Ir al Contenido

Midazolam: ¿Qué es y para qué sirve?

Dormicum: ¿Qué es y para qué sirve?

El Midazolam es un medicamento de la familia de las benzodiacepinas, éstas se utilizan para disminuir la excitación neuronal y tienen un efecto: antiepiléptico, ansiolítico, hipnótico y relajante muscular.

Aunque entre sus usos está el de fungir como anticonvulsivante, la utilidad que le dan los especialistas primordialmente son:

  • Fobias e inductor del sueño
  • Como medicación preanestésica
  • Trastornos afectivos y esquizofrenia (auxiliar)
  • Sedante-hipnótico para procedimientos de corta duración
  • Auxiliar en trastorno de ansiedad y trastorno de ansiedad generalizada

¿Dónde comprar Midazolam en México y cuánto cuesta?

Si desea comprar Midazolam, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Midazolam, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.


No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

El Midazolam cuesta aproximadamente 4,708.8 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Presentaciones

En México se venden las siguientes presentaciones:

  • Dormicum, cajas con 30 tabletas de 7.5 mg
  • Relacum, de laboratorios Pisa, cajas con 5 ampolletas de 15 mg/3 ml
  • Dormicum, de laboratorios Roche, puede encontrarse en 5 piezas ampolletas 15 mg/3 ml

¿Cuáles son los efectos del Midazolam?

El midazolam, como otras benzodiacepinas, tiene un efecto sedante, relajante y antiepiléptico.

Poco tiempo después de la ingesta, se percibirán los primeros efectos, sedación, relajación (neuronal y muscular) y posteriormente somnolencia, depresión del sistema nervioso y motriz; finalmente la inducción del sueño.

Dosis y vía de administración 

Dependiendo del uso terapéutico variaran las dosis y vías de administración:

Como sedante preoperatorio 20-60 minutos antes del procedimiento:

  • Adultos: Alrededor de 5 mg; oscilando entre los 70 y 100 mcg/kg
  • Niños de 1 a 15 años: Dosis inicial no mayor a 2.5 mg administrado de forma lenta 2 minutos antes del procedimiento

Como tratamiento contra el insomnio: Vía de administración oral.

  • Niños: No se recomienda su uso en niños menores de 15 años
  • Adultos: De 7.5 a 15 mg. El tratamiento debe ser lo más corto posible, de unos pocos días a 2 semanas máximo

Su uso en adultos mayores debe tener más precauciones, tanto en su uso clínico preoperatorio como en el tratamiento del insomnio; la dosificación dependerá de diversos factores.

Contraindicaciones

Su uso de evitarse si:

  • Tener apnea del sueño
  • Si se ha consumido alcohol
  • Sufrir enfermedad obstructiva crónica pulmonar
  • Manejar algún tipo de vehículo o maquinaria pesada
  • Hay hipersensibilidad al midazolam o alguna otra benzodiacepina
  • Padecer enfermedades neuromusculares, como distrofia, miotonía o miastenia gravis

¿Se puede consumir Midazolam durante el embarazo o lactancia?

Es recomendable no consumir Midazolam u otras benzodiacepinas durante el embarazo o lactancia.

Su uso queda a disposición del profesional de la salud al cotejar costo-beneficio en su uso durante el embarazo o lactancia.

Efectos secundarios 

El Midazolam, como otras benzodiacepinas, es un medicamento de uso controlado y de venta restringida con receta. Puesto que su uso a corto plazo combinado con otras sustancias puede ocasionar daño al hígado, riñones y efectos cognitivos-conductuales graves.

Su uso indiscriminado puede derivar en:

  • Sobredosis
  • Dependencia física y psicológica
  • Daño a órganos (hígado y riñones principalmente)
  • Resistencia a la sustancia (se requerirá una dosis cada vez mayor)

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.