Ir al Contenido

Isoflurano: ¿Qué es y para qué sirve?

Isoflurano: ¿Qué es y para qué sirve?

El Isoflurano es un éter halogenado que se utiliza como anestésico inhalatorio durante una cesárea u operación quirúrgica.

Ayuda a controlar el dolor y dejar inconsciente al paciente, al mismo tiempo que controla la reacción del cuerpo al estrés, alivia el miedo y la ansiedad que conlleva una cirugía.

Por ello, la anestesia general se utiliza normalmente para cirugías amplias y prolongadas, pero también se puede usar durante procedimientos más cortos y limitados; además, un paciente puede recibir más de un tipo de anestesia durante su operación.

¿Dónde comprar Isoflurano en México y cuánto cuesta?

El precio aproximado de este anestésico no se contempla en este caso, ya que no se trata de un medicamento de venta al público en México y solo se administra en los hospitales antes de una cirugía u otro procedimiento quirúrgico.


Sin embargo, descargue hoy mismo la aplicación de Prixz para obtener los mejores precios de medicamentos, ya está disponible en Google Play (Android) y App Store (iOS).

Desde la app de Prixz puede pedir sus medicamentos y artículos de higiene hasta la puerta de su casa, oficina o donde se encuentre, solo no olvide revisar las zonas de cobertura en CDMX.

¿Qué es el Sevoflurano y para qué sirve?

El Sevoflurano es un anestésico general que se utiliza en cirugías para niños y adultos. Pertenece a la familia de los éteres halogenados, por lo que es un anestésico líquido volátil, pero no inflamable.

Puede estar relacionado con otras presentaciones fabricadas por distintos laboratorios o centros especializados como:

  • Floves, elaborado por los Laboratorios Pisa
  • Sovener, elaborado por los Laboratorios Tecnofarma

Al ser un líquido que se volatiliza al contacto con el oxígeno, debe ser empleado por un anestesiólogo. El uso de Sevoflurano ya vaporizado induce a un sueño profundo al paciente.

Medicamentos relacionados

Los siguientes medicamentos también son útiles anestésicos: EtomidatoSuccinilcolinaTiopentalKetamina, Halotano, Sevoflurano, entre otros.

Dosis y vía de administración del Isoflurano

Vía de administración: Inhalatoria.

El Isoflurano solo debe ser administrado, por un médico anestesiólogo, en una sala de operaciones, ya que el gas será inhalado por el paciente e irá directamente a sus pulmones antes y durante la cirugía.

Cabe destacar que, la dosis siempre deberá ser individualizada para cada paciente y, además, debido a que no existe un anestésico general ideal, normalmente se utiliza una combinación de medicamentos inyectables o inhalables.

Contraindicaciones y advertencias

Este medicamento está contraindicado en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con: 

  • Enfermedad hepática
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Antecedentes de hipertermia maligna
  • Debilidad y fatiga aguda de los músculos
  • Exposición previa a la anestesia con Isoflurano
  • Feocromocitoma (tumor que secreta hormonas)
  • Reacción alérgica o inusual al Isoflurano u otros anestésicos

Advertencias:

  • Para reducir el riesgo de mareos o desmayos, no se siente, ni se ponga de pie con rapidez, especialmente si es un paciente de edad avanzada
  • El Isoflurano puede afectar durante 24 horas su capacidad de conducir o realizar cualquier actividad que le exija permanecer en estado de alerta
  • No intente conducir de regreso a su hogar después de haber recibido Isoflurano para una cirugía menor, ya que puede sentirse muy mareado y aturdido

Isoflurano y Alcohol

Al haber recibido Isoflurano como anestesia deberá evitarse el consumo de alcohol, ya que éste puede provocarle fuertes mareos o somnolencia; por ello, evite tomar bebidas alcohólicas durante 24 horas después de haber sido operado.

Efectos secundarios

Este medicamento puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran, tales como:

  • Alucinaciones
  • Náuseas y vómito
  • Escalofríos y temblores
  • Alta temperatura corporal
  • Latidos cardíacos irregulares
  • Somnolencia y dolor de cabeza
  • Sensación de mareo o desmayos
  • Color amarillento de los ojos o la piel
  • Respiración lenta o dificultad para respirar

Importante, dichos síntomas generalmente desaparecen al suspender el tratamiento, pero si empeoran o persisten consulte a su médico.