fbpx Saltar al contenido

Tobramicina Dexametasona: ¿Qué es y para qué sirve?

La Tobramicina con Dexametasona es un antibiótico aminoglucósido de uso oftálmico que sirve para el tratamiento de infecciones bacterianas de los ojos, además ayuda a disminuir la hinchazón, enrojecimiento y picazón. La Tobramicina con Dexametasona también es útil en casos como trauma ocular y penetración de cuerpo o sustancia extraños o en quemadura química, térmica o por radiación.

¿Qué precio tiene Tobramicina + Dexametasona?

Se puede comprar Tobramicina con Dexametasona en farmacias minoristas de México, así como en tiendas en línea, como Prixz, donde nuestro equipo especializado en salud aceptará tus recetas digitales. El precio de la Tobramicina con Dexametasona oscila entre los 400 y 600 pesos mexicanos.

En Prixz manejamos medicamentos de patente y genéricos; hacemos envíos a toda la República. Si quieres conocer más detalles, descarga la app a través de Google Play o Apple Store. También puedes ingresar a la página de internet y concretar tu compra.

Medicamentos con Tobramicina + Dexametasona

Este antibiótico se puede encontrar bajo los siguientes nombres comerciales:


Consulte a su médico para conocer la mejor opción según su padecimiento y las características de su organismo.

Presentaciones Tobramicina + Dexametasona

Esta combinación puede encontrarse en dos presentaciones:

  • Tobramicina + Dexametasona en ungüento
  • Tobramicina + Dexametasona en gotas

Ambas presentaciones sirven para el alivio de infecciones bacterianas de los ojos. Su médico será quien indicará el medicamento indicado para su diagnóstico.

¿Cómo usar Tobramicina + Dexametasona?

Debido a que los ojos son órganos bastante delicados, es importante consultar al médico. La administración irresponsable del componente puede dañar los glóbulos oculares, algunos de ellos pueden ser irreversibles.  La vía de administración des este antibiótico debe ser por vía oftálmica.

¿Cuántas gotas de Tobramicina + Dexametasona?

Esto depende de la magnitud de la infección.

Infecciones leves

  • Se recomiendan 1 o 2 gotas de Tobramicina + Dexametasona en el ojo afectado cada 4 horas.

Infecciones severas

  • Se recomiendan de 1 o 2 gotas cada dos horas. La frecuencia deberá disminuirse gradualmente conforme se logre la mejoría.

Antes de administrarse este, u otro medicamento, es importante que visite previamente al médico, quien podrá dar una instrucción detallada de la dosis que debe seguir de acuerdo con su padecimiento. No se auto medique.

¿Cuántos días se usa Tobramicina + Dexametasona?

La duración del tratamiento debe ser establecida por el médico, esto dependiendo de la magnitud de tu padecimiento. Sin embargo, se recomienda que la administración de este compuesto no se prolongue por más de 10 días. Si después de este periodo no se ve mejoría alguna, consulta a su médico.

¿Dónde comprar Tobramicina + Dexametasona?

Se puede comprar Tobramicina + Dexametasona en farmacias minoristas de México, así como en tiendas en línea, como Prixz, donde nuestro equipo especializado en salud aceptará tus recetas digitales.

En Prixz manejamos medicamentos de patente y genéricos; hacemos envíos a toda la república. Si quieres conocer más detalles descarga la app a través de Google Play o Apple Store. También puedes ingresar a la página de internet, checar el catálogo y concretar tu compra de forma segura.

Efectos secundarios

Al tener un tratamiento con Tobramicina + Dexametasona en dosis adecuadas, no deberían existir señales adversas por su consumo. Sin embargo, se tienen registros de las probables alteraciones que se pudieran derivar como:

  • Irritación o picazón ocular.
  • Ardor, enrojecimiento o escozor leve en el ojo.
  • Ojos llorosos o visión borrosa temporal.

Contraindicaciones

La combinación de Tobramicina con Dexametasona está contraindicada en pacientes con las siguientes características:

  • Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula o a otros antibióticos aminoglucósidos. Tuberculosis ocular.
  • Queratitis epitelial.
  • Afecciones micóticas.
  • Herpes simple.
  • Varicela.
  • Infecciones purulentas.
  • Queratoconjuntivitis virales.
  • Quemaduras por álcalis.
  • Glaucoma de ángulo abierto o antecedente familiar de este.

Para obtener más información se puede consultar Tobramicina: ¿Qué es y para qué sirve?