fbpx Saltar al contenido
Compra fácil y seguro
Farmacia Prixz
Descarga

¡Obtén 100 de regalo + ENVÍO GRATIS! Da click aquí

¿Cómo engrosar tu cabello con ingredientes naturales?

* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

Si crees que tu cabello se encuentra más débil o escaso, seguramente estás en busca de una opción para hacerlo más fuerte. Y, por suerte, además de productos, existen ingredientes naturales que podrían contribuir en su mejora.

Antes de compartirte las mascarillas que ayudarán a engrosar tu cabello, debes saber que el secreto para que esto funcione está en los productos que usas diariamente para el cuidado capilar. Todos los cabellos tienen una composición diferente, por lo que es importante que personalices una rutina en función del debilitamiento de tu cabello.

A continuación, te compartimos algunos de los ingredientes naturales que te ayudarán a engrosar tu cabello.

Aguacate

La vitamina E y los ácidos grasos contenidos del aguacate son excelentes para tu cuero cabelludo. Mejerán el aspecto del pelo, sobre todo ante casos de caída excesiva y sequedad.


Modo de empleo

  • Extrae la pulpa de un aguacate maduro y, tras obtener un puré espeso, frótalo sobre el cabello.
  • Separa el pelo en varios mechones y asegúrate de cubrir las raíces y todas las hebras.
  • Déjalo actuar 40 minutos y enjuaga con tu champú habitual.
  • Repite su aplicación, por lo menos, 2 veces a la semana.

Huevo

Las proteínas que contiene el huevo lo convierten en uno de los mejores tratamientos naturales para revitalizar el cabello fino y quebradizo. Estos nutrientes son ricos en vitaminas y minerales. Estos fortalecen las hebras de pelo desde las raíces y disminuyen la caída excesiva.

Modo de empleo

  • Para empezar, bate dos huevos, dependiendo de la cantidad de cabello. Aplícalos por todo el pelo y cuero cabelludo.
  • Cubre la melena con un gorro de ducha y déjalo actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite la aplicación 2 o 3 veces a la semana.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es excelente como tratamiento para lograr un cabello más grueso y libre de problemas de caída o sequedad. Sus ácidos grasos y aminoácidos nutren los folículos y aumentan el crecimiento sin causar reacciones indeseadas.

Modo de empleo

  • Para empezar, calienta una pequeña cantidad de aceite de ricino y frótalo por todo el cuero cabelludo.
  • En caso de tener las puntas abiertas, aplícalo también sobre estas.
  • Después, déjalo actuar 40 minutos y enjuaga con tu champú de uso habitual.
  • Si se te dificulta su aplicación, combínalo en partes iguales con aceite de oliva o coco. Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

¿Por qué se debilita o pierda el grosor nuestro cabello?

 Existen numerosos factores que pueden predisponer a una pérdida o adelgazamiento del cabello:

Genética

Especialmente en los hombres la calvicie puede ser un problema hereditario.

Envejecimiento: la edad conlleva por lo general una pérdida gradual o adelgazamiento del cabello por múltiples factores: enfermedades, cambios hormonales en la mujer, uso de determinados medicamentos, mala alimentación, etc.

Estrés

Uno de los signos de un estrés excesivo puede ser la caída inusual de pelo.

Infecciones bacterianas o micóticas

Este tipo de infecciones pueden causar sequedad de la piel del cuero cabelludo, descamación y pérdida o adelgazamiento del cabello.

Cambios hormonales

Es una de las causas más comunes de alopecia en las mujeres, especialmente tras la menopausia.

Medicamentos

La caída del cabello se asocia habitualmente a la quimioterapia que se utiliza en el tratamiento del cáncer, aunque una vez finalizado el pelo vuelve a salir. Sin embargo, existen otros medicamentos que pueden generar el adelgazamiento del cabello: cortisona, fármacos indicados para el tratamiento de la hipertensión arterial, anticoagulantes (heparina), reguladores del colesterol (hipolipemiantes), antidepresivos tricíclicos, etc.

Enfermedades

La caída del cabello puede ser un síntoma de ciertas enfermedades, como el lupus eritomatoso o la diabetes.

Alimentación deficiente

El adelgazamiento del cabello puede ser el primer signo de una alimentación deficitaria en nutrientes, como la falta de hierro y la ausencia o escasez de proteínas o determinadas vitaminas.