Saltar al contenido

6 aceites para hacer crecer las pestañas

 Las pestañas son una parte de nuestro rostro que siempre nos preocupa que luzca bien. El uso de maquillaje, el enchinador y el medio ambiente pueden debilitarlas haciendo que se caigan o inhibiendo el crecimiento.

Tener unas pestañas saludables y fortalecidas es el sueño de muchas mujeres pero ¿cómo lograrlo? El aceite para pestañas es una receta natural que te ayudará a alargarlas, fortalecerlas y hacerlas crecer. ¡Te recomendamos algunos aceites vegetales para conseguir unas pestañas abundantes, largas e increíbles!

  1. Aceite de almendras

El aceite de almendres contiene vitamina E, proteínas y grasas saludables que ayudan al crecimiento de las pestañas y a darles volumen. Para usarlo, coloca un poco en un hisopo de algodón y distribúyelo en todas tus pestañas. Realiza el procedimiento en la noche para dejarlo actuar mientras duermes. No lo enjuages.

  1. Aceite de ricino

El aceite de ricino es un aceite vegetal que se obtiene de una planta de la familia de las Ricinus communis. Por su contenido en ácidos grasos esenciales y vitaminas ayudan a mejorar el aspecto tanto de la piel, como del cabello. Es un excelente nutriente para las pestañas porque se asimila con facilidad. Para aplicarlo, frota un poco del aceite directamente en las pestañas y deja que actúe toda la noche.


  1. Aceite de coco

Este aceite también contiene ácidos grasos así como antioxidantes y minerales que ayudan a fortalecer el vello. Por lo tanto, es ideal para tener unas pestañas abundantes. También debes aplicarlo por la noche directamente sobre tus pestañas, incluso funciona como desmaquillante.

  1. Aceite de oliva

Aunque no lo creas, el aceite de oliva es otro gran aliado para tener unas pestañas fuertes, abundantes e hidratadas. Utiliza el aceite de oliva extra virgen a temperatura tibia para aplicarlo sobre tus pestañas. Te recomendamos usarlo 3 veces a la semana,

  1. Aceite de aguacate

 Tal como los otros aceites, el de aguacate contiene ácidos grasos y antioxidantes, así como vitaminas. Estas propiedades refuerzan los tejidos del pelo contribuyendo a su crecimiento. Aplica por la noche una pequeña cantidad sobre las pestañas y deja que actúe toda la noche.

  1. Aceite de hueso de mamey

El hueso de mamey es uno de los remedios tradicionales más efectivos para el crecimiento de las pestañas. Contiene nutrientes, vitaminas, minerales y ácidos grasos que humectan y estimulan el crecimiento. Recuerda también aplicarlo por la noche, puedes hacerlo con un hisopo, tu dedo o un cepillo de rímel que ya no ocupes, solo lávalo perfectamente para que no tenga residuos de pintura.

Consejos

  • Es importante que todos estos aceites los apliques en pequeña cantidad y evitando lo más posible que se meta en tus ojos.
  • El cuidado de tus pestañas también hará que luzcan mejor. Evita jalarlas demasiado cuando las enchinas o al maquillarte.
  • Enchínalas antes de aplicar el rímel, nunca lo hagas al revés.
  • ¡Siempre desmaquíllate! Por muy cansada que llegues a casa es importante que elimines todo el rímel de tus pestañas porque si lo dejas toda la noche a la larga irá quebrando tus pestañas.