Ir al Contenido

Cubrebocas: ¿Qué es y para qué sirve?

Cubrebocas: ¿Qué es y para qué sirve?

A causa de la potencial epidemia del recientemente llamado Covid-19, la necesidad de estar protegidos es fundamental. Uno de los instrumentos más populares para ese fin es el cubrebocas.

Conoce cómo debe ser usado y su nivel de eficacia.

¿Para qué sirve un cubrebocas?

Un cubrebocas es un instrumento quirúrgico que se utiliza para evitar que las pequeñas gotas de saliva que se generan al hablar, toser o estornudar, sean esparcidas y puedan contagiar a las personas que están alrededor. Asimismo, evita que se contagien superficies con las que personas infectadas y sanas tengan contacto.

¿Quién puede usar cubrebocas?

Ante el riesgo de contraer una infección, es importante saber quién puede o no usar el cubrebocas. México, en 2009, ya tuvo la experiencia del uso de este instrumental con la contingencia H1N1. Con ella, la población ha aprendido su correcto uso, pero no está de más revisar de nuevo los puntos básicos para así evitar contagios.


Quién puede utilizar

  • Las personas que presenten síntomas de gripe o algún otro padecimiento respiratorio.
  • Las personas que atienden a una persona con gripe o algún otro padecimiento.
  • Las personas que deban estar en espacios concurridos.

Nota: En 2020, la Organización Mundial de la Salud ha señalado que no es necesario el uso de cubrebocas para aquellas personas que no presenten síntomas de gripe o infecciones respiratorias.

Quién no puede utilizar

  • Los niños menores de 2 años.
  • Las personas que se encuentran solas en un lugar cerrado como el auto o el hogar.
  • Las personas que tengan dificultades para respirar.

Tipos de cubrebocas

En el mercado, existen 2 principales tipos de cubrebocas que cumplen la función evitar el contagio. La eficacia de cada uno de ellos depende de los materiales y para el lugar donde está planeado usarse. Revisa qué modelos de cubrebocas existen en la actualidad.

Cubrebocas convencional

También es llamado máscara quirúrgica o tapabocas y es el más usado por la población general. Con él, se logra evitar que las gotas grandes de saliva entren en contacto con la boca y nariz.

Este tipo de cubrebocas son frágiles y deben ser cambiados por bastante frecuencia.

Mascarilla N95

Este tipo de cubrebocas es capaz de filtrar al menos el 95% de las partículas que se encuentran en el aire. Existen dos modelos, con o sin válvula de exhalación.

El modelo con válvula disminuye la sensación de sofocación, pero puede no ser muy útil para ambientes sumamente contaminados.

También es desechable, aunque se puede usar más de una ocasión si se revisa que no existen rasgaduras o golpes en ésta.

¿Cómo colocar un cubrebocas correctamente?

Debes saber que el uso correcto del cubrebocas puede evitar el contagio de agentes patógenos. Sin embargo, si se usa de manera incorrecta, puede aumentar el peligro de transmisión. Revisa cómo colocar de manera correcta un cubrebocas.

  • Lávate las manos correctamente antes de tocar el cubrebocas.
  • Revisa cuál es el lado correcto del cubrebocas, teniendo en cuenta que las costuras gruesas son la parte interna.
  • No dejes que ninguna superficie o alguien más toque el cubrebocas.
  • Pasa por tu cabeza las cintas elásticas, sin jalar demasiado de ellas y colócalas detrás de las orejas. Procura no tocar la parte interna donde van la nariz y la boca.
  • La boca y nariz debes quedar completamente cubiertas. Ajústalo.
  • Mientras lo traigas puesto, no lo toques. Si lo llegas a tocar, lava tus manos de inmediato y usa gel antibacterial que tenga base de alcohol.
  • Cuando tosas o estornudes, usa la parte interna del codo, no importa que estés usando el cubrebocas.
  • No compartas el cubrebocas con nadie.
  • Para comer o beber, quítate el tapabocas.

¿Cuándo debo cambiar el cubrebocas?

El periodo de vida de un cubrebocas va a depender de la exposición a la que esté expuesto y los materiales de los que esté fabricado. Revisa en qué momentos debes cambiar o desechar tu cubrebocas.

  • Si se humedeció, será necesario retirarlo lo más pronto posible y desecharlo. Tendrás que usar uno nuevo y seco.
  • Debes quitarlo si el cubrebocas está roto, desgastado, si presenta alguna perforación o algún doblez.
  • No se debe usar en el cuello.
  • Si te lo quitas, no lo reutilices, lo ideal será usar uno nuevo.

¿Cómo desechar un cubrebocas?

Es común que se nos sugiera el uso de cubrebocas para diferentes situaciones, sin embargo, muy pocas veces nos dicen cómo hay que desecharlo.

Al contener potenciales bacterias y virus, el cubrebocas debe ser eliminado cuidadosamente. Revisa cómo hacerlo.

  • Retíralo de tu boca.
  • Si puedes, utiliza unas tijeras y córtalo en pequeños pedazos.
  • Introduce los pedazos en una bolsa, anúdala y tírala al bote de basura.
  • Limpia las tijeras con cloro.
  • Lávate las manos con agua y jabón.

Es importante que:

  • Nunca tires el cubrebocas en la calle.
  • No utilices cubrebocas cuyo origen desconozcas.
  • No reutilices cubrebocas.
  • Si estás en un hospital, sigue los mismos pasos si es posible.

Recuerda que nunca debes dejar un cubrebocas sobre la mesa, escritorio, buró o cualquier superficie que pueda estar contaminada.

Nota: El uso del cubrebocas no debe extenderse a más de un día.

¿El cubrebocas protege del Coronavirus (Covid-19)?

Como se ha comentado, un cubrebocas se utiliza para evitar que las pequeñas gotas de saliva que se generan al hablar, toser o estornudar, sean esparcidas y puedan contagiar a las personas que están alrededor. Por lo tanto, sí es útil para evitar el contagio de Coronavirus o COVID-19, sólo recuerda que la OMS recomienda que el uso sea exclusivo para aquellas personas con síntomas o para quienes tengan contacto con alguien enfermo.

¿Cómo hacer un cubrebocas casero?

Si estás sufriendo por la escasez de cubrebocas o por su excesivo precio con algunos proveedores, aquí te decimos cómo hacer un cubrebocas con material que puedes conseguir fácilmente.

Material

  • Pellón, con medio metro puedes elaborar entre 20 y 25 piezas
  • Resorte tubular plano, 60cm por cubrebocas
  • Hilo
  • Tijeras
  • Regla
  • Lápiz

¿Cómo hacerlo?

  1. En el pellón, recorta:
  • Adulto: 20x15cm
  • Niños: 18×12
  1. Une vez que tengas los rectángulos, dobla un centímetro en cada uno de los lados más cortos y cose.
  2. Corta el recorte, de 50 a 60cm, depende si es para niño o adulto.
  3. Coloca el resorte en los lados de la tela que cosiste y amarra.
  4. Revisa que se ajuste de manea adecuada a tu cara.

Al usar un cubrebocas casero, puedes ahorrar algo de dinero y estar preparado para posibles contingencias.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar un cubrebocas?

Prácticamente, en todas las farmacias venden cubrebocas convencionales, su costo varía de 1 a 3 pesos cada uno.

En el caso de los N95, se pueden encontrar en farmacias en línea por un precio aproximado de 20 a 25 pesos cada uno.

Debes tener en cuenta que estos precios pueden variar por la excesiva demanda actual a causa de Covid-19. Recuerda mantenerte informado y visitar Farmacias Prixz para adquirir todo lo que necesites.