fbpx Saltar al contenido

¿Qué es la Otomicosis?

La otomicosis es el nombre que se le da a las infecciones en la piel del conducto auditivo externo. Estas infecciones suelen ser aguda, subagudas o crónica.

¿Qué causa la Otomicosis?

Esta infección es causada por levaduras y hongos filamentosos. Sin embargo, los agentes causantes varían según el área geográfica, pero buena parte de los casos son causados por la levadura Candida albicans y el hongo Aspergillus niger.

Además de existen, algunos otros, factores de riesgo para desarrollar la infección como:

  • Humedad excesiva.
  • Alteraciones en la producción del cerumen.
  • Microtraumatismos producidos por rascado, protecciones o audífonos.
  • Baños o en inmersiones en el agua.
  • Antecedentes de otitis externas.
  • Dermatitis.

¿Cuáles son los síntomas de la Otomicosis?

Regularmente, los síntomas que padecen los pacientes con Otomicosis son picor y otorrea serosa (acumulación de líquido en el oído medio), incluso serosanguinolenta (con sangre)


¿Cuál es el tratamiento de la Otomicosis?

Actualmente existe diversos medicamentos que ayudan a aliviar la Otomicosis.

Neomicina + lidocaína

Neomicina + lidocaína es una combinación antiinfecciosa y bactericida que sirve como tratamiento para la infección de oído. Por una parte la Neomicina inhibe el crecimiento de las bacterias, mientras que la Lidocaína funcionará como anestésico local, que bloqueará la propagación de la infección

Orecil

Orecil NF está indicado para tratar padecimientos por infección de oído causados por microorganismos. Orecil  tiene actividad antimicrobiana de amplio espectro, con absorción rápida y concentraciones en suero mayores, lo que le permite alcanzar altas concentraciones en la mayoría de los líquidos y tejidos.

Otolone

Otolone es un fármaco que se utiliza en la infección de oído, así como del conducto externo del oído. Regularmente Otolone se indica para reducir la inflamación, suavizar el cerumen y con ello facilitar su extracción mecánica. Otolone también sirve como coadyuvante en traumatismos, extracción de cuerpos extraños localizados en el oído externo y maniobras quirúrgicas.

¿Cómo prevenir la Otomicosis?

Para prevenir la otomicosis es imprescindible la humedad en el oído. Hay algunos consejos muy útiles: para tratar de prevenir esta infección:

  • Secar bien los oídos después del baño en playas o piscinas y después de la ducha.
  • Usar tapones de oídos si pasará mucho tiempo con la cabeza sumergida debajo del agua.
  • Procurar no rascarte las orejas de forma excesiva o con las uñas muy largas, ya que esto puede dañar la piel y facilitar la invasión de los hongos.
  • No usar bastoncillos ni otro tipo de objetos punzantes para limpiar los oídos.
  • Se recomienda utilizar un secador a muy baja potencia, para limpiar los oídos, teniendo cuidado de no quemar la piel de las orejas.
  • Seguir una dieta rica en vitaminas y proteínas.