Ir al Contenido

Laxis: ¿Qué es y para qué sirve?

Laxis: ¿Qué es y para qué sirve?

Laxis o Lasix es un fármaco, compuesto por Furosemida, que sirve para tratar edemas (retención de líquidos) en pacientes que presenten alguno de los siguientes padecimientos:

  • Trastornos renales
  • Enfermedades del hígado
  • Fallo cardíaco congestivo

También es usado para tratar la hipertensión y, además, proporciona un soporte de diuresis (secreción de orina) forzada cuando un paciente se encuentra intoxicado.

¿Dónde comprar Laxis y cuánto cuesta?

Si desea comprar Laxis, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Laxis, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.


No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Laxis cuesta aproximadamente 217 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

¿Qué es la Furosemida y para qué sirve?

La Furosemida es un diurético utilizado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, retención de líquidos (edemas) e hipertensión, pero también sirve para aliviar los síntomas de:

  • Retención de líquidos asociado a síndrome nefrótico
  • Retención de líquidos asociada a enfermedad hepática
  • Retención de líquidos asociado con la insuficiencia renal crónica

Presentaciones

Generalmente, Laxis puede encontrarse en cajas con:

  • 5 ampolletas inyectables de 20 mg en 2 ml
  • 36 tabletas de 20 mg en envase de burbuja
  • 24 tabletas de 40 mg en envase de burbuja

Así como en 16, 20, 24 o 36 tabletas de 20, 40 y 60 mg.

En México, también puede ser encontrado bajo los nombres comerciales de: Busemida, Diurmessel, Furodiurol, Furosan, Henexal, Lasilacton, entre otros.

¿Qué contiene Laxis?

Cada tableta contiene:

  • 20 y 40 mg de Furosemida

Cada ampolleta inyectable contiene: 

  • 20 mg de Furosemida

Medicamentos relacionados

Los siguientes medicamentos también son útiles en el tratamiento de la hipertensión arterial: OlmesartánRamiprilMetoprolol, ClonidinaTiazidas, entre otros.

Dosis y vía de administración de Laxis

Vía de administración: Oral e intravenosa.

Principios generales:

  • La dosis empleada debe ser la más baja, suficiente para alcanzar el efecto deseado.
  • La dosis diaria máxima de Furosemida recomendada para adultos para administración oral es de 1500 mg
  • La duración del tratamiento depende de la indicación, y en cada caso debe ser determinada por el médico tratante

Dosis en niños: La dosis recomendada de Furosemida es de 2 mg/kg de peso corporal hasta una dosis diaria máxima de 40 mg

  • Síndrome nefrótico: De 40 a 80 mg al día, pudiendo ajustarse según la respuesta
  • Enfermedad hepática: De 20 a 80 mg al día y se puede ajustar de acuerdo con la respuesta
  • Insuficiencia cardiaca congestiva crónica: De 20 a 80 mg al día, divididos en 2 o 3 administraciones
  • Hipertensión arterial: La Furosemida se puede emplear sola o en combinación con otros agentes antihipertensivos; la dosis oral es de 20 a 40 mg al día
  • Insuficiencia renal crónica: De 40 a 80 mg al día, en una sola toma o dividida en dos, y se puede ajustar de acuerdo con los resultados obtenidos

Se recomienda tomar las tabletas de Laxis con el estómago vacío, ya que éstas deben ingerirse sin masticar y con una cantidad suficiente de líquido.

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de usar Laxis, en cualquiera de sus presentaciones.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto Laxis?

Si usted toma Laxis para controlar su presión arterial, debe saber que su periodo de acción siempre va a depender del organismo de cada paciente, pudiendo tardar hasta 2 o 4 semanas para verse mejorías.

¿La Furosemida sirve para adelgazar?

La Furosemida funciona como diurético para el cuerpo humano y cabe la posibilidad de que exista pérdida de peso durante el tratamiento.

Sin embargo, no es recomendable usar Lasix como método para adelgazar, ya que podría venir acompañado de otros efectos secundarios que pueden poner en riesgo su salud.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Hipokalemia e hiponatremia severa
  • Insuficiencia renal anúrica que no responde a la Furosemida
  • Hipovolemia (disminución de sangre en el cuerpo) o deshidratación
  • Estados precomatosos y comatosos asociados a encefalopatía hepática
  • Hipersensibilidad conocida a la Furosemida o  a cualquiera de sus componentes
  • Alergia a las sulfonamidas (antibióticos sulfonamídicos o sulfonilureas) pueden presentar sensibilidad cruzada con la Furosemida

Advertencias:

  • El tratamiento con Lasix requiere de una supervisión médica constante
  • Conserve la caja bien cerrada, a no más de 30°C y protéjala de la luz solar
  • Durante el tratamiento con furosemida generalmente se recomienda un control regular de sodio, potasio y creatinina séricos
  • En pacientes con obstrucción parcial del flujo de orina, el incremento en la producción de orina puede provocar o agravar las molestias
  • Requieren de un monitoreo cuidadoso pacientes con hipotensión, Diabetes mellitus, síndrome hepatorrenal, hipoproteinemia, lupus y en riesgo de sufrir una caída brusca de la tensión arterial

Laxis y Alcohol

Al tomar Laxis deberá evitarse el consumo alcohol, ya que éste puede hacer que su presión arterial baje o suba más, aumentando el riesgo de sufrir mareos o desmayos.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Náuseas, vómito y diarrea
  • Deshidratación e hipovolemia
  • Aumento en el volumen de orina
  • Hipocalcemia e hipomagnesemia
  • Aumento de creatinina y triglicéridos
  • Hiponatremia, hipocloremia e hipokalemia
  • Aumento en los niveles séricos de colesterol, ácido úrico y crisis de gota

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.