Ir al Contenido

Penicilina G: ¿Qué es y para qué sirve?

La penicilina G bezantínica es un antibiótico que está indicado para el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles a la bencilpenicilina, tales como Streptococcus pyogenes, S. pneumoniae y enterococo. El tratamiento de este medicamento debe ser guiado por los estudios bacteriológicos y por la respuesta clínica.

La penicilina G benzatínica favorece la obtención de buenos resultados terapéuticos en los siguientes casos:

    • Infecciones estreptocócicas del grupo A localizadas en el tracto respiratorio superior
    • Piel o tejido celular subcutáneo
    • Escarlatina
    • Erisipela
    • Neumonías y otitis media producidas por neumococos.

Presentaciones de penicilina G

Al ser un antibiótico para uso parenteral, está comercialmente disponible en forma de sales de potasio, sodio, y como penicilina-benzatina o penicilia-procaína.


Dependiendo de los usos indicados por el médico, es posible encontrar presentaciones de 600,000 UI con 4 ml, de 1,200,000 UI con 6 ml y de 2,400,000 UI con 6 ml.

Precios de penicilina G

Al igual que en el caso de las presentaciones, su precio varía en función de lo recetado por el médico. Sin embargo, el precio de este medicamento es muy accesible para todos los bolsillos: puede encontrar a la venta presentaciones desde $11.00 MXN.

Medicamentos relacionados

Otros antibióticos que tienen propiedades similares a la penicilina G bezantínica son:

Ertapenem
Imipenemque
Piperacilina

Dosis y vías de administración

La penicilina G benzatínica debe administrarse por vía intramuscular. La inyección debe ser profunda en el cuadrante supero-externo de la región glútea en adultos y niños mayores de 4 años. Se recomienda los siguientes esquemas de dosificación:

Adultos y niños mayores de 10 años

Una sola inyección de 1’200.000 UI.

En niños menores de 10 años

Una sola inyección de 600.000 UI.

Profilaxis en casos de fiebre reumática o glomerulonefritis

1’200.000 UI cada 30 días.

Sífilis primaria, secundaria y latente

Una sola inyección de 2’400.000 UI.

Contraindicaciones y precauciones

La penicilina G benzatínica se debe utilizar con precaución en pacientes con insuficiencia renal ya que el fármaco se elimina por mecanismos renales.

La sal de potasio de la penicilina G contiene aproximadamente 1,7 mEq de potasio/millón de unidades y 0,3 mEq de sodio unidades/millon de unidades. La sal sódica de la penicilina G contiene 2 mEq de sodio/millón de unidades. Por ello, debe usarse con precaución en pacientes alérgicos al potasio.

La penicilina puede causar una variedad de reacciones de hipersensibilidad, que van desde erupciones cutáneas leves hasta una anafilaxia fatal. Es importante recalcar que los pacientes que presenten hipersensibilidad a la penicilina no deben volver a ser tratados con este medicamento. Los pacientes con alergias o condiciones alérgicas como el asma pueden tener un mayor riesgo de reacciones de hipersensibilidad a las penicilinas.

En general, las penicilinas deben usarse con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad gastrointestinal, especialmente colitis, debido a que los efectos adversos gastrointestinales asociados con la terapia con penicilina pueden agravar la situación.

En embarazo y lactancia, la penicilina G se clasifica dentro de la categoría B de riesgo. Estudios no han demostrado evidencia de efectos adversos en mujeres embarazadas o en lactancia.

Efectos secundarios

Los más comunes son los siguientes:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Dolor, hinchazón o enrojecimiento en el lugar de inyección

Otras reacciones que se tienen documentadas son:

  • Sarpullido
  • Urticaria
  • Picazón
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Inflamación del rostro, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o parte inferior de las piernas
  • Ronquera
  • Fiebre
  • Dolor muscular o de articulaciones
  • Dolor de estómago
  • Diarrea intensa con o sin fiebre y calambres estomacales que pueden ocurrir hasta 2 meses o más después de su tratamiento
  • Sangrado o moretones inusuales
  • Sangre en la orina
  • Convulsiones
  • Debilidad
  • Ritmo cardiaco irregular, rápido o lento
  • Retorno de la fiebre, dolor de garganta, escalofríos u otros síntomas de infección

¿Dónde comprar la penicilina G?

Siempre y cuando tenga a la mano su receta médica, puede adquirir fácilmente este medicamento en la mayoría de las principales farmacias de México.