Ir al Contenido

Furosemida: ¿Qué es y para qué sirve?

Furosemida: ¿Qué es y para qué sirve?

La furosemida es un diurético utilizado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, retención de líquidos –edemas– e hipertensión.

La furosemida también sirve para aliviar los síntomas de:

  • Retención de líquidos asociado con la insuficiencia renal crónica.
  • Retención de líquidos asociado a síndrome nefrótico.
  • Retención de líquidos asociada a enfermedad hepática.

¿Qué dosis tomar de la furosemida?

Es importante que un médico prescribirá la dosis que deberá tomar.  Sin embargo, la furosemida se presenta en tabletas y en solución para administración oral. Usualmente se toma una o dos veces al día.

Dosis oral en adultos y adolescentes

Inicial de 20 a 80 mg al día y dosis de mantenimiento de 20 a 40 mg al día.

Dosis oral usual en niños

Dosis de 2 mg, por kg de peso, al día hasta un máximo de 40 mg al día.

Dosis inyectable en adultos

Edema

La dosis usual de furosemida es de 20 a 40 mg, administrada como una dosis única, inyectada intramuscular o intravenosamente.

Edema pulmonar agudo

La dosis usual inicial de furosemida es de 40 mg, inyectada lentamente por vía intravenosa durante 1 a 2 minutos. Si no ocurre una respuesta satisfactoria en 1 hora, se puede aumentar la dosis a 80 mg, inyectada lentamente por vía intravenosa durante 1 a 2 minutos.

Dosis inyectable usual en niños

1mg, por kg de peso al día, y se podrá suministrar hasta un máximo de 20 mg.

Respecto a los comprimidos de furosemida, se recomiendan tomarlos antes de las comidas.

¿Qué medicamentos contienen furosemida?

  • Lasix
  • Y puede encontrarse en su versión genérica bajó el nombre del componente activo: Furosemida

¿Dónde comprar Furosemida?

Se puede conseguir, con receta médica, en farmacias minoristas como:

  • prixz.com
  • farmaciasanpablo.com.mx
  • fahorro.com

Efectos secundarios

Algunos de los efectos comunes que se pueden presentar al administrarse furosemida son:

  • Diarrea, estreñimiento o pérdida del apetito
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Dolor de cabeza o mareo
  • Visión borrosa.

Contraindicaciones

La furosemida está contraindicada a pacientes con:

  • Hipersensibilidad a la furosemida o a cualquiera de los componentes de la fórmula.
  • Alergia a las sulfonamidas, antibióticos sulfonamídicos o sulfonilureas, ya que podrían manifestar sensibilidad cruzada con furosemida.
  • Hipovolemia o deshidratación.
  • Insuficiencia renal anúrica que no responde a la furosemida.
  • Pacientes embazadas y en lactancia.

Advertencias

Se necesita supervisión médica al administrarse furosemida a pacientes con:

  • Diabetes mellitus latente.
  • Lupus, debido a que existe la posibilidad de exacerbación o activación de este.
  • Pacientes con gota.
  • Pacientes con síndrome hepatorrenal, como insuficiencia renal funcional asociada a enfermedad hepática severa.
  • Pacientes con hipoproteinemia, por ejemplo, asociada a síndrome nefrótico.
  • Infantes prematuros, en los que se debe monitorear la función renal y llevarse a cabo ultrasonografía renal debido al posible desarrollo de nefrocalcinosis/nefrolitiasis.