fbpx Saltar al contenido

Abdomen marcado mujer: 5 técnicas y tips para lograrlo

Te has preguntado ¿Cómo tener un abdomen marcado en poco tiempo? ¿Cómo marcar el abdomen ? ¿Cuánto tiempo se tarda en marcar el abdomen de mujer?. Si la respuesta es un sí, estas en el lugar indicado. 

Todas las mujeres deseamos un abdomen plano, de lo que estamos seguras es en dos cosas, la primera, es que el abdomen es una zona del cuerpo difícil de definir y la segunda, es que  para lograrlo la clave primordial es la alimentación y el ejercicio.

Es importante considerar que cada cuerpo es diferente y trabaja de diferente manera es por ello que cada mujer obtendrá resultados diferentes en cuanto a tiempo y estética. Lo importante es tu tiempo y dedicación que le pones y veras que valdrán la pena. En este artículo conoce 5 técnicas y secretos para lograr un abdomen plano.

La comida es importante

 Incluso si hace mucho ejercicio, no notará el efecto si come de forma inadecuada. Entre los alimentos de barriga plana recomendados se encuentran: arándanos, batatas, manzanas, huevos, carnes magras (como ternera o pollo) y té verde.


Mantén un equilibrio

No se trata solo de elegir una máquina para el ejercicio extenuante, también hay formas más fáciles de fortalecer y definir el abdomen, como el yoga o Pilates, que te ayudarán a ganar flexibilidad y fortalecer tu espalda.

Práctica peso muerto

Aunque algunas personas lo creen, combinado con ejercicio cardiovascular, todavía es posible usar el levantamiento de pesas para fortalecer y definir el abdomen. Pronto se dará cuenta de que el peso define su área de interés.

No cuentes las calorías.

Si quieres marcar tu abdomen, las calorías no son importantes, por eso es importante distribuir una gran cantidad de nutrientes como proteínas, grasas e hidratos de carbono, para ello consulta con un experto en nutrición.

Mantén una buena Postura

Si pasas demasiado tiempo frente a la computadora, procura mantener una buena postura, es importante también que realices ejercicio de estiramiento y respiración para evitar que una mala postura  debilite los músculos abdominales.