Ir al Contenido

5 Tips nutricionales para mejorar tu calidad de vida

5 Tips nutricionales para mejorar tu calidad de vida

Cuando se habla de nutrición, se habla de cuántos nutrientes obtenemos de lo que comemos. Por ello, es importante revisar lo que consumimos, ya que es probable que muchos de los alimentos que acostumbramos estén aportando muy poco a nuestro cuerpo.

Una buena nutrición trae consigo una buena salud física y un mejor ánimo mental.

Por lo anterior, aquí te dejamos algunos tips nutricionales para que puedas mejorar tu calidad de vida.

Incluye porciones equilibradas de los 3 grupos de alimentos

En México existe algo llamado “El plato del buen comer” el cual es una guía para poder saber cómo balancear nuestra comida, este plato se divide:

  • Verde (frecuente). Frutas y verduras: Calabaza, papaya, manzana, uva, zanahoria, chayote, etcétera.
  • Amarillo (moderado). Cereales y tubérculos: Pan, tortillas, maíz, arroz, avena, pastas, papa, yuca, camote, etcétera.
  • Rojo (moderado). Leguminosas y alimentos de origen animal: Soya, frijol, lenteja, haba, queso, leche, carnes rojas, pollo, embutidos, etcétera.

Intenta comer de todo de una manera equilibrada para poder aportar los nutrientes necesarios a tu cuerpo.

Disminuye el consumo de azúcar

Es importante que la azúcar salga de tu vida de manera paulatina. Esto no quiere decir que ya no sea posible consumir un pedazo de pastel o un refresco de vez en cuando, sólo se debe moderar. Recuerda que el exceso en el consumo de ésta puede provocar obesidad, hipertensión, diabetes, problemas de hígado, entre otros problemas.

Puedes probar:

  • Consumir más fruta, ya que de ella obtendrás la porción de glucosa que buscas.
  • Limitar las cucharadas de azúcar que agregas a tu café, té o infusiones.
  • Evitar los refrescos y jugos comerciales, todos ellos contienen grandes cantidades de azúcar.
  • Revisa las etiquetas de lo que compras. Comprueba la cantidad de azúcar que contiene y elige el de menor grado.

Recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que se puede consumir el 10% de azúcar del total de calorías que se consumen al día. Es decir, si consumimos 1000 calorías, sólo 100 deben ser de azúcar.

Toma suficiente agua

Cuando tomamos agua, aportamos a nuestro cuerpo minerales esenciales para funcionar mejor: calcio, magnesio, sodio, potasio, etcétera.

Mantener una buena hidratación ayuda a realizar las funciones de:

  • Mantener la temperatura corporal del organismo.
  • Ayuda a la deglución, digestión, absorción, metabolismo y excreción.
  • Previene el estreñimiento.
  • Ayuda a perder peso.
  • Mejora la apariencia de la piel.

Se recomienda, generalmente, beber 2 litros de agua al día, sin embargo, la cantidad puede variar dependiendo de tus actividades. Sólo simplemente inclúyela en tu dieta diaria.

Come entre comidas

A veces, solemos pensar que las horas de comida están estrictamente determinadas, sin embargo, se ha demostrado lo saludable de ingerir pequeños snacks o botanas entre las comidas fuertes, ya que mucho tiempo sin ingerir alimento puede hacer que al momento de sentarnos a la mesa, comamos más de lo debido.

Actualmente se sugiere que los snacks o refrigerios sean a media mañana y media tarde y sean elegidos con base a su capacidad de saciar el hambre y aporte nutritivo. Entre los que puedes elegir son:

Frutos secos: Almendras, nueces, cacahuates, entre otros.

Granos integrales: Avena, pan integral, galletas integrales.

Fruta natural y fruta seca: Manzanas, plátano, pasas, higo, dátiles.

Puedes revisar recetas y personalizar e inventar tus propios aperitivos.

Mantente en movimiento

Junto a la alimentación balanceada, es necesario que el cuerpo experimente actividad para poder metabolizar de manera adecuada los alimentos.

Salir a correr o crear una rutina de movimiento te aportará los beneficios como:

  • Controlar el peso.
  • Controlar los niveles de glucosa y colesterol.
  • Reducir enfermedades del corazón.
  • Mejor estado mental y ánimo.
  • Mejor salud sexual.
  • Ayuda a dejar el alcohol y el tabaco.

 

Y siempre:

Infórmate. Todos los días, salen al mercado una serie de productos o dietas que prometen revolucionar la salud de las personas, sin embargo, no todas ellas son tan poderosas como dicen o no son aptas para todos.

Recuerda que tener y mantener una mente y un cuerpo sano sólo depende de la persistencia y la voluntad.