Ir al Contenido

Cetoacidosis Diabética: ¿Qué es y cómo detectarla?

Cetoacidosis Diabética: ¿Qué es y cómo detectarla?

La cetoacidosis diabética es una complicación de la diabetes que se manifiesta por la elevación de ácido en la sangre. Estos ácidos se denominan acetonas.

¿Qué es la Cetoacidosis Diabética?

La insulina es la encargada de que la azúcar se absorba de manera correcta en el organismo para así generar energía. Al ser insuficiente o deficiente esta generación de insulina, el organismo, en particular el hígado, empieza a descomponer la grasa existente para poder usarla como energía. Esta acción, además de producir un poco de combustible para el cuerpo, crea cetonas.

Al haber gran cantidad de cetonas, ésas se van almacenando en la sangre y posteriormente en la orina. Este exceso empieza a generar problemas metabólicos que pueden llegar hasta el coma o la muerte.

Síntomas de Cetoacidosis Diabética

Cuando está ocurriendo la producción excesiva de cetonas, el cuerpo puede presentar diferentes señales que lo indicarán:

  • Náuseas y vómito
  • Dolor de estómago
  • Resequedad en boca y piel
  • Sed excesiva
  • Fatiga
  • Aliento con olor a frutas
  • Gana de orinar frecuentes
  • Dificultad para respirar
  • Confusión

Estos síntomas se irán agravado si la persona no se atiende. En caso de evolucionar puede llegar hasta el coma.

Causas de la Cetoacidosis Diabética

La baja o deficiente producción de insulina que provoca la cetona puede ser causada por:

Diabetes tipo 1 que no ha sido diagnosticada

El hecho de no estar fabricando la suficiente insulina puede ser señal de que se ha desarrollado una diabetes. Si no ha sido diagnosticada, la persona empezará a sufrir de los padecimientos hasta vaya a su médico y sea atendido.

Una enfermedad

Una enfermedad requiere mayor energía del cuerpo para ser combatida, por lo cual, puede que la insulina que se esté produciendo no sea la suficiente. Asimismo, hay enfermedades que elevan las cantidades adrenalina o cortisol; éstas disminuyen el efecto de la insulina.

Las infecciones más recurrentes que la desencadenan son: neumonía, infección urinaria, gastroenteritis, gripe, otitis medida, meningitis, apendicitis y sepsis.

Olvidar tomar la insulina

Si un paciente que ya ha sido diagnosticado con diabetes no toma su insulina, se espera que tenga consecuencias nocivas, como lo es la cetoacidosis.

Otras posibles causas

  • Ataque cardiaco
  • Trauma físico o emocional
  • Abuso de tabaco, alcohol o drogas (especialmente cocaína)

Tratamiento de Cetoacidosis Diabética

Una vez que una persona ha sufrido esta afección, se debe actuar rápidamente para evitar más complicaciones. Se debe segur el tratamiento siguiente:

  • Asegurar la ventilación y circulación adecuadas
  • Corregir el déficit hidroelectrolítico
  • Bloquear la cetogénesis con insulina y disminuir la glucosa plasmática para disminuir la diuresis osmótica.
  • Corregir la acidosis metabólica.
  • Identificar la causa
  • Monitorizar

Esta afección se trata con electrólitos e insulina.

Hidratación

La aplicación de líquidos intravenosos tiene como finalidad la expansión del volumen intravascular y extravascular para así restaurar la perfusión renal.

La hidratación debe realizarse de manera lenta por el riesgo de edema cerebral.

Insulina intravenosa

Se debe restaurar el nivel de insulina para que el cuerpo empiece a trabajar de manera adecuada de nuevo. Se puede aplicar vía intravenosa o subcutánea, dependiendo el grado de gravedad del caso.

Complicaciones de la Cetoacidosis Diabética

Es posible que el tratamiento para subsanar la cetoacidosis diabética genere algunas complicaciones, entre ellas están:

Hipoglucemia: Si se introduce con rapidez la insulina, es probable que el nivel de azúcar baje de golpe y produzca hipoglucemia.

Hipopotasiemia: La insulina y los líquidos pueden provocar que bajen los niveles de potasio el organismo. Esto puede afectar las funciones del corazón, los músculos y los nervios.

Edema cerebral: Si se ajusta con demasiada rapidez el nivel de azúcar en la sangre, el cerebro se puede hinchar o inflamar.

¿Cómo prevenir la Cetoacidosis Diabética?

Aun cuando la diabetes es incurable, esto no debe limitar la calidad de vida de quien la sufre o determinar ser víctima de complicaciones. Revisa lo que puedes hacer para prevenir una crisis de cetoacidosis.

Sé responsable con tu diabetes: Recuerda que debes mantener una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico y tomar de manera ordenada tu insulina.

Revisa tu dosis de insulina: De manera constante se debe revisar que la dosis de insulina sea la adecuada para procesar

Revisar los niveles de glucosa: La medición y registro de tus niveles de glucosa son parte importante de la vida de una persona diabética, ya que ayuda a determinar si existen alteraciones significativas en su organismo. Aprende a realizarte pruebas caseras y a cuidar esos niveles.

Revisa tus niveles de cetonas: Puedes adquirir un equipo de revisión de cetonas casero o acudir a un laboratorio para siempre saber cuál es el nivel que tienes. Recuerda que tu vida puede depender de eso.