fbpx Saltar al contenido

Clofhiven: ¿Qué es y para qué sirve?

Clofhiven es un medicamento corticosteroide que se utiliza para dar alivio a los síntomas producidos por el asma bronquial. Es útil para evitar:

  • Dificultad para respirar.
  • Opresión en el pecho.
  • Sibilancia.
  • Tos.

Este medicamento está indicado para niños mayores de 6 años y adultos.

Clofhiven está compuesto con beclometasona, la cual tiene acción antiinflamatoria glucocorticoidea en la mucosa bronquial. Con ello, el paciente puede prevenir los procesos implicados en las molestias del asma.

Contenidos


¿Cómo usar Clofhiven Spray?

La vía de administración de este medicamento es bucal.

Presentación 50 microgramos

Adultos: Realizar 2 o 4 inhalaciones 3 o 4 veces al día. La dosis total puede realizarse en 2 partes cada 12 horas.

Niños: Realizar 2 o 3 inhalaciones de 2 a 4 veces al día, dependiendo la respuesta del paciente.

Presentación de 100 microgramos

Adultos: Realizar 1 inhalación 3 o 4 veces al día. La dosis total puede realizarse en 2 partes cada 12 horas.

Niños: Realizar 1 o 2 inhalaciones de 2 a 3 veces al día, dependiendo la respuesta del paciente.

Presentación de 250 microgramos

Adultos: Realizar 1 inhalación 4 veces al día. La dosis total aumentarse hasta 2 inhalaciones 3 veces al día.

Niños: Realizar 1 inhalación cada 12 horas.

¿Cómo usar el inhalador?

  1. Quite la tapa del inhalador y el espaciador.
  2. Agitar varias veces el inhalador.
  3. Conectar el espaciador al inhalador.
  4. Exhalar para sacar todo el aire posible de los pulmones.
  5. Colocar el espaciador entre los dientes y rodear con los labios para cerrar bien cualquier espacio.
  6. Inhalar manteniendo la barbilla hacia arriba.
  7. Rocíe un disparo en el espaciador presionando el inhalador hacia abajo.
  8. Respirar profundamente.
  9. Quitar el espaciador de la boca y mantener la respiración por al menos 10 segundos.
  10. Exhalar lentamente y tapar el inhalador y espaciador.

Presentaciones de Clofhiven

En el mercado, puedes encontrar, actualmente, 3 presentaciones de Clofhiven, las cuales responden a las necesidades de cada paciente.

  • Spray, caja con 1 frasco que contiene 50 microgramos de beclometasona por cada dosis, cada frasco contiene 200 dosis. Incluye válvula dosificadora y dispositivo inhalador.
  • Spray, caja con 1 frasco que contiene 100 microgramos de beclometasona por cada dosis, cada frasco contiene 200 dosis. Incluye válvula dosificadora y dispositivo inhalador.
  • Spray, caja con 1 frasco que contiene 250 microgramos de beclometasona por cada dosis, cada frasco contiene 200 dosis. Incluye válvula dosificadora y dispositivo inhalador.

Recuerda que tu médico debe establecer cuál es la mejor presentación para ti. No te auto mediques.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Clofhiven?

Si necesitas adquirir este medicamento, lo puedes hallar algunas farmacias físicas y en línea del país. El precio dependerá de la presentación que elijas.

  • Frasco de 50 microgramos con 200 dosis, su precio ronda entre 370 y 400 pesos mexicanos.
  • Frasco de 250 microgramos con 200 dosis, su precio ronda entre 300 y 350 pesos mexicanos.

Recuerda que puede adquirir Clofhiven en farmacias Prixz, Smartclub, San Pablo, entre otras.

Consideraciones antes de usar Clofhiven

Antes de iniciar un tratamiento con Clofhiven, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa.
  • Bronquitis no asmática.
  • Menores de 6 años.

Precauciones

  • Tuberculosis pulmonar activa o latente.
  • Trastornos de la hemostasia.
  • Infecciones del tracto respiratorio alto.
  • Los pacientes que hayan sido tratados con esteroides sistémicos durante periodos prolongados o en dosis altas, pueden tener supresión córtico suprarrenal.
  • No descontinuar de manera abrupta.

¿Qué efectos secundarios produce Clofhiven?

Este medicamento puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Supresión adrenal.
  • Reducción de velocidad de crecimiento en niños y adolescentes.
  • Disminución de la densidad ósea.
  • Cataratas.
  • Glaucoma.
  • Broncoespasmo paradójico.
  • Candidiasis bucal y faríngea.
  • Ronquera o irritación de la garganta.