Ir al Contenido

Exemestano: ¿Qué es y para qué sirve?

Exemestano: Una opción para el cáncer de mama

Exemestano es usado para tratar el cáncer de mama en mujeres que tienen la menopausia.  Puede ser prescrito en mujeres con la etapa inicial de la enfermedad o cuando ya han sido tratadas por 2 o 3 años con Tamoxifeno

El exemestano es un es un inhibidor esteroideo de la aromatasa, la cual es una enzima que ayuda a la producción de estrógeno.

Estudios han demostrado que algunos tipos de cáncer usan estrógeno para crecer, por lo cual, al desactivar la producción de esta hormona, es posible erradicar la fuente de alimentación de la enfermedad.

Hay que aclarar que la inhibición del estrógeno es de forma permanente.

Contenidos


¿Cómo tomar Exemestano?

La vía de administración es oral, son tabletas. Se recomienda tomar después de algún alimento.

Los adultos y personas mayores, deben tomar una tableta de 25mg una vez al día.

Es estado iniciales de cáncer de mama, se debe completar un tratamiento adyuvante de 5 años, primero Tamoxifeno y después exemestano.

En estados avanzados, continuar hasta que la progresión del tumor sea evidente.

¿Cómo encuentro Exemestano en farmacias?

Para tratar el cáncer de mama, se pueden hallar diversos nombres comerciales y presentaciones que contengan la sustancia activa. Revisa algunas de ellas.

Aromasin, caja con 30 tabletas de 25mg cada una.

Nodutax, caja con 30 tabletas de 25mg cada una.

Recuerda que la mejor marca es la que establezca tu médico.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Exemestano?

Si necesitas adquirir este medicamento, lo puedes hallar sin complicaciones en la mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

  • Aromasin, caja con 30 tabletas, su costo ronda entre los 5,100 y 5,300 pesos mexicanos.
  • Nodutax, caja con 30 tabletas, su costo ronda entre los 3,600 y 4,000 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquier presentación de quinfamida en farmacias Prixz, Smartclub, San Pablo, Farmalisto, Benavides, Del Ahorro, entre otras.

Exemestano en el culturismo

En el mundo del culturismo, tener una mayor cantidad de hormonas sexuales masculinas, produce el desarrollo más rápido y eficaz de los músculos  y la fuerza. Para ello, es posible usar exemestano como un agente bloqueador de la producción de estrógeno (hormona femenina) y poder aumentar las cantidades de testosterona (hormona masculina).

Asimismo, aquellos culturista que usan fármacos llamados esteroides anabólicos androgénicos, los cuales, al entrar al cuerpo, se convierten en estrógeno, pueden desencadenar efectos secundarios como: retención de líquidos, presión arterial alta o ginecomastia. Exemestano se usa para contrarrestar dichos efectos.

¿Exemestano engorda?

Si a la hora de utilizar este medicamento, te preocupa que una de sus reacciones adversas sea el aumento de peso, debes dejar de preocuparte, ya que ningún estudio muestra que esto sea uno de los efectos secundarios.

Se puede añadir que, por el contrario, al tomar exemestano, el paciente puede experimentar falta de apetito (anorexia), por lo cual, debe revisar con su médico la forma de aliviar ese síntoma.

Consideraciones antes de tomar Exemestano

Antes de iniciar un tratamiento con exemestano, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa.
  • Embarazo y lactancia.
  • Mujeres premenopáusicas.
  • Precauciones
  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia hepática.
  • Evaluar niveles de LH, FSH y/o estradiol.
  • No administrar en conjunto con medicamentos que contengan estrógenos.
  • Cuidado en mujeres con osteoporosis o con riesgo de padecerla.

 ¿Qué efectos secundarios produce Exemestano?

Como todo medicamento, exemestano puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Anorexia.
  • Dolor de cabeza.
  • Vértigo.
  • Síndrome del túnel del carpo.
  • Bochornos.
  • Náuseas.
  • Dolor abdominal.
  • Vómito.
  • Constipación.
  • Dispepsia.
  • Diarrea.
  • Incremento de sudoración.
  • Alopecia.
  • Erupción cutánea.
  • Dolor musculoesquelético.
  • Osteoporosis.
  • Fatiga.
  • Dolor.
  • Edema periférico o en pierna.