Ir al Contenido

Sulfato Ferroso: ¿Qué es y para qué sirve?

Sulfato Ferroso: ¿Qué es y para qué sirve?

El Sulfato Ferroso está indicado para el tratamiento de la anemia hipocrómica (bajo número de glóbulos rojos) en niños prematuros, en época de crecimiento, con dietas especiales o durante el embarazo.

El hierro es un mineral que está disponible como un complemento dietético y ayuda al cuerpo humano a producir los glóbulos rojos; sin embargo, el Sulfato Ferroso estimula la producción de hemoglo­bina cuando la cantidad de hierro tomado de los alimentos no es suficiente.

Presentaciones de Sulfato Ferroso

Los suplementos de Sulfato Ferroso pueden venir en cajas de 30 y 60 tabletas de 60 mg, gotas, jarabe, cápsulas recubiertas y de liberación prolongada, así como en inyecciones de 100 mg / 2 ml.

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de: Tardyferon Fol®, Gestaferron®, Hemobion 200® y Fumarato Ferroso®.

Medicamentos que contienen Sulfato Ferroso

El Sulfato Ferroso también es ingrediente activo del siguiente medicamento: Autrin.

Dosis y vía de administración de Sulfato Ferroso

Vía de administración: Oral, intravenosa e intramuscular profunda.

  • Neonatos alimentados con leche materna: De 2 mg/kg al día, dividido cada 12 a 24 horas. Comenzar a las 4 o 8 semanas del nacimiento y con una dosis máxima de 15 mg al día.
  • Recién nacidos pretérminos: De 4 mg/kg al día
  • Lactantes y niños desde 6 meses a 5 años: De 2 mg/kg al día
  • Niños mayores de 5 años: De 30 mg al día
  • Adolescentes:De 60 mg al día
  • Adultos: De 100 al día

La administración intramuscular deberá realizarse de manera profunda en el cuadrante superior externo del glúteo y en forma de Z.

La administración intravenosa deberá ser lenta y a una velocidad que no exceda de 1 ml por minuto.

Importante, si su médico ya le receta un fármaco que contiene hierro, debe tener cuidado de no tomar ningún otro suplemento que también contenga hierro.

¿Cuál es el mejor momento para tomar Sulfato Ferroso?

Generalmente, el Sulfato Ferroso se toma de 15 a 30 minutos antes del desayuno o entre las comidas para conseguir mayor absorción, esto durante 1 vez al día o como sea indicado por el médico. No se debe administrar con leche o productos lácteos.

Contraindicaciones y advertencias de Sulfato Ferroso

  • Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes.
  • Sobrecarga de hierro.
  • Pacientes sometidos a transfusiones sanguíneas repetidas.
  • Anemias no relacionadas con déficit de hierro.
  • Pancreatitis crónica y cirrosis hepática.
  • Úlcera péptica.
  • Enteritis ­regional (enfermedad intestinal inflamatoria crónica).
  • Colitis ulcerativa.
  • Gastritis.

Advertencias:

Debe administrarse con precaución en niños, personas mayores de 60 años y en casos de:

  • Úlcera péptica.
  • Colitis.
  • Pancreatitis.
  • Hepatitis.
  • Diabetes.
  • Problemas cardiacos.

Cabe destacar que, las dosis excesivas pueden ser tóxicas y en casos extremos letales.

¿Se puede tomar Sulfato Ferroso durante el embarazo?

El Sulfato Ferroso no presenta ninguna restricción de uso durante el embarazo o la lactancia; de hecho, se recomienda por vía oral y como terapia para la anemia que padecen las mujeres embarazadas.

Efectos secundarios de Sulfato Ferroso

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Evacuación de heces y orina color gris y/o negra.
  • Dientes manchados.
  • Fatiga.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Dolor abdominal.
  • Enrojecimiento de la cara.
  • Pirosis (dolor ardiente en la parte superior del pecho).

¿Cuál es el precio de Sulfato Ferroso?

El Sulfato Ferroso, en cualquiera de sus presentaciones, oscila entre los 20 y 445 pesos mexicanos.

¿Dónde comprar Sulfato Ferroso?

Podrás comprar el Sulfato Ferroso en establecimientos como: Farmacias del Ahorro, Farmacias GI, Farmacias San Pablo, Prixz, entre otros.