fbpx Saltar al contenido

Clortalidona: ¿Qué es y para qué sirve?

La Clortalidona es un medicamento diurético usado para el tratamiento de:

  • Hinchazón
  • Presión arterial alta
  • Insuficiencia cardiaca y hepática
  • Síndrome nefrótico (enfermedad del riñón)
  • Acidosis tubular renal (defecto en los conductos renales)
  • Diabetes insípida (insuficiencia para regular el manejo de los líquidos)
Qué es:Se trata de una sustancia en medicamentos catalogados como diuréticos.
Para qué sirve:Se utiliza en tratamientos de hinchazón, presión arterial alta, insuficiencia cardiaca y hepática, síndrome nefrótico, acidosis tubular renal y diabetes insípida.
Cómo se utiliza:En el caso de cápsulas, la vía de administración es oral y la dosis recomendada es entre 12.5 y 50mg cada 24 horas.
Precio:$27.00 MXN

¿Dónde comprar Clortalidona en México y cuánto cuesta?

Si desea comprar Clortalidona, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Clortalidona, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.

No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).


Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

La Clortalidona cuesta aproximadamente 15.30 pesos mexicanos en farmacias o supermercados físicos, así como en algunas tiendas en línea.

Diyodohidroxiquinoleína: ¿Qué es y para qué sirve?

Presentaciones de Clortalidona

Cada cápsula puede contener 30, 45 y 50 mg de Clortalidona y presentarse en blisters de 10, 20, 30, 60 y 100 comprimidos.

En México, puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de: Lortal, Bioralin y Bufital en tabletas de 50 mg.

¿Qué tipo de diurético es Clortalidona?

La Clortalidona es un diurético tiazídico y está encargado de eliminar el exceso de agua y sal del cuerpo, aumentando la cantidad de orina producida por los riñones.

Cabe destacar que, el uso prolongado este medicamento ayuda a reducir y controlar la presión arterial a niveles normales.

Dosis y vía de administración

Vía de administración: Oral.

El tratamiento con Clortalidona habitualmente comienza entre los 12.5 mg y 50 mg al día, lo equivalente a 1 cápsula diaria.

Asimismo, se recomienda que sea tomada a la hora de comer, con un poco de líquido, preferiblemente a la misma hora y por la mañana.

En pacientes con:

  • Presión sanguínea alta: De 12.5 mg a 50 mg al día
  • Insuficiencia cardíaca: De 12.5 mg a 50 mg al día, pero en casos severos puede aumentarse de 100 a 200 mg al día
  • Edema (hinchazón debido a la retención de líquidos): No exceder la dosis de los 50 mg al día
  • En niños, pacientes de edad avanzada o con problemas renales: Deberá administrarse la dosis más baja, empleando una dosis inicial de 0.5 a 1.5 mg en 48 horas

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Clortalidona.

Contraindicaciones y advertencias

La Clortalidona no deberá administrarse si el paciente es alérgico a la sustancia activa u otros medicamentos similares.

Tampoco si presenta alguna enfermedad renal o hepática grave, si no puede producir orina, si padece gota, cálculos renales, está embarazada o en periodo de lactancia.  

Advertencia, no deberá utilizarse si padece algún trastorno circulatorio, enfermedad cardíaca, diabetes mellitus, así como bajos niveles de potasio, sodio o magnesio en su sangre.

Clortalidona y Alcohol

Al tomar Clortalidona deberá evitarse el consumo alcohol, ya que éste puede hacer que su presión arterial baje más y/o aumente el riesgo de mareos o desmayos.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Muy frecuentes: Debilidad muscular, espasmos musculares o latidos cardíacos anormales
  • Frecuentes: Sarpullido, cansancio, confusión, espasmos musculares o sensación de sed
  • Raros: Dolor de garganta, fiebre, coloración amarillenta de piel u ojos, sensación de hormigueo en manos, pies y labios; inflamación renal o dificultad para orinar
  • Muy raros: Dolor abdominal con náuseas, vómitos o fiebre, así como problemas respiratorios e inflamación de los riñones con o sin dolor

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.

REFERENCIAS