Ir al Contenido

Triazolam: ¿Qué es y para qué sirve?

Triazolam: ¿Qué es y para qué sirve?

Triazolam es un medicamento indicado para tratar el insomnio transitorio, aunque en algunos casos puede tratar el insomnio de largo plazo.

El insomnio transitorio se refiere a aquella dificultad para dormir que suele durar menos de 7 días y puede ser causado por estrés o cambios bruscos de horarios.

Triazolam pertenece a un grupo de medicamentos llamados benzodiacepinas, las cuales actúan sobre el sistema nervioso central y tiene efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, amnésicos y demás.

¿Cuál es la dosis de Triazolam?

Este medicamento viene en tabletas, por lo tanto la vía es oral.

Si bien se debe particularizar la dosis en cada paciente, se puede hablar de una general:

  • Adultos: 0,25mg antes de dormir.
  • Ancianos o debilitados: 0.125mg antes de dormir.

Este medicamento se ingiere sin alimentos.

El tratamiento nunca debe durar más de 2 o 3 semanas.

En pacientes con insuficiencias renales o hepáticas, se debe cuidar la dosis.

¿En cuánto tiempo hace efecto Triazolam?

Una vez tomado, triazolam inicia su efecto hipnótico entre 1 y 1 ½ horas. Es importante señalar que este fármaco es efectivo para inducir el sueño pero no para mantenerlo, por lo cual el paciente puede verse despertando por las noches.

Triazolam en ansiedad

Dada sus características de benzodiacepina podría pensarse que el Triazolam puede usar como ansiolítico, sin embargo, no es recomendando. Para el uso de ansiedad se prefieren otro tipo de fármacos.

Triazolam no ha demostrado ser completamente efectivo para calmar la ansiedad, por ello se prescribe principalmente para la inducción del sueño.

¿Cuál es el nombre comercial de Triazolam?

Para comprar Triazolam debes recurrir al nombre comercial de patente de laboratorios Pfizer, llamada: Halcion.

Hasta la fecha, no existe otra marca comercial que contenga esta sustancia activa.

¿Cuál es el precio y dónde comprar Triazolam?

Halcion se presenta en una caja de 30 tabletas de 0.125mg cada una y con un precio que oscila entre los 700 y 1000 pesos mexicanos, dependiendo donde la consigas.

En México, existe una gran variedad de farmacias físicas y en línea en donde puedes conseguir este producto. Como son, Farmacias del Ahorro, Farmalisto, Prixz, Chedraui, Walmart o Benavides.

Triazolam en embarazo y lactancia

La ingesta de triazolam durante el embarazo está contraindicada. Si bien todavía la medicina no está muy segura de todos los efectos que puede causar sobre el feto, se han asociado casos de debilidad en los neonatos o abstinencia.

El periodo de lactancia se ha demostrado que se excreta este fármaco por medio de la leche materna, por lo cual también se debe evitar.

Triazolam con alcohol

En definitiva, la toma de alcohol con triazolam está prohibida. Los efectos sedantes del fármaco se potencializan al combinarlo con bebidas alcohólicas. Se debe evitar para poder prevenir accidentes.

¿Cuáles son las contraindicaciones y precauciones de Triazolam?

Se deben tomar en cuenta las siguientes recomendaciones antes de tomar triazolam, para así poder evitar tener efectos no deseados:

  • No tomar si eres hipersensible a las benzodiacepinas.
  • Evitar si sufres de miastenia gravis.
  • Evitar si tienes insuficiencia respiratoria.
  • Contraindicado en casos de apnea del sueño.
  • No tomar en caso de insuficiencia hepática grave.
  • No combinar con ketoconazol, itraconazol, nefazodona, efavirenz e inhibidores de la proteasa.
  • No apto para menores de 18 años.
  • Precaución en ancianos.
  • Tener cuidado en pacientes con insuficiencia renal.
  • Revisar el tratamiento en pacientes con historial de abuso de sustancias.
  • Existe riesgo de tolerancia al fármaco.
  • No interrumpir de forma brusca.
  • No usar en ansiedad asociada a la depresión.

Efectos secundarios de Triazolam

En algunos pacientes pueden aparecer uno o más de los siguientes síntomas. Si alguno se presenta de forma reiterada o grave, debes llamar a tu médico.

  • Somnolencia.
  • Confusión.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Debilidad muscular.
  • Ataxia.
  • Diplopía.