fbpx Saltar al contenido
¡$100 de regalo! Usa Regalo100

DFH medicamento: ¿Qué es y para qué sirve?

DFH medicamento: ¿Qué es y para qué sirve?

DFH medicamento, Difenilhidantoína o Fenitoína son fármacos que se utilizan para controlar cierto tipo de convulsiones epilépticas, así como para tratar y prevenir las convulsiones durante o después de la cirugía de cerebro o del sistema nervioso.

Asimismo, es usado para tratar otro tipo de padecimientos como:

  • Neuralgia trigeminal
  • Epilepsia motora o sensorial
  • Epilepsias focales o parciales
  • Gran mal (padecimiento epiléptico)
  • Intoxicación con medicamentos digitálicos
  • Epilepsia psicomotora o del lóbulo temporal
  • Tratamiento posterior a infartos al miocardio
  • Convulsiones provocadas por la neurocisticercosis
  • Migrañas, padecimientos psicóticos y arritmias cardíacas
  • Convulsiones secundarias causadas por tumores, golpes y otros trastornos del cerebro

Cabe mencionar que la Fenitoína pertenece a los medicamentos anticonvulsivos, los cuales actúan reduciendo la actividad eléctrica anormal en el cerebro. Además, este medicamento no causa adicción, sin embargo, siempre debe de ser recetado por un médico.

¿Dónde comprar DFH medicamento en México y cuánto cuesta?

Si desea comprar DFH medicamento, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.


Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de DFH medicamento, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.

No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

DFH medicamento cuesta aproximadamente 322 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Presentaciones

Generalmente, DFH medicamento puede encontrarse en:

  • Cajas con 50 cápsulas de 100 mg en envase de burbuja
  • Frascos con 150 ml de suspensión oral (0.750 g/100 ml)
  • Frascos con 120 y 240 ml de suspensión oral (2.5 g/100 ml)

En México, también puede ser encontrado como: Fenitoína Sódica y Epamin. 

¿Qué contiene DFH medicamento?

Cada cápsula de Epamin contiene:

  • 100 mg de Fenitoína sódica 

Cada 100 ml de suspensión oral de Epamin contienen:

  • 0.7500 o 2.5 g de Fenitoína sódica 

Medicamentos relacionados

Los siguientes fármacos también son útiles anticonvulsivos: Epamin, Primidona, AtemperatorLorazepamDiazepamMidazolamKeppraLacosamida, entre otros.

Dosis y vía de administración de DFH medicamento

Vía de administración: Oral.

  • Cápsulas: Se toman con abundante agua y pueden ingerirse con o sin alimentos; su posología puede iniciar con 300 mg al día, a ser tomada en 3 dosis y la dosificación puede ser ajustada a 400 mg al día, aunque es posible aumentar hasta 600 mg al día
  • Suspensión oral: Puede ser diluida con agua y ser administrada con o sin alimentos; su posología puede iniciar con 125 mg de suspensión de 37.5 mg/5 ml, lo anterior es equivalente a 16.6 ml, 3 veces al día, ajustando la dosis hasta 625 mg al día

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar DFH medicamento, en cualquiera de sus presentaciones.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto DFH medicamento?

DFH medicamento suele surtir un efecto duradero entre 2 a 3 días desde que se inició el tratamiento; sin embargo, su periodo de acción siempre va a depender del organismo de cada paciente.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Insuficiencia renal y hepática
  • Enfermedades coronarias graves
  • Pequeño mal (padecimiento epiléptico)
  • Antecedentes de enfermedades mentales, como psicosis y esquizofrenia 
  • Hipersensibilidad conocida a la Fenitoína o a cualquiera de sus componentes

Advertencias:

  • Conserve la caja bien cerrada, a no más de 30°C y protéjala de la luz solar
  • Se recomienda que el retiro de DFH medicamento se realice gradualmente
  • La administración en pacientes con disfunción renal requiere adaptaciones en la dosis
  • La Fenitoína no está indicada en convulsiones debidas a hipoglicemia o a otras causas metabólicas
  • Se han reportado suicidios, intentos de suicidio e ideas suicidas en pacientes tratados con Fenitoína
  • Se recomienda mucha precaución a los pacientes que realicen actividades peligrosas o conduzcan maquinarias
  • La Fenitoína no es efectiva en ataques de ausencia (Pequeño mal), ataques tónicos-clónicos (Gran mal) y de ausencia, ya que se requiere la terapia combinada con otros fármacos

DFH medicamento y Alcohol

Al tomar DFH medicamento deberá evitarse estrictamente el consumo de alcohol, ya que éste aumenta el riesgo de sufrir convulsiones, lesiones graves, mareos o desmayos.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Dolor de cabeza, parestesia y somnolencia
  • Fracturas óseas, osteoporosis y osteomalacia
  • Vértigo, insomnio, nerviosismo transitorio y espasmo motor
  • Náuseas, vómito, constipación, hepatitis tóxica y daño hepático
  • Hipocalcemia, hipofosfatemia y reducción de los niveles de metabolitos de vitamina D
  • Engrosamiento de los labios, hiperplasia gingival, hipertricosis y enfermedad de Peyronie
  • Lupus eritematoso sistémico, periarteritis nodosa y anormalidades en las inmunoglobulinas
  • Hiperplasia benigna de ganglios linfáticos, seudolinfoma, linfoma y enfermedad de Hodgkin
  • Dermatitis bulosa, exfoliativa o purpúrea, síndrome de Stevens-Johnson y necrolisis epidérmica
  • Nistagmus (movimiento involuntario del ojo), ataxia, lenguaje confuso, disminución de la coordinación y confusión mental

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.