fbpx Saltar al contenido

Maquillaje glossy: ¿Qué es el efecto gloss?

El maquillaje glossy te deja un acabado wet brillante que aporta luminosidad e hidratación a tu rostro ¡con un toque de frescura sensual! Es perfecto para maquillar labios muy finos, pues les da un efecto de labios gruesos.

Por ejemplo, puedes complementar tu base con un toque de gloss de color rosado o nude ¡así de sencillo! Y usar este look para el día a día. ¡Pero cuidado! No se trata de llevar un gloss y punto. Es importante que tu rostro esté bien hidratado para que el efecto sea perfecto. ¡Toma nota!

Contenidos


Antes de aplicar maquillaje glossy

  • Hidrata tu rostro al máximo: usa tratamientos que te aporten luminosidad, con vitaminas y colágeno, por ejemplo.
  • Antes de maquillarte, prepara tu piel con tónico y sérum: el glossier maquillaje requiere un rostro fresco, natural y tonificado.
  • Exfolia tus labios e hidrátalos dos veces por semana: puedes hacerlo con un poco de miel mezclada con azúcar, haciendo círculos pequeños sobre tus labios. Enjuágalos e hidrátalos con un bálsamo.
  • Retira el exceso de bálsamo: después de 5 minutos con el bálsamo, coloca un papel desechable sobre tus labios para eliminar el exceso de producto. Ahora sí ¡estás lista para el maquillaje!

Tips para lograr una imagen de impacto con maquillaje glossy

  • El look glossy es muy frágil de mantener, especialmente en la zona de los ojos. Por eso te recomendamos aplicar poca cantidad al inicio e ir retocando cada cierto tiempo.
  •  Cuando apliques el gloss en tus labios ¡no lo hagas en las comisuras! Concéntrate en el círculo central. Así evitas cualquier efecto de labios sucios.
  •  Antes de aplicar el iluminador líquido en tu rostro, caliéntalo en el dorso de tu mano ¡una gota es suficiente!
  •  Prueba aplicar un toque de iluminador sobre el puente de la nariz ¡pero solo en la parte superior! De lo contrario, podrías crear un efecto indeseable de rostro transpirado.