fbpx Saltar al contenido

Hematuria: ¿Qué es y cuál es el tratamiento?

¿Que es Hematuria?

Hematuria significa la presencia de sangre en la orina, no es en si misma una enfermedad pero puede ser un signo que nos indique la presencia de alguna. La presencia de sangre en la forma de glóbulos rojos o eritrocitos en la orina indican la posibilidad de alguna enfermedad seria en el aparato urinario.

El aparato urinario consiste en los riñones, que producen la orina; los ureteros, que transportan la orina a la vejiga; la vejiga, que almacena la orina previo a su expulsión y la uretra, que lleva la orina de la vejiga al exterior del cuerpo. El los hombres también incluye a la próstata (que es la glándula que produce parte del liquido que lleva a los espermatozoides (ver figura 1). La hematuria se describe como macroscópica si se percibe a simple vista y microscópica, si la orina es amarilla, clara y la sangre solo se puede ver por medio de un microscopio.

El sangrado proveniente del aparato urinario puede ser intermitente incluso cuando es causado por un problema serio. Por esta razón recomendamos se comunique inmediatamente con nosotros si ve sangre en su orina aunque sea una sola vez. Como usted no puede ver la hematuria microscópica su medico le avisara cuando ésta sea detectada. Necesitara de mas estudios para averiguara cual es la causa independientemente si es macro o microscópica.

En ocasiones, personas sin anormalidad alguna en el aparato urinario pueden presentar eritrocitos en la orina. Si en dos ocasiones se detectan mas de 3 eritrocitos en su orina y no existe algo que pueda explicarlo (como una infección), mas estudios serán necesarios para establecer el sitio del sangrado.


¿Qué causa la hematuria?

Existen muchas causas de hematuria, en aproximadamente el 25% de todos los pacientes que presentan hematuria, ésta es signo de una enfermedad grave. Algunas de las causas más comunes de hematuria se mencionan a continuación.

  • Litiasis renal o uretral (piedras): Habitualmente se asocia con dolor intenso en la espalda media y baja, que puede viajar por el costado, por el frente y hacia el área genital. En ocasiones puede ser asintomático.
  • Infección urinaria: Se acompaña de dolor o ardor durante la micción y de urgencia para iniciar la micción. La cistitis ocurre mas frecuentemente en mujeres que en hombres y en mujeres puede ser relacionada a actividad sexual.
  • Cáncer: El cáncer en cualquier parte del aparato urinario puede manifestarse con hematuria, cabe mencionar que el tabaquismo es un factor de riesgo muy importante para el desarrollo de cáncer en vejiga, ureteros y riñones.
  • Crecimiento prostático: En hombres de edad avanzada, la próstata crecida se puede inflamar con facilidad, ocasionando hematuria.
  • Trauma: el caerse, en especial sobre la espalda y el costado, puede lesionar el riñón y producir sangrado. El ejercicio vigoroso o carreras de larga duración también pueden lastimar el riñón y la vejiga produciendo hematuria.
  • Problemas médicos subyacentes: muchos problemas médicos pueden producir hematuria. Dentro de estos encontramos la anemia de células falciformes (son glóbulos rojos anormales) y las glomerulonefritis (inflamación importante de los riñones).
  • Medicamentos: los que adelgazan la sangre como los anticoagulantes, aspirina y analgésicos pueden ocasionar hematuria.
  • Falsa hematuria: Hay muchos medicamentos y alimentos que pueden dar un tono rojizo a ala orina, simulando una hematuria. Es importante comentar con su médico ésta posibilidad así como realizar un examen de orina para demostrar que no haya sangre.

Ejemplos:

  • Alimentos: betabel, colorantes artificiales.
  • Medicamentos: Fenazopiridina.

¿Cómo se hace el diagnostico de Hematuria?

Si usted o su medico encuentran hematuria, será necesario encontrar el origen de ésta. Su medico le hará algunas preguntas acerca de su historia medica, se le realizará una exploración física y se practicaran algunos estudios. Su medico puede decirle qué está causando la hematuria sabiendo cuando y como ocurre.

