Ir al Contenido

Ciclosporina: ¿Qué es y para qué sirve?

Ciclosporina: ¿Qué es y para qué sirve?

La Ciclosporina, pertenece a los inmunosupresores, actúa disminuyendo la actividad del sistema inmunológico y es usada para prevenir el rechazo al trasplante en pacientes que recibieron órganos sólidos como: riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas, médula ósea o trasplantes combinados.

También es utilizada para tratar los síntomas de la artritis reumatoide, enfermedades inflamatorias de los ojos y manifestaciones graves de psoriasis (enfermedad de piel que forma escamas y manchas secas), así como otros trastornos cutáneos autoinmunitarios.

Presentaciones de Ciclosporina

La Ciclosporina puede encontrarse como solución líquida de 50 ml (100 mg/ml); cajas con 10 ampolletas inyectables de 1 ml (50 mg/ml) y 5 ml (250 mg/5 ml); y en cápsulas de 25 mg y 100 mg que se toman dos veces al día.

En México, también puede ser encontrada en versión genérica o bajo los nombres comerciales de: Sandimmun®, Restasis®, Gengraf® y Neoral®.

¿Qué significa que la Ciclosporina es un inmunosupresor?

Los medicamentos inmunosupresores, también llamados antirechazo, son proporcionados para evitar que el sistema inmunológico dañe el órgano trasplantado.

De igual forma, estos fármacos disminuyen la actividad del sistema inmunológico, lo que ponen al paciente bajo el riesgo de ciertos tipos de infecciones y/o cánceres.

Algunos fármacos inmunosupresores son la Azatioprina, Ciclosporina, Micofenolato y Sirolimus, empleados en una amplia variedad de enfermedades autoinmunitarias como: artritis reumatoide, esclerosis múltiple, colitis ulcerosa, psoriasis y el rechazo de trasplante de órganos sólidos.

Dosis y vía de administración de Ciclosporina

Vía de administración: Oral e intravenosa.

La administración oral de Ciclosporina siempre debe ser administrada en 2 tomas diarias de 2.5 mg/kg de peso al día; además, deberán diluirse con jugo de naranja o manzana y agitar muy bien antes de beber.

Cabe destacar que, también pueden utilizarse otras bebidas no alcohólicas según el gusto del paciente, pero siempre exceptuando el jugo de toronja.

  • Trasplante de órganos sólidos: Debe comenzar dentro de las 12 horas previas a la operación con una dosis de 10-15 mg/kg administrada en dos tomas.

Esta dosis deberá repartirse cada día durante 1 o 2 semanas después de la operación y luego se reducirá gradualmente de conformidad con los niveles sanguíneos.

  • Trasplante de médula ósea: La primera dosis se deberá administrar un día antes del trasplante y la dosis recomendada es de 3-5 mg/kg por día.

El tratamiento deberá proseguir por 6 meses de preferencia antes de reducir progresivamente la dosis a cero hacia el año del trasplante.

  • Artritis reumatoide: En las primeras seis semanas de tratamiento la dosis aconsejada es de 3 mg/kg al día y en dos tomas.

Se podrá aumentar la dosis diaria gradualmente y sin exceder los 5 mg/kg. Para lograr una completa eficacia son necesarias 12 semanas de tratamiento.

  • Psoriasis y dermatitis atópica: La dosis inicial recomendada es de 2.5 mg/kg al día, administrada oralmente en dos tomas separadas

Si no se observa ninguna mejoría al cabo de un mes, se podrá aumentar gradualmente la dosis diaria, pero sin sobrepasar los 5 mg/kg.

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de administrar Ciclosporina.

Contraindicaciones y advertencias de Ciclosporina

  • Hipersensibilidad a la Ciclosporina o a alguno de sus componentes.
  • Pacientes con alguna alteración de la función renal o hipertensión no controlada.
  • Pacientes con psoriasis (enfermedad de piel que forma escamas y manchas secas) o que están recibiendo otros inmunosupresores.

Advertencias:

  • En mujeres embarazadas portadoras de trasplantes, que reciben inmunosupresores, aumenta el riesgo de parto prematuro.
  • Solo debe ser usado por médicos con experiencia en terapia inmunosupresora.
  • Los pacientes, trasplantados y tratados con Ciclosporina, deberán ser atendidos en hospitales debidamente equipados y con personal sanitario experimentado.
  • Pueden presentarse altas concentraciones séricas de creatinina y urea.
  • En los pacientes geriátricos, la función renal debe vigilarse con especial cuidado.
  • Durante el tratamiento con las vacunaciones pueden ser menos eficaces.

Efectos secundarios de Ciclosporina

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

Trastornos renales:

  • Muy frecuente: Disfunción renal.

Trastornos cardiovasculares:

  • Muy frecuente: Hipertensión.

Trastornos del sistema nervioso:

  • Muy frecuente: Temblor y dolor de cabeza.
  • Frecuente: Hormigueo.
  • Poco frecuente: Convulsiones, confusión, desorientación, agitación, insomnio y trastornos visuales.

Trastornos gastrointestinales y hepáticos:

  • Frecuente: Anorexia, náuseas, vómito, dolor abdominal, diarrea y disfunción hepática.
  • Rara: Pancreatitis.

Trastornos del metabolismo:

  • Muy frecuente: Hiperlipidemia (afección caracterizada por niveles elevados de lípidos en la sangre).
  • Rara: Hiperglucemia.

Trastornos musculoesqueléticos:

  • Frecuente: Espasmos musculares.
  • Rara: Debilidad muscular.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:

  • Frecuente: Hipertricosis (síndrome del hombre lobo).

Trastornos generales:

  • Frecuente: Cansancio.
  • Poco frecuente: Edema (hinchazón causada por exceso de líquido) y aumento de peso.

Trastornos endocrinos:

  • Rara: Trastornos menstruales y ginecomastia.

¿Cuál es el precio de Ciclosporina?

La Ciclosporina, en cualquiera de sus presentaciones, oscila entre los 860 y 8, 200 pesos mexicanos.

¿Dónde comprar Ciclosporina?

Podrás comprar la Ciclosporina en establecimientos como: Farmacias del Ahorro, Farmacias GI, Farmacias San Pablo, Prixz, entre otros.