Ir al Contenido

Amantadina: ¿Qué es y para qué sirve?

Amantadina: Prevé y trata la influenza y el Parkinson

La amantadina se usa para prevenir y tratar los síntomas de la influenza tipo A.

Asimismo, amantadina se utiliza para tratar los síntomas del Parkinson como son rigidez, temblores, hipocinesia y acinesia.

La amantadina es capaz de inhibir el proceso de fusión y penetración del virus de la influenza tipo A y también logra una mejor distribución de la dopamina y noradrenalina en el cerebro en pacientes con Parkinson.

¿Qué es la amantadina, la clorfenamina y el paracetamol?

Además de hallar la amantadina sola (poco común), podemos encontrar en el mercado la combinación con otras dos sustancias: clorfenamina y paracetamol. Esta combinación es eficaz para dar tratamiento a los síntomas de la gripe común, como son el dolor muscular, la fiebre y el escurrimiento nasal.


La clorfenamina es un antihistamínico que disminuye la secreción y comezón nasal y estornudos; mientras que el paracetamol ayuda a disminuir la fiebre y el dolor corporal.

¿Cómo tomar la Amantadina?

Amantadina se toma vía oral, puesto que son tabletas.

Para el tratamiento de sintomatología del Parkinson, la dosis es la siguiente:

  • La dosis inicial de la primera semana consiste en una tableta de 100mg una vez al día. Pasados 7 días, se aumentará el gramaje hasta encontrar la respuesta correcta.
  • La dosis habitual es de 200 a 600mg al día, es decir, de 2 a 3 tabletas dos veces al día.

En pacientes de edad avanzada o con insuficiencia renal, la dosis debe ser rebajada.

Se recomienda tomar en mañana y tarde antes de las 4pm la ultima dosis.

Para influenza tipo A o gripe común, se toma de la siguiente forma:

  • Prevención: Tomar 100mg dos veces al día antes de estar en contacto con la o las personas infectadas. Se puede tomar hasta por 6 semanas.
  • Tratamiento: Tomar 100mg dos veces al día hasta 48 horas después de aparecieron los síntomas y 48 horas después de que desaparezcan.

¿Cómo encontrar Amantadina en farmacias?

Si estás en busca de amantadina, aquí te dejamos los nombres comerciales con la que la puedes encontrar:

Cabe destacar que Kinestrel y PK-Merz son productos especializados para tratar los síntomas del Parkinson.

¿Cuál es el precio y dónde puedo encontrar Amantadina?

Amantadina puede ser comprada sin complicaciones en la gran mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

Revisa los costos:

Kinestrel (Parkinson)

  • Caja con 30 tabletas de 100mg de amantadina cada una. Su precio ronda entre los 330 y 400 pesos mexicanos.

PK-Merz (Parkinson)

  • Caja con 30 tabletas de 100mg de amantadina cada una. Su precio oscila entre los 410 y 500 pesos mexicanos.

Antiflu-Des

  • Caja con 24 cápsulas con amantadina, clorfenamina y paracetamol. Su precio oscila entre los 90 y 120 pesos mexicanos.

Rosel T

  • Caja con 15 tabletas con amantadina, clorfenamina y paracetamol. Su precio ronda entre los 30 y 45 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquier presentación de amantadina en Farmacias Prixz, Benavides, Farmalisto, San Pablo, entre otras.

Consideraciones antes de tomar Amantadina

Antes de tomar amantadina, debes saber cuáles son las contraindicaciones y precauciones, esto para evitar que te produzca un mal que no tenías previsto.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a amantadina o rimantadina.
  • Afectaciones cardiacas.
  • Convulsiones.
  • Historial de úlcera gástrica.
  • Insuficiencia renal grave.
  • Glaucoma de ángulo cerrado.
  • Embarazo y lactancia.

Precauciones

  • Insuficiencia hepática.
  • Pacientes con historial delirios o psicosis exógena.
  • Hipotensión ortostática.
  • Edema periférico.
  • Riesgo de insomnio si se toma cerca de la hora de dormir.
  • Cuidado en personas de edad avanzada.
  • Controlar desequilibrio electrolítico.

¿Qué efectos secundarios produce Amantadina?

Con la toma de amantadina se pueden presentar uno o más de los siguientes síntomas. Si alguno se vuelve constante o grave, acude a tu médico.

  • Trastorno de control de impulsos
  • Insomnio y/o somnolencia.
  • Depresión.
  • Vértigo.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Ataxia.
  • Boca seca.
  • Náuseas.
  • Confusión.
  • Dificultad para hablar.
  • Visión borrosa.
  • Retención urinaria.
  • Alteraciones de la piel.