Ir al Contenido

Hidróxido de Aluminio: ¿Qué es y para qué sirve?

Hidróxido de Aluminio: ¿Qué es y para qué sirve?

El Hidróxido de Aluminio es un antiácido para adultos y niños mayores de 12 años; está indicado en el tratamiento de la gastritis, úlcera péptica y duodenal, así como en la indigestión, eteorismo (acumulación de gases), agruras y eructos.

Presentaciones de Hidróxido de Aluminio

Generalmente, el Hidróxido de Aluminio puede venir envasado como suspensión oral desde 118 ml y hasta 360 ml; tabletas de 150, 300 y 500 mg en cajas de 10 a 30 comprimidos; así como en tabletas masticables de diferentes sabores.

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de: Gelar®, Melox®, Zymagen®, Zolidime®, Espaven®, Pramigel® y Vengesic®.

¿Qué es Hidróxido de Aluminio e Hidróxido de Magnesio?

De la combinación de Hidróxido de Aluminio e Hidróxido de Magnesio se compone un antiácido como Gelar®, utilizado para aliviar los síntomas de indigestión, acidez o trastorno de reflujo gastroesofágico.

Cabe destacar que, estos antiácidos son sustancias insolubles y reaccionan con el ácido clorhídrico del estómago, por lo que sus efectos son rápidos y prolongados. De esta manera logran aliviar eficazmente los síntomas de ardor y dolor epigástrico.

Medicamentos que contienen Hidróxido de Aluminio

Los siguientes medicamentos también contienen Hidróxido de Aluminio como ingrediente activo: Espaven, Pramigel y Espraden.

Dosis y vía de administración de Hidróxido de Aluminio

Vía de administración: Oral

  • Dosis en suspensión: De 1 a 2 cucharadas, 3 o 4 veces al día, hasta un máximo de seis dosis en 24 horas y no por más de dos días
  • Dosis en tabletas: De 1 a 2 comprimidos, cada 6 horas, hasta un máximo de seis dosis en 24 horas y no por más de dos días

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Hidróxido de Aluminio en cualquiera de sus presentaciones.

Contraindicaciones y advertencias de Hidróxido de Aluminio

Sin contradicciones durante el embarazo o lactancia; sin embargo, no debe emplearse en pacientes con insuficiencia renal, cálculos de vías urinarias e hipersensibilidad a los componentes del medicamento.

Advertencias:

  • No comparta este medicamento con nadie, ni lo consuma durante más de 14 días.
  • No cambie de producto antiácido sin asesoramiento de su doctor.
  • Si está tomando otros medicamentos, deje transcurrir un período de 2 horas antes o después de tomar este medicamento.
  • Puede ser inseguro en pacientes con porfiria (trastornos que aparecen como resultado de la acumulación de ciertos químicos relacionados con las proteínas de los glóbulos rojos) bajo tratamiento de hemodiálisis.
  • Puede causar estreñimiento y la sobredosis de sales de magnesio podría causar hipomotilidad (disminución de la capacidad de movimiento) del intestino.

Efectos secundarios de Hidróxido de Aluminio

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Erupción cutánea, picazón o urticarias.
  • Hinchazón de la cara, labios o lengua.
  • Dolores y molestias de huesos o articulaciones.
  • Confusión o irritabilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.
  • Náuseas o vómito.
  • Cansancio o debilidad inusual.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Hemorroides.

¿Cuál es el precio de Hidróxido de Aluminio?

El Hidróxido de Aluminio, en cualquiera de sus presentaciones, oscila entre los 20 y 220 pesos mexicanos.

¿Dónde comprar Hidróxido de Aluminio?

Podrás comprar el Hidróxido de Aluminio en establecimientos como: Farmacias del Ahorro, Farmacias GI, Farmacias San Pablo, Prixz, Walmart, Chedraui, entre otros.