Ir al Contenido

Xarelto: ¿Qué es y para qué sirve?

Xarelto es un medicamento que es usado para tratar coágulos sanguíneos que pueden ocurrir en las piernas (por trombosis venosa profunda) o en los pulmones (embolia pulmonar). Al contener rivaroxabán como ingrediente activo, es muy útil para prevenir la coagulación en pacientes que permanecen hospitalizados por tiempos prolongados y no pueden moverse de manera normal.

De igual forma, Xarelto puede usarse para reducir los riesgos de la aparición de un coágulo sanguíneo por alrededor de seis meses.

Otro uso que se le da es como coadyuvante para personas con fibrilación auricular para disminuir los riesgos de un posible accidente cerebrovascular causado por un coágulo.

Junto con la aspirina, el rivaroxabán (ingrediente activo de Xarelto) es utilizado para reducir el riesgo de un ataque cardiaco, apoplejía o muerte en personas con enfermedad de las arterias coronarias.

Mecanismo de acción de Xarelto

La acción fundamental de este medicamento se da mediante el bloqueo de un factor de la coagulación (factor Xa), por lo que reduce la tendencia de la sangre a formar coágulos.

Presentaciones de Xarelto

La presentación del medicamento es en forma de comprimidos. En el mercado hay cajas que contienen 10, 28, 30 y 56 comprimidos.

¿Cuál es la dosis de Xarelto?

Dependiendo de las razones por las cuales se administre Xarelto, suele recomendarse tomar un comprimido después de ingerir los alimentos dos veces al día. Debe tomarse aproximadamente a la misma hora.

En todo caso, se recomienda seguir las instrucciones dadas por el médico.

Riesgos y contraindicaciones de Xarelto

La dosis de este medicamento no debe modificarse sin consultarlo primero con el médico. El riesgo de dejar de tomarlo repentinamente puede aumentar su riesgo de coágulo sanguíneo o accidente cerebrovascular.

Durante todo el tratamiento con Xarelto se recomienda una estrecha monitorización clínica del paciente, siguiendo la práctica habitual de anticoagulación, a fin de detectar signos de sangrado. Su administración debe interrumpirse si se produce una hemorragia grave.

En pacientes con insuficiencia renal grave las concentraciones plasmáticas de rivaroxabán podrían estar aumentadas significativamente, lo que conllevaría un aumento del riesgo de hemorragia.

No se recomienda este producto en pacientes con los siguientes padecimientos:

  • Trastornos hemorrágicos, congénitos o adquiridos
  • Hipertensión arterial grave no controlada
  • Enfermedad gastrointestinal sin úlcera activa
  • Retinopatía vascular
  • Bronquiectasia o antecedentes de hemorragia pulmonar

Efectos secundarios de Xarelto

Este medicamento puede provocar un sangrado más abundante. Se recomienda llamar al médico de inmediato si presenta alguno de estos síntomas:

  • Moretones o sangrados fáciles (sangrar por la nariz o encías, sangrado menstrual severo)
  • Dolor, hinchazón, nuevo drenaje o sangrado excesivo de una herida o del lugar donde la aguja fue inyectada en su piel.
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Debilidad
  • Vértigo
  • Orina que se ve roja, rosada o marrón
  • Sangrado en heces
  • Tos con sangre
  • Vómito de color café
  • Debilidad
  • Cansancio
  • Visión borrosa
  • Picazón
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Urticaria

Precio de Xarelto

Su precio varía dependiendo del lugar de compra y del contenido recetado. Por lo general va de $1,362.00 MXN a los $2,497.00 MXN.

¿Dónde comprar Xarelto?

Puede encontrarse fácilmente en Farmacias Guadalajara, Farmacias San Pablo, Farmatodo y otras cadenas farmacéuticas de México.