Saltar al contenido

5 tipos de lagartijas o flexiones para brazos fuertes

Las flexiones de brazos o lagartijas, como las llamamos en México, son ejercicios para fortalecer los músculos de los brazos, aunque también se trabaja abdomen, glúteos y piernas. Aunque pareciera que solo puede haber una forma de hacer flexiones, la posición que toman los brazos es fundamental y puede modificar por completo la zona a trabajar.

Lagartijas tradicionales

Estas son las típicas flexiones que haces en clase de Educación Física. Consiste en colocarte boca abajo con las manos plantadas en el suelo, usualmente al costado de cada hombro. Las puntas de los pies se colocan también contra el suelo. En esa posición, debes levantar el peso de cuerpo con la fuerza de tus brazos. Para que este ejercicio haga su efecto, puedes realizar 10 series de 30 segundos con 15 segundos de descanso entre cada serie.

Medias lagartijas

Este ejercicio, aunque implica el mismo esfuerzo que las lagartijas tradicionales resulta más fácil. Para las medias lagartijas, en lugar de apoyar las puntas de los pies contra el suelo, lo que harás será recargar el peso en tus rodillas. Puedes mantener los pies elevados o pegados al piso y, en esa posición, levantar tu cuerpo del suelo con la fuerza de tus brazos. Puedes hacer 10 series de 30 segundos con 15 segundos de reposo entre cada serie.


Flexión de tríceps

Este ejercicio es un poco más pesado, debido a que el peso del cuerpo se centra en los tríceps. Para este ejercicio, colócate como si fueras hacer las lagartijas convencionales, pero, en lugar de colocar las manos a la altura de los hombros, lo que harás es colocar las manos a la altura de tus costillas y levantar el peso de tu cuerpo con los brazos. Al igual que las flexiones anteriores, puedes realizar 10 series de 30 segundos con 15 segundos de reposo entre cada serie.

Flexiones abiertas

Para realizar este tipo de flexiones debes colocarte en la posición inicial de una flexión tradicional, coloca las manos a la altura de los hombros, pero procura dejar aproximadamente 10 centímetros de distancia entre tus hombros y tus manos. Levanta el peso de tu cuerpo con los brazos. Con este tipo de flexiones, el trabajo se centra en los hombros y el pectoral. Ya sabes, 10 sesiones de 30 segundos con 15 segundos de reposo.

5 tipos de lagartijas o flexiones para brazos fuertes

Flexiones tocando un hombro.

Estas flexiones se tienen que hacer sí o sí con las piernas extendidas, es decir, apoyando tu peso en la punta de los pies y no en las rodillas. Colócate en la misma posición de las lagartijas tradicionales y realiza las flexiones, la diferencia radica en que, cuando tengas los brazos extendidos, pases el peso a uno solo de tus brazos y, con el brazo libre, toques el hombro contrario. En cada flexión toca el hombro contrario, no realices la carga sobre solo un brazo durante toda una sesión.

Debido al esfuerzo que realizas para hacer este tipo de flexiones, no sólo trabajas brazos y pecho, sino también trabajas toda la faja abdominal.

Flexiones con pierna extendida

Para este tipo de flexiones, debes colocarte como si fueras a andar a gatas, es decir, con los brazos extendidos y las palmas de las manos enel piso. Apoya las rodillas contra el piso. Extiende una de tus piernas y deja caer el peso de tu cuerpo hacia el frente, doblando los brazos. Extiende y flexiona tus brazos sin bajar la pierna durante 30 segundos.

Para realizar una rutina completa, puedes intercalar una serie de cada uno de los tipos de lagartijas. Recuerda que es muy importante realizar una rutina de calentamiento antes de iniciar a ejercitarte. De lo contrario, puedes lastimarte de forma severa.

Procura utilizar un tapete de yoga para evitar lastimarte con la dureza del piso. También puedes proteger tus muñecas aplicando un vendaje a forma de muñequeras. En la farmacia digital Prixz encuentras diferentes tipos de vendas. Ingresa a la página de internet o descarga la aplicación y realiza tu compra. Prixz se encarga de entregar el producto en la dirección que tú indiques.