de las orejas o más abajo y cubre por completo todas las puntas del pelo. Esto crea un look impactante. Mientras que los dos colores se diferencian claramente en los looks ombré y dos tonos, los reflejos de tonos diferentes en el balayage dan como resultado una obra de arte que se ve natural.

¿La técnica “balayage” podría maltratar el cabello?

No hay una razón por la que la técnica balayage debería secar más tu cabello que unas mechas corrientes o una coloración completa. Con los productos correctos diseñados específicamente para cabellos con tratamiento de color, puedes disfrutar igualmente de un look natural y un cabello brillante. No olvides usar una mascarilla regularmente para mantener tu cabello hidratado, y un protector de calor si eres fan de la plancha o el rizador.