Ir al Contenido

Laritol D: ¿Qué es y para qué sirve?

Laritol D disminuye los efectos ocasionados por reacciones alérgicas y también funciona como descongestivo nasal.

El mecanismo de acción de Lartitol D se basa en dos sustancias: fenilefrina y loratadina. Funciona como antihistamínico de acción prolongada y disminuye el edema nasal.

Disminuye los síntomas de rinitis alérgica, congestión nasal y prurito óculo nasal (picazón en ojos y nariz).

¿Qué contiene Laritol D?

Los componentes de Laritol D se concentran en las siguientes cantidades:

  • Fenilefrina, 30 mg
  • Loratadina, 5 mg

La loratadina funciona como antihistamínico de acción prolongada, esto implica que, ante un cuadro alérgico, detiene los síntomas desencadenados por esta.

Por su arte, la fenilefrina funciona como vasoconstrictor de acción directa, por lo que disminuye la obstrucción nasal.

¿Cuál es la dosis de Laritol D?

Es importante que, previa ingesta del medicamento, acuda a su médico para indicaciones específicas.

Laritol D cuenta con dos presentaciones, tabletas y jarabe, por lo que la dosis se recomienda de la siguiente manera:

Jarabe:

  • Niños de 2 a 5 años: 2.5ml cada 12 horas.
  • Adultos y niños mayores de 6 años: 5 mil cada 12 horas.

Grajeas:

  • Adultos y niños mayores de 12 años: una grajea cada 12 horas.

Precio y dónde adquirir Laritol D

El precio de Laritol D depende de la presentación y del proveedor. Los siguientes precios son aproximaciones.

  • Laritol D Adulto (120ml), $140 MXN
  • Laritol D Tab (10 cápsulas), $100.00 MXN

Puede adquirirlo en Prixz, Smartclub, Farmacia San Pablo, Farmacia Guadalajara, entre otras.

Laritol D y alcohol

No se recomienda la administración de Laritol D si se ha consumido alcohol, pues puede provocar efectos secundarios como nauseas, vomito, debilidad, somnolencia, confusión y disminución de la presión arterial.

Laritol D y medicamentos

En caso de que exista un tratamiento previo, consulte a su médico antes de la ingesta de Laritol D, en particular en los siguientes casos:

  • Si existe administración previa de ketoconazol, eritromicina o cimetidina, se corre riesgo de concentración de loratadina.
  • Si existe uso previo de medicamentos que inhiban o se metabolicen por enzimas hemáticas, la ingesta de Laritol D puede modificar las concentraciones plasmáticas y provocar efectos nocivos.

Laritol D en el embarazo y periodo de lactancia

En el caso del embarazo, la existencia simultanea de fenilefrina y oxitocina puede genera hipertensión arterial. Frente a los simpaticomiméticos vasoconstrictores, pueden reducir la perfusión placentaria, se debe evitar en el embarazo.

Durante el periodo de lactancia, evite la ingesta de Laritol D, pues la loratadina es excretada a través de la leche materna.

No debe ingerir Laritol D durante el embarazo y periodo de lactancia.

Consideraciones antes de usar Laritol D

Siempre es recomendable la indicación médica antes de la administración de cualquier medicamento. Asimismo, se sugiere precaución ante las siguientes circunstancias:

  • En pacientes con cuadro de insuficiencia hepática aguda, es recomendado consultar al médico, pues la dosis inicial debe ser más baja. De igual modo, si los síntomas persisten posterior a la ingesta, el paciente debe ser valorado por un especialista de la salud.
  • En el caso de niños menores a 6 años, la administración de Laritol D debe ser forzosamente bajo prescripción médica.
  • En el caso de niños menores a 2 años, la eficacia y seguridad de Laritol D no está garantizada.

Contraindicaciones

Evite la ingesta de Laritol D en los siguientes casos:

  • Pacientes sensibles a agentes adrenérgicos.
  • Pacientes bajo tratamiento con inhibidores de la MAO, incluso si se ha interrumpido la dosificación en un periodo de 14 días.
  • Pacientes con complicaciones en arterias coronarias e hipertiroidismo.

Efectos secundarios de Laritol D

La dosificación de Laritol D puede generar los siguientes efectos:

  • En el caso particular de la loratadina se puede presentar fatiga, cefalea, somnolencia, boca seca, náuseas, gastritis o erupción cutánea.
  • En conjunto con los simpaticométicos, se puede presentar ansiedad, miedo, nerviosismo, insomnio, confusión, irritabilidad, dolor de cabeza, y estados psicóticos.
  • También se puede presentar disnea, debilidad y vómito.