fbpx Saltar al contenido
Compra fácil y seguro
Farmacia Prixz
Descarga

¡Obtén 100 de regalo + ENVÍO GRATIS! Da click aquí

¿Cómo alaciar el cabello?

* Precio exclusivo de tienda en línea.
* Producto sujeto a disponibilidad.
* Envios exprés a todo México.
Ver oferta

El cabello siempre es una parte de nuestro cuerpo que nos preocupa mucho cómo luzca. Alaciarlo es una opción para las mujeres que tienen el cabello ondulado o rizado cuando quieren arreglarse para un evento importante, una cita casual o simplemente porque le gusta más traerlo lacio.

Para lograr un buen alaciado existen diferentes métodos naturales, artificiales, permanentes o temporales. Para optar por alguno puedes considerar diferentes aspectos como tu presupuesto, los utensilios con los que cuentes, el tiempo y el cuidado de tu cabello.

A continuación te platicamos sobre las diferentes técnicas para alaciar tu cabello y cómo hacerlo para que escojas la que más se adecúe a tus necesidades y gustos.

¿Qué le pasa a mi cabello cuando lo alacio?

El alaciado permanente emplea un proceso que consiste en la ruptura de la cutícula del pelo, unas moléculas naturales que mantienen unidas las fibras capilares. La cutícula está formada por queratina que se localiza en todo el pelo; al romperse estas moléculas se rellenan con el producto químico que hace moldeable a cada cabello y así se vuelve lacio. Posteriormente se alisa el cabello y se aplica un tratamiento.


Tipos de alaciado permanente o semi-permanente

Los alaciados permanentes duran periodos muy prolongados de hasta 3 meses, sin embargo algo que debes considerar es que no existe uno que sea para toda la vida. Lo importante de este tipo de alaciados es que no se quitan cuando lavas o mojas tu cabello.

 Existen diferentes técnicas de alaciado que requieren por lo general, de un estilista o especialista para aplicar el procedimiento adecuado. Entre ellos se encuentra el alaciado brasileño a base de keratina, el japonés que utiliza tioglicolato de amonio y el rebonding. Estos tres tipos de alaciado tienen un procedimiento similar lo único que cambia es el químico que se aplica con cada uno.

También está el alaciado fotónico o photon hair que consiste en aplicar keratina y posteriormente una luz fotónica que es color violeta para fijar el tratamiento. Y finalmente la taninoplastia que se basa en diversos compuesto naturales llamados taninos.

Tipos de alaciados temporales

Los alaciados temporales solo te durarán mientras no laves o mojes tu cabello. Este tipo de alaciados generalmente puedes hacerlo tú mismo desde tu casa con diferentes utensilios y un procedimiento sencillo. Te explicamos cómo lograrlo.

  • Con plancha:

Primero debes lavar y acondicionar bien tu cabello además de dejarlo secar completamente evitando usar una toalla para hacerlo, mejor deja que seque de forma natural. Desenrédalo perfectamente y divide el cabello por mechones de aproximadamente dos dedos de ancho como máximo. Con la plancha comienza a alisarlo siempre tratando de no tocar la raíz. Es importante que los mechones sean pequeños para que actúe mejor el calor sobre tu cabello.

Evita pasar la plancha muy rápido o muy lento, deja que actúe el calor un segundo y ve deslizando hacia abajo para evitar quemarlo pero dejando que pase el calor necesario y así tu alaciado se vea mejor. Al final puedes aplicar un aceite para que brille más tu cabello.

  • Con secadora:

El proceso de alaciar el cabello con secadora es un poco menos agresivo ya que el calor no es tan directo.  Para llevar a cabo este tipo de alaciado tomarás igual un mechón de cabello y lo peinarás con un cepillo plano o redondo; al ir deslizando el cepillo por la parte de arriba vas a aplicando el calor con la secadora. Al final también puedes ponerte un poco de aceite o tratamiento para el cabello. Esto te dará más brillo.

¿Cómo alaciar el cabello de forma natural?

Existen algunos tratamientos naturales para alaciar tu cabello usando aceites naturales como de oliva, miel, coco o aguacate. Por ejemplo, puedes hacer una mezcla de aceite de oliva extra virgen y miel; aplícala sobre tu cabello de forma uniforme y déjala actuar por una hora. Después lava de manera habitual.

Lo mismo puedes hacer con el aceite de coco al ponerte entre 10 y 20 gotas en la mano y luego distribuirlas en tu cabello; hazlo de la mitad a las puntas. Deja que actúe por 20 minutos y luego enjuaga.

También puedes seguir algunos trucos y técnicas que aunque no alacian totalmente el cabello sí te ayudan. Es recomendable aplicarlas sobre todo cuando estás de viaje y no tienes los utensilios necesarios o para que no sometas tu pelo a estos procesos que usados en exceso resecan el cabello.

Si tienes el cabello largo puedes hacer un chongo con tu cabello cuando esté ligeramente húmedo. Primero debes secarlo presionando con una toalla ligeramente y cepillarlo con un peine de forma suave. Amárralo y déjalo así mientras duermes o haces alguna otra actividad. Si repites el proceso frecuentemente tu cabello se alaciará de manera natural.