Por ejemplo sangre que aparece solo al iniciar la micción es probable que venga de la uretra, sangre que aparece solo al final de la micción puede indicar que el cuello de la vejiga o la próstata están involucrados. Cuando la sangre aparece durante la micción completa el problema puede estar en la vejiga, ureteros o riñones. Coágulos grandes y gruesos sugieren un problema de vejiga y coágulos delgados y filiformes (como hilos) sugieren origen en riñones y ureteros.

Algunos de los estudios que más comúnmente se realizan para encontrar el origen de la hematuria son:

  • Prueba con tira reactiva: Es una prueba muy sencilla realizada con una tira de papel tratado químicamente para identificar anormalidades en su orina como la presencia de sangre. Tiene la ventaja de que se puede realizar en el consultorio, aunque no es tan precisa como el EGO (Examen General de Orina).
  • Examen general de orina (EGO): Éste se realiza normalmente cuando se hace un chequeo fisco completo. Usted proporciona una muestra de orina la cual se envía al laboratorio para practicarle diferentes estudios y examinarla bajo el microscopio. Ésta es la forma mas precisa de saber si tiene usted hematuria y además ayuda para apoyar la sospecha de una infección en el caso de que existan síntomas sugestivos de esta.
  • Urocultivo y antibiograma: Esta prueba se realiza para buscar bacterias en su orina. Estos gérmenes son cultivados en el laboratorio. El examen puede identificar qué tipo de gérmenes están presentes para que su medico pueda darle el tratamiento mas indicado. Este estudio es indicado cuando su medico piensa que usted puede tener una infección de vías urinarias.
  • Tomografía Computada: Este estudio de imagenología sirve para identificar anormalidades anatómicas como tumores y la presencia de piedras que puedan ocasionar la hematuria. Es el estudio que brinda mayor información en relación a la vía urinaria.
  • Citología urinaria: Esta es un prueba de patología que se hace cuando su medico piensa que usted puede tener un tumor en la vejiga o el riñón. Su orina se examina bajo el microscopio para encontrar células anormales de una forma similar a como se hace con el Papanicolau en las mujeres. Muchas veces se recomienda realizar durante una cistoscopia.
  • Pielografía ascendente o urografía excretora: Este es un estudio de rayos X por medio del cual se identifican estructuras en su aparato urinario haciendo uso de medio de contraste, en la urografía se utiliza medio de contraste intravenoso y en la pielografía ascendente se introduce directamente durante una cistoscopia. Por estos métodos se pueden identificar tumores, piedras y obstrucción por alguna otra causa.
  • Ultrasonido: En ésta prueba sus riñones, vejiga y próstata son visualizados con ondas de sonido para encontrar alteraciones.
  • Cistoscopia: Este procedimiento es realizado por su urólogo y examina el interior de su vejiga y uretra con un cistoscopio que es un aparato tubular con una cámara. Es utilizada para buscar tumores en la vejiga o bien un sangrado por crecimiento prostático. El protocolo generalmente incluye toma de citología y realización de pielografía ascendente.

Opciones de tratamiento para la hematuria.

El tratamiento de la hematuria depende de qué este causando el sangrado y de donde venga éste. Como la hematuria no es una enfermedad en si misma el sangrado se resolverá solamente una vez que la enfermedad o el problema que la ocasione se resuelvan.

Solo por citar algunos ejemplos mencionamos las siguientes enfermedades que causan hematuria y sus tratamientos habituales.

Cistitis (inflamación de la vejiga): Esta es usualmente causada por bacterias y es tratada con antibióticos.

Piedras en el aparato urinario: Estas están hechas de minerales sólidos depositados y pueden encontrarse en cualquier parte del aparato urinario. En algunas ocasiones estas contienen bacterias que desencadenan infecciones de difícil manejo. Dependiendo del tamaño y localización las piedras pueden salir del cuerpo por si mismas con la orina, ser extraídas por medio de cirugía o un procedimiento endoscopico o bien fragmentadas para facilitar su expulsión.

Tumores de vejiga: Usualmente son malignas y necesitan ser removidos quirúrgicamente.