Ir al Contenido

Zanamivir: ¿Qué es y para qué sirve?

Zanamivir: ¿Qué es y para qué sirve?

El Zanamivir es un fármaco que se utiliza, en adultos y niños mayores de 5 años, para tratar algunos tipos de influenza A y B o gripe en personas que han tenido los síntomas de esta enfermedad por menos de 2 días.

Cabe destacar que, pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la neuraminidasa (enzima), los cuales, actúan deteniendo el crecimiento y la propagación del virus de la gripe en el cuerpo.

Además, ayuda a acortar la duración de los síntomas de la gripe, como congestión nasal, dolor de garganta, tos, dolores musculares, cansancio, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos.

¿Dónde comprar Zanamivir en México y cuánto cuesta?

Para poder comprar Zanamivir al mejor precio es importante que consulte las promociones de farmacias físicas y en línea, pero en Prixz tenemos acceso a cientos de farmacias en toda la República Mexicana y nuestros Prixzers buscarán su pedido en todos los establecimientos que hagan falta.


Asimismo, para comprar Zanamivir puede optar por las grandes cadenas comerciales en México pero, sin duda, en Prixz encontrará mejores promociones y su compra siempre estará protegida; además, podrá pagar en efectivo o en algún OXXO.

No olvide que, en Prixz sus pagos son 100% seguros y en el caso de no encontrar su producto puede pedir su reembolso total o convertirlo en puntos con beneficios extra.

Descargue hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

¿Qué es Oseltamivir y para qué sirve?

Oseltamivir es el nombre de la sustancia activa presente en medicamentos utilizados en tratamiento y prevención de la influenza.

Puede ser administrado tanto en adultos como en niños y los siguientes productos cuentan con Oseltamivir:

  • Gremiltal (cápsulas de 45 mg)
  • Seltaferon (cápsulas de 75 mg)
  • Tamiflu (cápsulas de 30, 45 y 75 mg)

¿Cómo funciona Tamiflu?

El Tamiflu se utiliza para la prevención  tratamiento de la influenza en adultos, niños y bebés. Cuando existe un brote de infección en la comunidad o cuando los síntomas no tienen más de dos días de haberse manifestado, este medicamento puede ser de ayuda.

Está compuesto con Fosfato de Oseltamivir, el cual, es un inhibidor selectivo de las neuraminidasas del virus de la influenza A y B. Al inhibir las neuraminidasas, se evita la penetración del virus en las células y su posible diseminación.

El uso de este producto no afecta el funcionamiento del sistema inmune. Asimismo, su uso durante las primeras 40 horas de manifestación de síntomas puede reducir de manera significativa la duración de los signos relevantes en 32 horas.

En el terreno de la prevención, la toma de Tamiflu dentro de los 2 primeros días de exposición a un infectado, ha mostrado una efectividad del 92%.

Presentaciones

Generalmente, el Zanamivir puede encontrarse en:

  •  Caja y tubo con 5 o 7 discos de aluminio, con 4 dosis de 5 mg, y un dispositivo inhalador

En México, también puede ser encontrado bajo el nombre comercial de Relenza.

¿Qué contiene Zanamivir?

Cada dosis de polvo contiene:

  • 5 mg Zanamivir 
  • Excipiente, c.b.p. 25 mg

Medicamentos relacionados

Los siguientes medicamentos también son útiles antigripales: Sensibit DEucaliptineNextTherafluTabcin noche, entre otros.

Dosis y vía de administración de Zanamivir

Vía de administración: Oral por inhalación, ya que se administra únicamente con el dispositivo especial para inhalación oral o Diskhaler.

Tratamiento de la influenza A y B:

  • Adultos y niños mayores de 5 años: La dosis recomendada es de 2 inhalaciones de 5 mg, 2 veces al día por 5 días, lo que proporciona una dosis inhalada diaria de 20 mg
  • Dosis de prevención: Se recomienda usar 2 inhalaciones una vez al día, durante 10 días, lo que proporciona una dosis inhalada diaria de 10 mg, la cual, puede administrarse hasta por un mes completo si el periodo de riesgo de exposición se extiende más allá de 10 días

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Zanamivir.

¿Qué pasa si excedo la dosis de Zanamivir?

La administración de Zanamivir por tiempo prolongado puede ocasionar daño hepático, por ello, recuerde no exceder la dosis recomendada por su médico tratante.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Diabetes mellitus
  • Hipertrofia prostática
  • Enfermedades cardíacas
  • Enfermedad de la tiroides
  • Glaucoma, asma y enfisema
  • Hipersensibilidad conocida al principio activo o a cualquiera de sus componentes

Advertencias:

  • Conserve la caja bien cerrada, a no más de 30°C y protéjala de la luz solar
  • La infección por influenza puede asociarse con un aumento en la hiperreactividad de las vías aéreas
  • Existen reportes de convulsiones, delirio, alucinación y conducta anormal en pacientes con influenza que recibieron inhibidores de la neuraminidasa
  • Se han presentado algunos reportes aislados de pacientes tratados por influenza, quienes experimentaron broncospasmo y/o disminución en la función respiratoria después del uso del Zanamivir

Zanamivir y Alcohol

Al tomar Zanamivir deberá evitarse el consumo alcohol, ya que éste puede acelerar el metabolismo y aumentar el riesgo de sufrir necrosis hepática, así como mareos o desmayos.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Edema facial y orofaríngeo
  • Eritema cutáneo y urticaria
  • Candidiasis de boca y garganta
  • Ansiedad y trastornos del sueño
  • Broncospasmo y dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza, cataratas e hiperglucemia
  • Calambres musculares, angioedema y broncoespasmos
  • Taquicardia, fibrilación auricular y Síndrome de Cushing

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.