fbpx Saltar al contenido

Esquema del sistema respiratorio y sus funciones

El aparato respiratorio, también conocido como sistema respiratorio, es un conjunto de órganos y conductos que les permite a los seres vivos intercambiar gases con su medio ambiente.

¿Cómo funciona el sistema respiratorio?

El sistema respiratorio lleva el oxígeno del aire a la sangre y eliminar el anhídrido carbónico, conocido por CO2

Este intercambio de gases se produce en los pulmones. El aire entra por la nariz y boca, los cuales son conducido a través de las vías respiratorias hasta los alvéolos, donde se produce esta transformación.

¿Cuáles son los órganos que componen el sistema respiratorio?

El aparato respiratorio, o sistema respiratorio, del ser humano se organiza de la siguiente manera:


Fosas nasales

Donde inicia todo el proceso, ya que a través de ellos puede entrar el aire y que a su vez es filtrado por la mucosa, donde los desechos sólidos quedan fuera.

Faringe

La faringe es la conexión entre las fosas nasales, la cavidad bucal y el esófago y la laringe; contiene mucosas defensivas y se ubica en el cuello.

Laringe

Por su parte, la laringe es un conducto que conecta la faringe con la tráquea y los pulmones, y donde se hallan las cuerdas vocales, la glotis (campanilla) y otra serie de músculos.

Tráquea

Se trata del trecho final del conducto, que conecta la laringe y los pulmones.

Pulmones

Los pulmones son los órganos principales de la respiración. En él se lleva a cabo el intercambio gaseoso entre aire y sangre. A su vez, los pulmones, poseen bronquios, bronquiolos y los alvéolos pulmonares.

Músculos intercostales

Los músculos intercostales son una serie de músculos en el tórax que lo movilizan durante la respiración.

Diafragma

El músculo que separa el abdomen del tórax es el responsable de la inhalación y exhalación: se contrae y baja, ampliando la caja torácica. Luego se relaja y sube, comprimiendo el torno y echando afuera el aire.

Pleura

La pleura es una membrana serosa–liquida o lubricada– que recubre los dos pulmones y que mantiene una cavidad entre sus dos capas (interna y externa), cuya presión es menor a la de la atmósfera, para permitir la expansión de los pulmones durante la inhalación.

¿Cómo cuidar el aparato respiratorio?

Aunque sabemos que muchas enfermedades respiratorias son causadas por virus o bacterias, sin embargo, hay otras tantas que son causadas por malos hábitos, como fumar. Por ello te compartimos algunos cambios que puedes empezar ahora para cuidar tu aparato respiratorio y prevenir fatales enfermedades.

  • Evitar fumar
  • Haz suficiente ejercicio y lavar tus manos puede ayudar a proteger de enfermedades a tu sistema respiratorio.
  • Tener las vacunas recomendadas puede ayudar a prevenir enfermedades, como la tos y la gripe.