Saltar al contenido

¿Qué color de cabello le queda a las pieles frías?

Sabemos que actualmente existen muchas opciones en tintes, sin embargo, siempre es bueno analizar un poco más el tono que nos conviene aplicarnos. De acuerdo con los profesionales es importante verificar qué tono de piel es el que tienes.

Color del cabello según tu tono de piel: ¿eres cálida o fría?

Sabemos que quizá puede leerse un poco inútil este dato, pero te aseguramos que es la mejor manera de no cometer errores en la aplicación del tinte. Sin duda, teniendo claro el tono de piel que tienes el resultado será increíble y lucirás muy bien.

Para saber el tipo de tono de piel que tienes puedes seguir estos consejos:

El sol un aliado

Acércate a una ventana y con ayuda de un espejo y mira el área directamente debajo de tus ojos. ¿La piel parece un poco morada, azul (tono frío) o más amarilla o verde (tono cálido)?


Mira tus muñecas

¿De qué color son tus venas? Las venas azules indican un subtono frío, mientras que las venas verdes uno cálido. ¿Ves los dos tonos? Probablemente eres neutral.

La prueba de la cadena de oro

Y también ponte una de plata en el cuello. Ahora da un paso atrás. ¿Cuál te queda mejor? Los tonos fríos suelen lucir mejor con joyas de plata mientras que el oro sienta mejor a los tonos cálidos. Nota: ¡esta prueba puede no ser muy fiable porque las joyas son muy subjetivas! Por ese motivo no es nuestra favorita. Así que úsala si tienes que decidirte entre los dos tonos.

Utiliza una sábana blanca

Lo primero que harás será colocar sobre tus hombros la tela. Después deberás comprobar cómo resalta tu piel frente al blanco de la tela. Si la tela resalta tonos azulados o rosas en tu piel, probablemente eres fría. Los tonos cálidos producen un tono amarillento o naranja en la piel.

¿Qué color de cabello le va a pieles con tono frío?

Los tonos de piel fríos resaltan mucho mejor con colores de cabello fríos. Aunque se piense lo contrario tonos como cenizo, platino y champagne le van muy bien. Consejo extra: los tonos fríos ayudan a evitar los tonos amarillentos. Si tu piel espálida o más traslúcida, los tonos ceniza y fríos también lucen de maravilla, al igual que los rojos puros y el bermellón.