Saltar a Contenido

¡Elimina las imperfecciones del rostro! 5 mascarillas que puedes hacer con ingredientes de tu cocina

mejores mascarillas para las imperfecciones del rostro

En ocasiones, pareciera que no tenemos control sobre nuestra piel, pues cuando nos levantamos por la mañana y nos miramos frente al espejo, notamos que tenemos un grano del tamaño de un volcán. A pesar de ser un problema común, es bastante molesto tener que lidiar con las imperfecciones, sobre todo si tenemos alguna cita o una comida con la familia. Y, aunque no hay una forma de deshacernos de los granos de un día para otro, tenemos la oportunidad de prevenir y reducir la aparición de imperfecciones faciales con la ayuda de mascarillas que son muy fáciles de preparar.

Es muy importante aclarar que estas mascarillas sólo sirven para prevenir la aparición de imperfecciones y como métodos de cuidado personal, de ninguna forma deben usarse como tratamiento para casos de acné.

¿Por qué nos salen granos?

A pesar de que los granos son más frecuentes en la etapa adolescente, los adultos no están exentos de la aparición de estas imperfecciones a lo largo de su vida. La causa de aparición de los granos es muy variada, aunque la más común es por el exceso de grasa o sebo, la cual ayuda a lubricar la piel y el cabello. Las glándulas encargadas de producir esta grasa fabrican la cantidad adecuada para evitar la aparición de imperfecciones, sin embargo, durante la adolescencia, las hormonas estimulan las glándulas sebáceas (productoras de sebo) produciendo mayores cantidades de grasa, ocasionando que los poros de la piel del rostro se obstruyan, provocando la acumulación de grasa y, eventualmente, la aparición de granos.


Existen diversos tipos de imperfecciones, tales como:

  • El punto negro: ocurre cuando el poro se obstruye y se mantiene abierto, sin embargo, comienza un proceso de oxidación en las células, provocando el oscurecimiento e incrustación.
  • El punto blanco o milium: ocurre cuando el poro es obstruido por el sebo y se cierra.
  • Granos rojos: estas imperfecciones se caracterizan por la presencia de pus. Ocurren cuando el poro lleno de sebo se abre, permitiendo el paso a bacterias que pueden infectar el poro, ocasionando la aparición de pus.
  • La espinilla: son pequeños granos de punta blanca y son más comunes en varones. Pueden aparecer tras afeitarse y son más comunes en la espalda, pecho y cuello.

 

5 mascarillas para prevenir las imperfecciones y limpiar tu piel:

Gracias a sus propiedades y beneficios naturales, las siguientes mascarillas son útiles para prevenir, proteger y cuidar tu piel de las imperfecciones. De igual forma, puedes usarlas para acelerar el proceso de eliminación de algunas imperfecciones, sin embargo, estas mascarillas no deben sustituir tratamientos clínicos indicados para el acné, ya que son recetas exclusivas para el cuidado personal.

Mascarilla de aloe vera y limón

El aloe vera es una planta que posee una gran variedad de propiedades y beneficios, y no es la excepción cuando se trata de otorgarle un mejor cuidado a nuestro rostro. Gracias a sus propiedades astringentes (al igual que el limón) ayuda a eliminar la suciedad y la grasa acumulada en los poros. De igual forma, posee propiedades antibacterianas y antibióticas, eliminando bacterias que se alojan en la piel, evitando la creación de infecciones en los poros.

Ingredientes:

  • Jugo de un limón.
  • 100 gramos de gel de aloe vera natural.

¿Cómo prepararlo?

En un recipiente mezcla el gel de aloe vera con el jugo de limón hasta obtener una pasta. Posteriormente, deberás aplicar la pasta en todo el rostro y dejar reposar la mascarilla durante 30 minutos. Eventualmente deberás remover la mascarilla con abundante agua fría.

Procura usar esta mascarilla durante las noches, ya que, al usar limón, una exposición inmediata a los rayos del sol puede provocar manchas en la piel.

Mascarilla de avena y yogurt

La avena es, por excelencia, un limpiador natural que absorbe la suciedad que se acumula en los poros del rostro. Mientras que, el yogurt, es un exfoliante natural que ayuda a reducir la aparición de acné y otorga mayor luminosidad a la piel.

Ingredientes:

  • Una cucharada de avena.
  • Una cucharada de yogurt natural.
  • Jugo de un limón (opcional)

¿Cómo prepararlo?

