fbpx Saltar al contenido
Compra fácil y seguro
Farmacia Prixz
Descarga

¡Obtén $200 de regalo! Da click aquí

¿Qué es un procesador de textos?

¿Qué es un procesador de textos?
* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

Un procesador de textos es un programa informático que permite crear y modificar cualquier tipo de textos. Con ello, gracias a la simple entrada del teclado se pueden obtener textos con diferentes estilos y para varias finalidades.

Los procesadores de textos cuentan con la ventaja de poder editar lo que se escribe en tiempo real, a diferencia de sus antecesores las máquinas de escribir, las cuales, imprimían de inmediato lo que escribíamos, tornando el proceso de corrección en una vuelta de trabajo mayor, ya que se tenía que volver a escribir todo desde el principio.

Actualmente, los procesadores de textos son una herramienta vital en todos los ámbitos, la empresa, la educación y hasta el entretenimiento hacen uso de ellos.

Funciones de un procesador de texto

Nos permiten editar por completo un texto y hacerlo lo más atractivo posible. Eso supone, entre otras, el dotarle de una tipografía concreta, un tamaño de letra determinado, así como proceder a utilizar herramientas para resaltar determinadas palabras o frases, es decir, el uso de negrita, cursiva o subrayado.


Diseño y corrección

Los procesadores de texto también permiten intercalar imágenes y distintos tipos de gráficos dentro del texto, lo que permite crear documentos más avanzados al no limitarse a las palabras escritas.

Con todo ello, y haciendo empleo también de las diferencias herramientas de diseño de página, se consiguen unos resultados espectaculares y unos documentos muy atractivos.

Otra opción que brindan los procesadores de texto es la utilización de un corrector ortográfico, una aplicación que detecta las faltas ortográficas y sugiere las correcciones necesarias, o de un diccionario de sinónimos, el cual recomienda palabras alternativas a las escritas sin que se altere el significado del texto.

Tipos de procesadores de textos

Actualmente, existen dos tipos de procesadores de textos, cada uno enfocado a brindar experiencias de creación y edición:

Procesadores WYSIWYG

Por sus siglas en inglés “What You See Is What You Get”, que se traduce, “lo que tú ves es lo que obtienes”, son aquellos en donde en todo momento tú puedes observar en pantalla cómo quedará tu texto una vez que lo imprimas; es decir, negritas, espacios, márgenes, se hacen visibles en la hoja virtual para darte una idea exacta del resultado.

Word, Google Docs u Open Office son un ejemplo de éstos.

Procesadores WYSIWYM

Por sus siglas en inglés “What You See Is What You Mean”, que se traduce, “lo que tú ves es lo que quieres decir”, son aquellos procesadores en donde todo el formato que le quieras dar al texto se escribe por medio de otro texto (código).

Así pues, si quieres poner entre negritas la palabra OSO, deberás poner <strong>OSO</strong>, en lugar de sólo dar clic a un ícono. Es una manera no visual de crear y editar un texto.

Ejemplos de procesadores de textos

Con el paso del tiempo, el mercado se ha abierto a de forma sorprendente al mundo de procesadores de textos y actualmente existen una gran variedad a los que podemos acceder pagando o no. Revisa algunas opciones.

Microsoft Word

Uno de los más populares que existen, viene instalado en cualquier computadora que cuente con Windows y el cliente puede comprarlo o suscribirse a una membresía anual.

Google Docs

Una propuesta hecha por Google cuyo principal atractivo es su uso desde la nube, con ello, se pueden crear y modificar archivos que pueden ser vistos por otras personas sin la necesidad de pasos extras como mandar por correo. Es gratis.

Open Office

Es una versión libre de Word, por lo cual, cualquier persona lo puede adquirir sin pagar un centavo. Tiene con todas las características principales para crear y modificar textos para cualquier objetivo.

WordPerfect

Antes de Microsoft Word, existían WordPerfect, uno de los procesadores más populares, sin embargo, después de la llegada de la ola de estos programas, se ha perfeccionado para ofrecer una experiencia sencilla y eficaz.

Otros procesadores de textos existentes son OpenOffice.org Writer, Word Pad, Block de Notas, Abiword, Crypt Edit, Tiny Easy Word, etcétera.

Reemplazo de la máquina de escribir

Los procesadores de texto cumplen con una función similar a la que cumplían las máquinas de escribir hace algunas décadas, aunque mucho más completa y compleja. En la máquina de escribir, por ejemplo, cada letra tecleada por el usuario era impresa de forma inmediata en el papel, lo que imposibilitaba la posibilidad de borrar.

Con un procesador de texto, en cambio, es posible borrar y editar el contenido en todo momento ya que su funcionalidad básica se realiza sobre la pantalla.

Una vez que la tarea de redacción ya está completada, el usuario tiene la opción de guardar el documento, ya sea en el disco duro de su computadora, internet o una USB, o también puede imprimir el material escrito.

Ventajas de un procesador de textos

A pesar de que los utilizamos todos los días, es posible que no seamos conscientes de todos los beneficios que nos ofrecen estas valiosas herramientas:

• Referencias: De manera profesional, podemos añadir todo tipo de referencias para poder dar más solidez a nuestros argumentos

• Inserción de objetos: Además de texto, podemos añadir imágenes, gráficas, tablas o demás elementos que nos ayuden a complementar lo que queremos expresar

• Corrector ortográfico: Mientras escribimos, el procesador de textos nos puede mostrar los errores de ortografía que podemos tener y darnos una sugerencia para solucionarlos

• Guardar o imprimir: Al terminar de realizar un documento, tienes la opción de guardarlo para poder mandarlo por correo electrónico o compartirlo por otros medios o también imprimirlo bajo tus preferencias

• Dar formato de manera sencilla: Es posible cambiar el tamaño de la letra, su color, hacerlas negritas, subrayarlas o cursivas; podemos dar sangría, alinear el texto como lo deseemos; poner márgenes o espacios entre líneas