Ir al Contenido

Sabin: ¿Qué es y para qué sirve?

Sabin: ¿Qué es y para qué sirve?

Sabin es una vacuna oral utilizada en niños, de 6 meses a 5 años, y en adultos, hasta 18 años, para prevenir la infección causada por los virus de la Poliomielitis tipo 1, 2 y 3.

La vacuna contiene estos virus en una forma viva y debilitada, por ello, cuando una persona recibe la vacuna, su sistema inmunitario actúa haciendo que el organismo produzca su propia protección (anticuerpos) frente a los virus poliomielíticos.

La infección por Poliomielitis produce parálisis de los músculos, no tiene cura y tampoco se puede pronosticar cómo reaccionará una persona a la infección, por lo tanto, la vacunación es la mejor forma de protección frente a esta enfermedad.

¿Cuál es el precio de Sabin?

En México, Sabin solo puede ser comprado por las autoridades del sector salud o del Gobierno Federal; además, generalmente se aplica durante las fechas de la Primera y Segunda Semana Nacional de Salud y Vacunación.


Sin embargo, descargue hoy mismo la aplicación de Prixz para obtener los mejores precios de medicamentos, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

Presentación

Sabin puede encontrarse como un líquido transparente de solución oral, color rosa o amarillo, en un gotero con 10 dosis; 1 dosis es de 2 gotas.

¿Qué reacción produce vacunarse contra la Polio?

Generalmente, la vacuna contra la poliomielitis es segura, pero después de su aplicación puede presentarse dolor de cabeza, vómito y diarrea, que se resuelven espontáneamente.

Sabin tiene una bajísima probabilidad de que la persona vacunada presente parálisis; sin embargo, el riesgo de este evento es mucho menor que las complicaciones que se presentan por la infección por el polio virus.

Dosis y vía de administración de Sabin

Vía de administración: Oral.

Un médico o enfermera le administrará la dosis recomendada de Sabin a usted o a su hijo.

La vacuna se administrará en la boca, pero no debe administrarse, bajo ninguna circunstancia, utilizando una aguja o jeringa.

  • Dosis inmunizante: 3 gotas del envase de Sabin

La vacunación primaria se compone de tres administraciones y se recomienda iniciarla a partir de los 2 o 3 meses de edad, siguiendo esta pauta:

  • 1ra. dosis: En la fecha elegida
  • 2da. dosis: 2 meses después de la primera dosis
  • 3ra. dosis: 2 meses después de la segunda dosis

Dosis de recuerdo: Se recomienda la administración de una dosis de recuerdo entre los 15 a 18 meses de edad, así como 1 o 2 dosis más entre los 6 y 14 años.

Importante, a los niños que no hayan recibido las 3 dosis de la vacunación primaria y/o las dosis de recuerdo, se les debería administrar las dosis necesarias para completar el esquema de vacunación.

¿Cuándo no vacunar a tu hija (o) con esta vacuna?

Sabin solo está contraindicada en bebés menores de 2 meses y en pacientes con: 

  • Cualquier tipo de cáncer maligno
  • Enfermedad aguda y con temperatura mayor a los 38.5°C
  • Antecedentes de un evento grave o reacción alérgica a dosis previas
  • Inmunodeficiencia congénita (problemas de defensas desde el nacimiento) o padecer SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida)
  • Tratamiento con medicamentos que disminuyan las defensas naturales del cuerpo, como los cortico esteroides, radioterapia o quimioterapia

Efectos secundarios

Esta vacuna puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Dolor de cabeza
  • Fiebre, vómitos y diarrea
  • Hinchazón de los ojos y la cara
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Repentina bajada de la presión arterial y pérdida de conciencia

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.