Con ayuda de un procesador de alimentos o una licuadora, deberás mezclar muy bien la avena y el yogurt hasta obtener una textura adecuada. Puedes añadir el jugo de un limón para potenciar las propiedades, aunque es opcional. Coloca la mascarilla y déjala actuar durante 30 minutos. Posteriormente, deberás enjuagar con abundante agua fría.

Se recomienda usar esta mascarilla cuatro veces por semana. Tras las primeras aplicaciones, comenzarás a notar la diferencia.

Mascarilla de fresa y huevo

Puede que la receta suene extraña, sin embargo, las propiedades que posee la fresa y el huevo son altamente benéficas para el cuidado de nuestro rostro. El huevo tiene altos niveles de vitamina B y de muchas otras proteínas que ayudan en la hidratación y eliminación de impurezas del rostro. Por su parte, la fresa posee propiedades antioxidantes de carácter astringente, por lo que ayuda a eliminar impurezas y bacterias que se alojan en la piel.

Ingredientes:

  • Cuatro fresas.
  • Un huevo.

¿Cómo prepararlo?

En una licuadora o en un procesador de alimentos se deben mezclar las fresas con la yema y clara de un huevo hasta conseguir una mezcla homogénea. Se recomienda aplicar esta mascarilla con una brocha, aunque puedes aplicarla con las manos limpias haciendo suaves masajes.

Después de 20 minutos, puedes retirar la mascarilla con abundante agua fría.

Mascarilla de miel y canela

Debido a sus propiedades antioxidantes, la miel y canela ayudan a mantener protegida la piel de brotes de acné y otras imperfecciones. Además, estos dos ingredientes poseen propiedades antiinflamatorias, por lo que esta mascarilla es adecuada para relajar los poros de la piel y evitar la aparición de posibles granos.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de miel natural.
  • Una cucharadita de canela molida.

¿Cómo prepararlo?

En un pequeño recipiente deberás mezclar la miel y la canela molida hasta formar una pasta homogénea. Aplica la mezcla sobre el rostro haciendo pequeños masajes y déjala actuar durante 15 o 20 minutos.

Para retirar la mascarilla deberás enjuagar con abundante agua y secar el exceso con una toalla limpia, pero sin frotar, simplemente presionando suavemente contra el rostro para absorber el líquido.

Limpieza con vinagre de manzana

Aunque no es una mascarilla, limpiar nuestro rostro con vinagre de manzana ayuda a eliminar impurezas de la piel. El vinagre de manzana ayuda a regenerar la piel del rostro, liberando toxinas y oxigenando las células, de esta forma, se evitan los cúmulos de cebo en los poros y la aparición de granos. De igual forma, el vinagre de manzana contiene propiedades antibacterianas, protegiendo nuestra piel de bacterias que pudieran ocasionar infecciones.

Ingredientes:

  • 250 ml de vinagre de manzana
  • 750 ml de agua potable

¿Cómo prepararlo?

En una botella limpia con capacidad de más de un litro debemos integrar el vinagre de manzana y el agua potable, posteriormente, debemos agitar la botella hasta conseguir que se mezclen de manera correcta los líquidos. Deberás empapar discos de algodón con la mezcla y colocarlos en tu rostro durante 30 minutos. De igual forma, puedes sólo usar la mezcla para limpiar tu rostro.

Otras formas de cuidar mi rostro

Si no te apetece preparar ninguna de las mascarillas, será mejor que intentes integrar las siguientes recomendaciones a tu rutina para evitar la aparición de imperfecciones e impurezas:

  • Bebe mucha agua y lleva una alimentación saludable. Esto hará que la piel se hidrate y se vea más luminosa.
  • Dependiendo del tipo de piel que tengas, deberás exfoliarla por lo menos dos veces por semana. Consulta la ayuda de un dermatólogo para conocer los diferentes tipos de exfoliantes que hay en el mercado.
  • Hidrata diariamente tu piel con cremas que sean adecuadas para tu piel.
  • Lava tu cara dos veces al día o carga contigo toallitas húmedas especiales para el rostro para eliminar el exceso de grasa y suciedad.
  • Si tienes brotes de acné, evita en la medida de lo posible situaciones de estrés o ansiedad, ya que esto lo puede empeorar.
  • Usa protector solar para evitar manchas solares, quemaduras y un envejecimiento prematuro.