Saltar al contenido

Trenzas: la opción para ti

Empecemos por la premisa de que hay un tipo de trenza para cada ocasión. Además de ser un peinado super práctico, también son fáciles de hacer, a parte de que tienes a la mano un montón de tutoriales para aprender cómo hacerlas. Igual, te contamos sobre los tipos de trenzas que son lo de hoy.

Trenza francesa o de raíz

Este tipo de trenza es muy común. Inicia con tres cabos en la parte superior de la cabeza y, con forme se va trenzando, se va aumentando cabello a las hebras haciendo que la trenza quede más gruesa. Si al integrar la trenza, los mechones pasan uno por encima del otro, la trenza quedará plana, pero si trenzas los mechones uno por debajo del otro, la trenza queda en relieve. La trenza de raíz es un peinado que queda super fijo y que te puede durar todo el día. Si tienes el cabello largo no te causará ningún conflicto, pero, si tienes el cabello corto, todo se soluciona con fijador y pasadores.

2 trenzas francesas, de raíz o boxeadoras

Este tipo de peinado es lo de hoy. Si quieres un aspecto juvenil y relajado, opta por este tipo de peinado. La cuestión está en dividir tu cabello en dos de manera vertical y realizar una trenza de raíz de cada lado. Puedes trenzar los mechones hacia arriba o hacia abajo e igual quedarán super padres. Las dos trenzas son lo que todo el mundo está utilizando.


Trenza holandesa

Una trenza holandesa se teje igual que la trenza de raíz, pero aquí es indispensable que el tejido sea por debajo, o sea, que pases las hebras una por debajo de la otra para que la trenza quede abultada. Una vez con la trenza abultada, lo que se tiene que hacer es pellizcar la trenza para crear hacer que las trenza se ensanche y ¡voilà! trenza holandesa al instante.

Trenzas: la opción para ti

Trenza burbuja

Este tipo de trenza es bastante similar a la trenza holandesa, pero la diferencia radica en que, usualmente, puedes hacerla con ligas para el cabello para dar este efecto más abultado aún más. Aunque bien podrías ni si quiera, tener que trenzarlo. Lo que puedes hacer es sujetar tu cabello en una coleta y el cabello que caiga, puedes hacer una división de tres hebras, donde las dos hebras exteriores sean más delgadas que la de el centro. Junta con una liga, las hebras exteriores en el centro y abomba. Divide en dos la hebra más gruesa y divídela en dos. Pasa cada hebra hacia el frente de la primera liga y únelas con otra liga. Abomba. Y así te vas a ir hasta terminar tu cabello. Si no te gusta el efecto burbuja, puedes dejar las hebras sin abombar e igual se verá como una trenza de seis cabos.

Trenza de espiga

De entrada, podría verse super complicada, pero en realidad, es ultra sencillo. Puedes hacer una coleta o iniciar desde la nuca… o desde donde tu quieras. Para esta trenza, lo único que tienes que hacer es dividir tu cabello en dos cabos e ir tomando hebras delgadas de la parte externa de cada uno de los cabos, cruzar por en frente e integrar al cabo contrario. Es un poco tardado, pero te prometemos que tu trenza quedara DIVINA.

Atrévete a hacer cualquiera de estas trenzas y, si tienes el cabello corto o quieres que tus trenzas queden bien prolijas, puedes aplicar mouse, gel o cualquier fijador que ocupes. En la farmacia digital Prixz encuentras todo tipo de fijadores de la mejor calidad. Descarga la aplicación o ingresa a la página de internet y realiza tu compra segura. Prixz se encarga de realizar entregas a domicilio en todo México.

Trenzas: la opción para ti