fbpx Saltar al contenido

Lepra: ¿Qué es y cómo se trata?

La lepra es una enfermedad crónica de bajo contagio que es causada por la bacteria Mycobacterium leprae. Esta enfermedad se caracteriza por provocar lesiones en la piel, daños en los nervios periféricos y alteraciones nocivas en los ojos y vías respiratorias superiores.

¿Cómo se contagia la lepra?

Aunque es de bajo contagio, la lepra puede transmitirse por las pequeñas gotas que expulsa una persona infectada por la boca y la nariz. Cabe señalar, que una persona sana, de manera natural, tiene defensas para combatir a la bacteria de la lepra, por lo que la transmisión se da en personas con mayor susceptibilidad como sistema inmune deprimido o predisposición genética.

La lepra tiene un promedio de incubación de 5 años; algunas personas pueden presentar síntomas sólo 1 años después de haber sido contagiados o hasta 20 años después.

¿Qué animal produce lepra?

Hace pocos años, se ha establecido dentro del ámbito científico que el armadillo, y, en particular, su hígado, contiene la bacteria generadora de lepra.


En el continente americano, en algunas poblaciones es común el consumo de este animal, sin embargo, existe riesgo de exposición a la bacteria y, por ende, al contagio.

Síntomas de la lepra

Cuando una persona empieza a manifestar señales de la enfermedad, se puede visualizar lo siguiente:

  • Lesiones en la piel que son más claras que el tono natural.
  • Lesiones en la xpiel que tienen menos sensibilidad al calor o al frío.
  • Lesiones que no sanan después de semanas o meses.
  • Entumecimiento de extremidades.
  • Ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas.

Si la lepra avanza, puede ocasionar desfiguramiento, daño neurológico permanente en brazos y piernas y pérdida de sensibilidad.

Tipos de lepra

Actualmente, se puede clasificar en dos la lepra, según la forma en que se presenta:

Lepra tuberculoide: Es la forma menos grave de lepra. Presenta grandes manchas que primero tienen mucha sensibilidad y después una ausencia de ésta. Las manchas tienen poca carga bacteriana.

Lepra lepromatosa: Se presentan grandes nódulos o lesiones en la piel, que, a medida que avanza el tiempo, producen deformaciones. Se destruyen tejidos como cartílagos de orejas y nariz. Existen pérdidas sensoriales.

Diagnóstico y tratamiento

Para determinar la existencia de lepra en una persona, se realizan biopsias o raspados en la piel.

Una vez confirmada la existencia, se usa una mezcla de antibióticos que se deben tomar por periodo de 6 a 12 meses: dapsona, rifampina, clofazamina, macrólidos, minociclina y fluoroquinolonas.