Ir al Contenido

Tristeza: ¿Qué es y cómo se cura?

La tristeza es una de las principales  emociones humanas. Es un dolor mental o estado emocional, causado por debilidad mental. Cuando nuestras expectativas no se cumplen o nuestro entorno de vida es más doloroso que la felicidad, a menudo nos sentimos tristes. El sentimiento opuesto es la felicidad

La tristeza es un sentimiento común que puede presentarse con diversos grados de intensidad, que van desde la tristeza temporal hasta la desaparición de la causa que la hizo desaparecer (que puede durar varios minutos u horas), o una tristeza intensa o intensa que dura varios días. . Durante un período de semanas o semanas, esto puede verse como un síntoma de un problema más complejo como la depresión y requiere ayuda profesional.

¿Qué causa la tristeza?

Hay muchas razones para la tristeza, como la decepción amorosa, el desempleo, la muerte de amigos, familiares o mascotas, enfermedad, nostalgia, insatisfacción personal y otras situaciones que las personas consideran negativas. En este sentido, la tristeza se refiere a la mirada de pensamientos pesimistas y tristes, el sentimiento de inferioridad hacia los demás, la pérdida del interés por el trabajo profesional, familiar y emocional.

¿Qué nos dice la tristeza?

La tristeza es una emoción que activa los procesos psicológicos que nos permiten superar la pérdida, la decepción o el fracaso. Nos permite establecer un distanciamiento de las situaciones dolorosas para favorecer la internalización y curación del dolor que producen.


¿Cómo se siente la tristeza?

Generalmente se manifiesta con los siguientes síntomas:

  •  llanto
  • tez sombría
  • pesimismo
  • melancolía
  • falta de ánimo
  •  baja autoestima
  •  pérdida del apetito 
  • falta de energía. 

¿Por qué es mala la tristeza?

En teoría, la tristeza es una emoción básica, por lo que no es algo bueno ni malo. De hecho, la tristeza no es mala, al contrario, es saludable porque expresamos un sentimiento, de lo contrario

¿Cuál es la cura para la tristeza?

  • Si lo necesitas, llora. No lo reprimas,  la tristeza es una emoción como otras emociones y tiene sus funciones. 
  • Date tiempo y espacio
  • No juzgues tus propios sentimientos
  • No te aísles
  • comparte tus sentimiento para desahogarte
  • consiéntete, date un gusto.
  • Presta atención a tu apariencia y la higiene personal
  • sal a divertirte

Tipos y ejemplos de tristeza

Tristeza adaptativa

Pensaremos que cuando las emociones se correspondan y sean razonables según la situación o aspecto que las produzca, nos enfrentaremos a una tristeza adaptativa o funcional. Por lo tanto, esta es una especie de tristeza en respuesta a eventos internos o externos, después de lo cual nuestro cuerpo puede necesitar reducir los niveles de actividad y procesar la información para permitirle aceptar y adaptarse.

Por tanto, esta es una especie de tristeza saludable, caracterizada por el hecho de que comenzará a disminuir o incluso a desaparecer a medida que avance el tiempo o la acción. El ejemplo más típico es la tristeza que sentimos en el duelo.

Tristeza desadaptativa

En principio, la tristeza es una forma natural de adaptación. Sin embargo, en algunas personas y en algunas situaciones, las emociones pueden persistir sin control y causar un dolor constante. En estas situaciones, el duelo es un problema adicional que debe resolverse.

Esto sucede cuando las emociones y su expresión se ven obstaculizadas. El duelo inaceptable y 

Tristeza patológica

Creemos que el duelo patológico es uno o más sentimientos de tristeza, depresión y desinterés por el mundo, en este mundo las personas muestran muy poca capacidad de reacción emocional, pero suelen ir acompañadas de lágrimas.

Esta mentalidad no es acorde con ningún evento o falta de eventos, o parece, en cierta medida, desproporcionada con la situación al principio. Puede conducir al aislamiento e incluso a un comportamiento autodestructivo en casos extremos. Este es un tipo de tristeza que puede aparecer en la depresión u otras enfermedades.

Tristeza instrumental

Creemos que la tristeza es útil para este tipo de tristeza que se utiliza para lograr un objetivo específico. Aunque se puede sentir en parte con sinceridad, es una emoción de uso voluntario.

Por otro lado, en ocasiones también podemos enfrentarnos a una simulación completa en la que solo existe la parte externamente observable de la tristeza, no la parte subjetiva