Ir al Contenido

Oxitocina: ¿qué es y para qué sirve?

La oxitocina pertenece a una clase de medicamentos llamados hormonas ocitócicas. Es usada en inyección para mejorar las contracciones durante el parto, o bien para reducir el sangrado después del parto. También se puede usar junto con otros medicamentos o procedimientos para terminar un embarazo.

Su presentación es en forma de solución para administrarlo por vía intravenosa o intramuscular, por lo cual requiere supervisión de un médico o especialista de salud en un hospital o clínica.

Si la inyección de oxitocina se administra para inducir el parto o para aumentar las contracciones, por lo general se administra por vía intravenosa con supervisión médica en un hospital.

Usos de oxitocina

Funciona al estimular las contracciones del útero.

Cuando la oxitocina se administra a bajas dosis mediante infusión intravenosa, produce contracciones uterinas rítmicas que son indistinguibles en frecuencia, intensidad y duración de las observadas durante un parto espontáneo.

Durante la lactancia y a dosis adecuadas, oxito­cina favorece la secreción de leche materna.

Presentación de oxitocina

En el mercado existe Syntocinon, cuya caja contiene 5 ampolletas de 10 UI/ml. Es importante resaltar que el uso de este medicamento requiere supervisión médica.

Precio de oxitocina

El precio al público de Syntocinon es de $202.00 pesos MX.

¿Dónde comprar oxitocina?

Al ser un medicamento que requiere cuidados hospitalarios su venta no es tan comercial y, por lo tanto, está sujeto a disponibilidad en el mercado. Sin embargo, puedes verificar la disponibilidad en Prixz.com.

Contraindicaciones de la oxitocina

  • Hipersensibilidad
  • Hipertonía de las contracciones uterinas
  • Sufrimiento fetal
  • Parto por vía natural
  • Placenta previa
  • Presentación o prolapso de cordón umbilical
  • Distensión uterina excesiva o disminución de la resistencia del útero como en mujeres multíparas, embarazos ­múltiples o antecedente de cirugía anterior incluyendo la cesárea.

No debe administrarse durante periodos prolongados en pacientes con inercia uterina resistente a oxitocina, toxemia preeclámpsica grave o trastornos cardiovascu­lares graves.

Efectos secundarios de la oxitocina

  • Náusea
  • Vómitos
  • Sarpullido
  • Urticaria
  • Picazón
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas
  • Ritmo cardíaco rápido
  • Hemorragia inusual