Ir al Contenido

Selegilina: ¿Qué es y para qué sirve?

Selegilina: ¿Qué es y para qué sirve?

La Selegilina es un fármaco utilizado para controlar los síntomas de la Enfermedad de Parkinson (trastorno del sistema nervioso que causa dificultades con los movimientos, el control muscular y el equilibrio).

Además, pertenece a los medicamentos inhibidores de monoamino oxidasa tipo B (MAO-B), los cuales, funcionan al aumentar la cantidad de dopamina (sustancia natural que es necesaria para controlar los movimientos) en el cerebro.

¿Dónde comprar Selegilina y cuánto cuesta?

Si desea comprar Selegilina, en México, puede consultar los puntos de venta clásicos y en línea, pero en Prixz comparamos su producto en todas las farmacias del país y le damos el mejor precio del mercado.

Además, es posible que en Prixz encuentre mejores precios y promociones de Selegilina, ya que también hacemos envíos nacionales y todo nuestro equipo está especializado en salud y medicamentos.


No olvide descargar hoy mismo la aplicación de Prixz desde su celular, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Presentación

Generalmente, la Selegilina puede encontrarse en cajas con 20, 30 y 50 tabletas.

En México, también puede ser encontrada bajo el nombre comercial de Niar. 

¿Qué contiene la Selegilina?

Cada tableta contiene:

  • 5 mg de Clorhidrato de selegilina

Medicamentos relacionados

Los siguientes fármacos también son útiles para la Enfermedad de Parkinson: Rivastigmina, Akineton, Rasagilina, Citicolina, Clozapina, entre otros.

Dosis y vía de administración de la Selegilina

Vía de administración: Oral.

  • Dosis inicial: Tomar de 2.5 a 5 mg, cada 24 horas, por la mañana o dividido cada 12 horas
  • Dosis de mantenimiento: Tomar 5 mg (1 tableta) cada 12 horas; pero en todo caso el doctor deberá evaluar la dosis de Selegilina, y de los antiparkinsonianos conjuntos, para obtener la respuesta terapéutica esperada

Importante, las dosis recomendadas son indicativas y siempre se deberá consultar a un médico antes de tomar Selegilina.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Taquicardia y angina de pecho
  • Tratamiento con antidepresivos o con Meperidina
  • Hipotensión arterial, úlcera péptica o gastroduodenal
  • Enfermedad de Graves, feocromocitoma y tirotoxicosis
  • Arritmias cardiacas, psicosis grave y demencia avanzada
  • Glaucoma de ángulo cerrado y adenoma prostático con retención urinaria
  • Hipersensibilidad conocida al principio activo o a cualquiera de sus componentes
  • Tremor esencial, corea de Hungtington o trastornos extrapiramidales sin reacción con deficiencia de dopamina

Advertencias:

  • La Selegilina no se debe administrar a pacientes que reciben Fluoxetina
  • Conserve la caja bien cerrada, a no más de 30°C y protéjala de la luz solar
  • Puede alterar o impedir la habilidad para conducir u operar maquinaria peligrosa, en especial al comienzo del tratamiento
  • No consuma alimentos que contengan Tiramina, como quesos añejos, embutidos fermentados, cerveza, vino tinto y algunas frutas
  • Evite usar dosis mayores de 10 mg al día, debido a que aumenta el riesgo de inhibición no selectiva de la monoamino oxidasa (MAO)
  • Algunos pacientes pueden experimentar efectos asociados con el aumento en la cantidad de dopamina, por supersensibilidad en sus receptores postsinápticos, efectos que se reducen al disminuir la dosis

Selegilina y Alcohol

Al tomar Selegilina deberá evitarse el consumo de alcohol, especialmente vino tinto, jerez y cerveza, ya que éste puede potenciar la aparición de efectos secundarios y sobrecargar el hígado; además aumenta el riesgo de sufrir mareos o desmayos.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Náuseas y vómito
  • Sensación de vértigo y cansancio
  • Psicosis, discinesia e hipercinesia
  • Visión borrosa, alucinaciones y confusión
  • Insomnio, euforia y sensación de intoxicación
  • Dolor de cabeza, sabor desagradable y anorexia
  • Reacciones cutáneas, dificultad para la visión y edema
  • Elevación de la creatinina, fatiga, sudoración e hipotensión ortostática
  • Ansiedad, depresión, palpitaciones, angina de pecho y arritmias cardiacas
  • Hipertensión, hipotensión, constipación, xerostomía y recurrencia de úlcera péptica

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.