fbpx Saltar al contenido

Ni fría ni caliente

No hay nada más gratificante que terminar el día con una rutina de skin care refrescante. Se rumora que, para lavar tu cara, lo mejor es hacerlo con agua ultra fría, pero, dependiendo de lo que quieras tratar en tu piel, a veces es mejor el agua tibia o hasta caliente.

¿Agua caliente?

Es bien sabido que el agua caliente puede lastimar tu piel, únicamente si lo haces de forma continua. Sin embargo, el agua caliente te va a ayudar a abrir los poros y funciona superbién para retirar impurezas y hacer una limpieza profunda. Como te contamos ya, el agua caliente no es para una rutina diaria. Lo poco conveniente es que, como abre los poros, permite que los aceites de tu rostro salgan y tu piel se vuelva seca.

En caso de que tu piel tienda a ser grasa, se recomienda que puedas hacer limpieza profunda con agua caliente de 1 a 2 veces por semana. Pero si tienes piel seca, puedes hacerlo 1 vez cada 2 semanas.


Tip: puedes hacer limpieza con agua caliente o vaporizaciones para abrir tus poros. En ambos casos, cuando tu piel tiene los poros abiertos, es el momento indicado para aplicar una mascarilla, debido a que la piel la absorberá bastante bien.

¿Cómo hago una vaporización?

Lavarte la cara con agua caliente y hacer una vaporización es diferente. Para la vaporización debes tener la cara completamente lavada. En una olla, pon a hervir 2 litros de agua. Una vez que alcance el punto de ebullición, retira del fuego y agrega una hierba, puede ser manzanilla o lavanda.

Para evitar resequedad, pon crema hidratante en labios y párpados. Acerca tu cara a la olla con 20 centímetros de distancia. Coloca una toalla sobre tu cabeza y que funcione como velo para retener el vapor. Una vaporización puede durar de 3 a 8 minutos. Enjuaga tu rostro con agua tibia, tirándole a fría y deja secar. Después de esto puedes aplicar tu exfoliante, tu mascarilla o tu crema hidratante.

Ni fría ni caliente

Entonces con agua ultra fría

Tampoco. Aunque la leyenda urbana cuenta que el agua fría te ayuda a mantener la piel joven y así, también puede resultar contraproducente. La mayor virtud del agua fría es que cierra los poros y precisamente ese es el problema. El agua fría evita que retires todas las impurezas de la piel, además de que puede hacer que los vasos capilares se rompan.

Si bien no es bueno para tu piel el agua fría, sí puedes rociar un poco de agua fría cuando termines tu skin care, para que los poros se cierren y tus productos hagan su efecto.

Ni fría ni caliente

30°C está bien

A menos que sea invierno o que vivas en una zona donde el clima sea frío, la temperatura que sale del grifo es la apropiada. Esta temperatura hace que los poros se mantengan cerrados, mantienen los aceites de tu carita en su lugar y permitirá que tu piel esté sana.

Recuerda que los productos que utilices durante tu rutina de limpieza deben ser apropiados para tu tipo de piel. De igual forma, te recordamos que no debes exfoliar tu carita todos los días, a menos que tu cara tienda a ser grasa. En la farmacia digital Prixz, encontrarás todos los productos necesarios para realizar una rutina de skin care completa. Descarga la aplicación o ingresa a la página de internet y realiza tu compra segura. Prixz se encarga de realizar entregas a domicilio.

Hay un montón de tratamientos faciales que puedes hacer con cosas que tengas en tu casa, como té o aceite de oliva, por lo que no necesitas gastar un dineral para tener una piel saludable. Además, es importante que mantengas hidratado tu cuerpo bebiendo suficiente agua. Mantén una alimentación balanceada y realiza actividad física. Cuida tu cuerpo y tu piel.