Ir al Contenido

Acarbosa: ¿Qué es y para qué sirve?

Acarbosa: ¿Qué es y para qué sirve?

La Acarbosa está indicada en el tratamiento de la Diabetes mellitus tipo 2, como monoterapia o en combinación con otros hipoglucemiantes orales, cuando no se consigue un buen control de la glucosa solamente con dieta y ejercicio.

Asimismo, está indicado como tratamiento coadyuvante a la insulina, la dieta y el ejercicio en los pacientes con Diabetes tipo 1.

La Acarbosa es un medicamento que se absorbe poco, entre 0.7 a 2%. El metabolismo se lleva a cabo en el intestino por medio de las bacterias y las enzimas digestivas, por ello, el 51% se elimina principalmente a través de las heces y solo el 2% por la vía renal.

Contenidos


Presentaciones de Acarbosa

Generalmente, la Acarbosa puede encontrarse en:

  • Cajas con 30 tabletas de 50 mg

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo el nombre comercial de: Glucobay® y Sacartrol®.

¿Cómo funciona la Metformina?

La función principal de la Metformina consiste en mejorar la reacción de la insulina en el organismo, por ello, sirve para el control de la diabetes, ya que disminuye la producción y liberación de glucosa, además de disminuir el nivel de absorción del azúcar en el intestino.

La Metformina sirve también para tratar otras enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico, tiene un efecto favorable en personas que sufren de obesidad y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en pacientes con enfermedades coronarias.

Por esta razón, hoy en día la Metformina es el medicamento más utilizado para el tratamiento de la Diabetes tipo 2 y tipo 1 que son resistentes a la insulina. Además de todo, también se usa la Metformina para adelgazar en periodos cortos de tiempo.

¿Qué es mejor la Acarbosa o la Metformina?

Según estudios, la Metformina en bajas dosis parece mejorar el control glucémico en mayor medida que la monoterapia con Acarbosa en pacientes con Diabetes tipo 2 y sin obesidad.

Medicamentos relacionados

También contiene Acarbosa como ingrediente activo el siguiente medicamento: Glucobay.

Sin embargo, los siguientes medicamentos también son útiles en el tratamiento de la Diabetes mellitus: Metformina, Januvia, Forxiga, Trulicity, entre otros.

Dosis y vía de administración de Acarbosa

Vía de administración: Oral.

  • Adultos: 1 tableta (50 mg) con cada comida. Con incrementos de 50 mg/día cada 4 a 6 semanas, pero sin exceder los 300 mg/día hasta alcanzar los niveles de glucosa deseados

Importante, la dosis recomendada solo es indicativa y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Acarbosa.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Hipersensibilidad a la fórmula
  • Cetoacidosis diabética o con periodos de ayuno prolongado
  • Alteraciones crónicas que condicionen cuadros de mala absorción, mala digestión, obstrucción intestinal o colitis ulcerativa

Advertencias:

  • Debe utilizarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal crónica o grave

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Distensión abdominal, meteorismo, flatulencias y diarrea
  • Anemia secundaria y mala absorción de hierro a nivel intestinal
  • Urticaria, eritema y exantemas cutáneos
  • Hipoglicemia al usarse conjuntamente con hipoglicemiantes orales y/o insulina

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.

¿Cuál es el precio de la Acarbosa?

En cualquiera de sus presentaciones, oscila entre los 45 y 590 pesos mexicanos.

¿Dónde comprarla?

Podrás comprar la Acarbosa en establecimientos como: Farmacias del Ahorro, Farmacias GI, Farmacias San Pablo, Prixz, Chedraui, entre otros.