fbpx Saltar al contenido

¿Cómo hacer mascarillas caseras para la cara faciles?

Gracias a sus propiedades y beneficios naturales, las siguientes mascarillas son útiles para prevenir, proteger y cuidar tu piel de las imperfecciones. De igual forma, puedes usarlas para acelerar el proceso de eliminación de algunas imperfecciones, sin embargo, estas mascarillas no deben sustituir tratamientos clínicos indicados para el acné, ya que son recetas exclusivas para el cuidado personal.

Mascarilla de aloe vera y limón

El aloe vera es una planta que posee una gran variedad de propiedades y beneficios, y no es la excepción cuando se trata de otorgarle un mejor cuidado a nuestro rostro. Gracias a sus propiedades astringentes (al igual que el limón) ayuda a eliminar la suciedad y la grasa acumulada en los poros. De igual forma, posee propiedades antibacterianas y antibióticas, eliminando bacterias que se alojan en la piel, evitando la creación de infecciones en los poros.

Ingredientes:

  • Jugo de un limón.
  • 100 gramos de gel de aloe vera natural.

¿Cómo prepararlo?

En un recipiente mezcla el gel de aloe vera con el jugo de limón hasta obtener una pasta. Posteriormente, deberás aplicar la pasta en todo el rostro y dejar reposar la mascarilla durante 30 minutos. Eventualmente deberás remover la mascarilla con abundante agua fría.


Procura usar esta mascarilla durante las noches, ya que, al usar limón, una exposición inmediata a los rayos del sol puede provocar manchas en la piel.

Mascarilla de avena y yogurt

La avena es, por excelencia, un limpiador natural que absorbe la suciedad que se acumula en los poros del rostro. Mientras que, el yogurt, es un exfoliante natural que ayuda a reducir la aparición de acné y otorga mayor luminosidad a la piel.

Ingredientes:

  • Una cucharada de avena.
  • Una cucharada de yogurt natural.
  • Jugo de un limón (opcional)

¿Cómo prepararlo?

Con ayuda de un procesador de alimentos o una licuadora, deberás mezclar muy bien la avena y el yogurt hasta obtener una textura adecuada. Puedes añadir el jugo de un limón para potenciar las propiedades, aunque es opcional. Coloca la mascarilla y déjala actuar durante 30 minutos. Posteriormente, deberás enjuagar con abundante agua fría.

Se recomienda usar esta mascarilla cuatro veces por semana. Tras las primeras aplicaciones, comenzarás a notar la diferencia.

Mascarillas sencillas para la ojeras

Mascarilla de papa y pepino

Al ser dos verduras compuestas en su totalidad por agua, ayudan a mantener hidratadas las regiones cercanas al ojo. Además, después de retirar la mascarilla, te dejará una sensación de frescura.

Para esta mascarilla, necesitas sólo la mitad de un pepino y una papa pequeña. Mezcla ambos ingredientes en un procesador de alimentos o una licuadora, o si eres de cocina tradicional, puedes partir en trozos pequeños los ingredientes y machacarlos en un mortero o molcajete hasta obtener una pasta.

Mascarilla de chayote con aceite de olivo

Aplica la pasta debajo de los ojos o, si lo deseas, en todo tu rostro. Deja actuar la mezcla por lo menos 20 minutos. Después retírala enjuagando con suficiente agua. ¡Y listo! Obtendrás un rostro fresco y descansado.

Mascarilla de jitomate

El jitomate (o tomate, como se le conoce en otras partes del mundo) contiene fitonutrientes esenciales que otorgan propiedades curativas y que nos protegen de los rayos UV, y, por supuesto, elimina el color oscuro de las ojeras. Sin embargo, esta mascarilla debe usarse durante la noche, ya que la exposición a los rayos del sol puede ocasionar manchas.

Mascarilla de jitomate

Esta mascarilla se obtiene moliendo en una licuadora o un procesador de alimentos la mitad de un jitomate. De igual forma, puedes añadir una cucharadita de jugo de limón (alrededor de 5 ml) para potenciar las propiedades aclarantes. Una vez teniendo la mezcla, se recomienda refrigerarla durante 30 minutos.

Lo ideal es dejar reposar por 10 minutos la mascarilla en todo tu rostro, para obtener un tono uniforme. Como dato extra, el uso de esta mascarilla resulta esencial para los hombres que deseen estimular el crecimiento y fortalecimiento de la barba. ¡Manos a la obra!