Saltar al contenido

Los rubios ideales para una piel morena

Cuando hablamos de tintes para el cabello, es muy común que pensemos que los tintes rubios son para las pieles blancas y los tintes oscuros lo son para las pieles morenas. ¡Esto no es así! Existe una gran variedad de tonalidades y estilos que combinan perfectamente con unas u otras sin importar si es rubio.

¿Eres de piel morena y has pensado en teñirte el cabello de rubio? ¡No lo dudes! Estos tonos pueden ser ideales para ti porque favorecen el color de la tez, los ojos y hasta el tono natural del cabello. ¡Elige el mejor para ti!

¿Qué tono de rubio me queda si soy morena?

Considera la tonalidad de la piel, obsérvala bien y defínela. Si tienes un tono cálido tendiendo al amarillo o dorado, los tintes cobrizos, color miel o dorados te favorecerán más. Por el contrario, si tu piel tiende hacia el rosado los tonos cenizos, platinados y beige te vendrán muy bien.


A las morenas oscuras les quedan mejor los tonos champagne porque contrastan y dan destellos naturales. En cambio para las morenas claras les favorece un tono miel para que se diferencie del tono del rostro.

Guía de tintes rubios para morenas

Cuando hayas identificado bien tu tono de piel podrás elegir el tinte ideal. También tu gusto y estilo es muy importante para tomar la mejor decisión. Te presentamos la gama de algunos tintes rubios para que te des una mejor idea:

Rubio dorado

Este tipo de tinte se puede aplicar con la técnica tortoiseshell, que consiste en iluminar el cabello castaño sin recurrir a tanta decoloración. Mezcla luces color miel, caramelo y oro sobre una base oscura, la cual puede ser de tu propio tono natural.

Rubio vainilla

El tinte de este tono se trata de dejar una base color chocolate con balayage rubio. Con este tinte lograrás destacar el bronceado de la piel.

Rubio platinado

Este tipo de tono es de los mejores porque hace que las pieles morenas y los ojos oscuros destaquen más. La raíz permanece oscura mientras que el resto del cabello contiene esta coloración. Para éste en especial hay que proteger bien el cabello porque es probable que necesites una decoloración muy intensa para lograr el tono adecuado.

Baño cobrizo

En el tinte de color cobrizo no necesitarás una decoloración general. Se trata solo de destellos o rayos color cobre que dan una sensación de un baño cobrizo por todo tu cabello. Esto le dará otra dimensión y mayor volumen.

Balayage

Esta técnica en tendencia no puede faltar. Consiste en un aclarado con una técnica de barrido que da tonos más claros hacia las puntas. En definitiva dará mucha luminosidad a un rostro de piel morena.

Rubio miel

La tonalidad miel le da un toque natural a tu estilo de cabello. Lleva desde los rubios más oscuros hasta otros más claros que en conjunto lucen un especial y particular color miel.

Rubio cenizo

Este tono tiende más a lo opaco que a lo brillante. Simula un poco al gris pero con un tono más dorado. Para lograr esta tonalidad también será necesaria una decoloración fuerte por lo que te recomendamos proteger y cuidar muy bien tu cabello.