Ir al Contenido

Mazindol: ¿Qué es y para qué sirve?

El mazindol es un medicamento que pertenece a una clase química de anorexígenos. Gracias a  sus propiedades, estimula el sistema nervioso central para reducir el apetito, aumentando a su vez el ritmo cardíaco y presión arterial.

De igual forma, el mazindol se utiliza en el tratamiento de la obesidad exógena a corto plazo (de 6 a 8 semanas), en adultos y en niños mayores de 12 años, como coadyuvante de la dieta pobre en calorías.

Estudios han demostrado que hay ciertas diferencias con fármacos como la anfetamina y sus derivados. Estas investigaciones  también indican que el mazindol no induce dependencia o fenómeno de rebote.

No obstante, su uso es bastante controvertido y ha sido retirado del mercado en muchos países debido a las consecuencias de sus efectos secundarios.

Presentaciones de mazindol

Este medicamento viene en la presentación de tabletas. En el mercado se encuentran estas dos:

  • Caja con Frasco con 7, 15, 30, 60 Tabletas de 0.5 mg.
  • Caja con Frasco con 7, 15, 30, 60 Tabletas de 1.0 mg.

Dosis recomendada de mazindol

En el tratamiento de la obesidad (como complemento de la dieta hipocalórica), y también para disminuir de peso se suele recomendar lo siguiente:

Adultos

Se recomienda comenzar el tratamiento con una dosis diaria de 1 mg una vez al día una hora antes del desayuno, con incrementos de 1mg dos veces al día, una hora antes de las comidas, o de 2mg, una vez al día, una hora antes del almuerzo.

El tratamiento no debe ser superior a 8 semanas. Si se debe repetir el tratamiento se tendrá que observar un intervalo sin medicación que no sea inferior al periodo de tratamiento precedente.

Este medicamento no es recomendado para niños menores de 12 años.

Marcas comerciales y precios de mazindol

Nombres comerciales

En las grandes farmacias de México podrá encontrar estas marcas:

  • Ifa Lose
  • MZ1
  • Solucaps

No existen genéricos para este medicamento.

Precio

Dependiendo de la marca que elija comprar, el precio va de los $245.00 MXN a los $550.00 MXN.

¿El mazindol sirve para bajar de peso?

Reconociendo la obesidad como un problema de salud, distintas organizaciones en el mundo han permitido el uso de mazindol para contrarrestarla en el corto plazo. Sin embargo, expertos no recomiendan el uso del mazindol para bajar de peso por insuficientes evidencias de eficacia a 12 meses en personas adultas con obesidad.

 

Contraindicaciones y precauciones

El mazindol está contraindicado en la hipersensibilidad conocida al fármaco, glaucoma de ángulo estrecho, insuficiencia renal, hepática o cardiaca grave, hipertensión, y  antecedentes de abuso de drogas.

En pacientes diabéticos, la administración de supresores del apetito y el régimen dietético concomitante como el mazindol puede modificar las concentraciones de glucosa sanguínea. A su vez, el medicamento puede  afectar la respuesta a la insulina e hipoglucemiantes orales.

Se requiere precaución en presencia de psicosis, ya que puede producir cuadros psiquiátricos que suelen comenzar con crisis de llanto, ansiedad, agresividad y pueden terminar en delirios, y alucinaciones.

No está recomendado en niños menores de 12 años ni en adultos mayores. Los pacientes que tengan que conducir vehículos o manejar máquinas deberán controlar primero su reacción al fármaco.

Efectos secundarios

Contacte de inmediato a su médico si llegara a presentar alguno de los siguientes síntomas:

  • Alergias que ocasionen dificultad para respirar, garganta cerrada, hinchazón de labios, lengua, o cara
  • Urticaria
  • Palpitaciones irregulares del corazón
  • Alucinaciones
  • Comportamiento anormal
  • Confusión

Otros efectos secundarios de menos importancia son:

  • Inquietud o temblores
  • Dolor de cabeza o mareos
  • Insomnio
  • Boca seca o un sabor desagradable en su boca
  • Diarrea o estreñimiento
  • Impotencia o cambios en su libido sexual

Importante: Mazindol crea hábito. Puede convertirse en una dependencia física y psicológica de este medicamento. Los síntomas de abstinencia podrían ocurrir si usted deja de tomar mazindol de repente después de varias semanas de uso continuo. Consulte con su médico sobre parar gradualmente este medicamento.

¿Dónde comprar mazindol?

Puede adquirir este medicamento en las principales farmacias mexicanas, ya sea de manera presencial o en línea.